Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
June 16, 2024 3:05 pm
Cosas de Barrio

Lo escuché en el Yotivenco – Agosto 2023

• Encuentro homenaje a Elías Castelnuovo

El martes 29 de agosto a las 18:30, en el marco del 130° aniversario de su natalicio, se llevará a cabo la jornada homenaje al destacado escritor Elías Castelnuovo, máximo exponente de las letras linierenses. Como cada año, el encuentro tendrá lugar en la sede del centro cultural homónimo, sito en Montiel 1041, a metros de Tonelero, Liniers. En esta oportunidad, formarán parte del panel la Prof. Nélida Pareja, titular de la Junta de Estudios Históricos de Liniers, y el historiador Gabriel Turone, que evocarán la figura del escritor nacido en Uruguay y radicado y aquerenciado en las Mil Casitas de Liniers, donde falleciera en octubre de 1982. Además, durante el encuentro se realizará la presentación del libro “Cruentos de escritorpes”, la selecta antología de cuentos elaborada por los integrantes del Taller de Redacción Literaria del centro cultural Elías Castelnuovo, que coordina Ricardo Nicolini. Amenizarán la jornada los integrantes de los talleres de Repertorio y Teatro, con canciones y teatralizaciones de cuentos. La entrada es libre y gratuita.


• La Orquesta Típica Liniers sigue haciendo bailar al barrio

La Orquesta Típica Liniers, que dirige el maestro Diego Pirrone, continúa ensanchando a puro tango y milonga su historia artística, en el barrio que homenajea y que la vio nacer. El 28 de julio engalanó con su música la Casa de la Cultura de Liniers para continuar dándole forma a los festejos de los 150 años del barrio, con una espectacular milonga rebosante de bailarines. Posteriormente, el viernes 25 de agosto, la orquesta integrada por quince jóvenes músicos locales y un ruso, volverá a presentarse, en este caso en el escenario de El tanque cultural, de Acasusso 6930, Liniers. Su cuidado repertorio, plagado de melodías de las décadas de oro del tango -y ejecutadas con maestría- viene cosechando aplausos que convierten a la Orquesta Típica Liniers en una de las agrupaciones musicales locales más exitosas del nuevo milenio.


• El puesto de diarios de Hugo y José ya es parte de la historia barrial

Cerca de las 5 de la mañana del domingo 30 de julio, un camión del Gobierno porteño se estacionó junto a la escuela República Francesa, de Montiel 153. Poco después, tres operarios engancharon el histórico puesto de diarios, lo subieron al vehículo y lo retiraron, para ponerle fin a una historia de casi medio siglo distribuyendo papel con tinta. El mítico puesto, que durante décadas atendieron Hugo y José, llevaba cerrado varios años; más precisamente desde que se desató la pandemia. José falleció primero y al poco tiempo le siguió Hugo. Sus hijos no quisieron continuar con el legado familiar y, al no estar escriturado el puesto, tampoco podían vender la parada. Los vecinos aseguran que estaba lleno de libros. Su historia se emparenta con el puesto de Miguel y Jorge, de Ramón Falcón y Carhué, que corrió la misma suerte a mediados del año pasado.


• Felicidad por la llegada de Chloe García

El martes 1° de agosto a las 19:25, hizo su arribo triunfal a este mundo la pequeña Chloe García (foto). La felicidad de mamá y papá primerizos (los linierenses Rosi Bogado y Seba García) explotó en el Sanatorio Los Arcos, donde los obstetras precisaron que la princesa pesó 2.9 kgs. y midió 47 cms. Y en medio de ese aluvión de ternura, quien no para de acumular baberos es el querido José Luis García, más conocido como “el Gallego de Liniers”, que en poco más de un mes y medio se convirtió en abuelo por partida doble. Primero, el 12 de junio, celebró la llegada de Felicitas -fruto del amor de Daniela y su hijo Xavier- y ahora el festejo se extendió con la pequeña Chloe. Algunos vecinos aseguran que tanto el Gaita como la Petty Marina, ya están duchos en el arte de cambiar pañales y acunar chancletas, y -mientras atienden el todo suelto de Cañada de Gómez y Caaguazú- están haciendo el curso virtual y acelerado en el arte de malcriar nietas ¡Muchas felicidades familia! ¡Y lo mejor para esta verdadera belleza!


 Amor de abuelo. Toda la emoción en el rostro del entrañable José Luis García, que acaba de recibir a Chloe, su segunda nieta, fruto del amor de Rosi y Sebastián.

• Adiós al soñador de las tres tiras

El 15 de agosto pasado, a los 85 años, falleció Carlos Ruiz, el histórico embajador y fanático de Adidas, que desde su local de Emilio Castro y Guaminí supo hacer un templo vintage de la popular marca alemana. “Ruiz Deportes” abrió sus puertas en 1980 y dos años más tarde se instaló definitivamente en el local de Emilio Castro 7312, donde llegó a atesorar cerca de tres mil pares de zapatillas de colección, de las décadas del 70’, 80’ y 90’, fabricados por la ya desaparecida Gatic Argentina. Hasta allí se acercó gente de los cinco continentes a buscar calzado que sólo existía en su local. Hasta el mismísimo Noel Gallagher, vocalista de Oasis, se corrió hasta Ruiz Deportes para encontrar el modelo que había buscado sin éxito por el mundo entero, y algo similar le ocurrió al líder de la banda inglesa The Stone Roses, Ian Brown, que en el local de Mataderos halló las Adidas que buscaba desde hacía treinta años. Para algunos, Carlitos Ruiz era un nostálgico empedernido, y para otros, un visionario. Tras las crisis de 2001, en febrero de 2002 se supo que Gatic Argentina ya no tendría la licencia de los productos Adidas en el país. Como efecto dominó, muchos locales deportivos comenzaron a cerrar, pero Carlos Ruiz fue contra corriente: mientras todos vendían, él decidió comprar. Al poco tiempo, sus zapatillas y conjuntos deportivos se convirtieron en un objeto de culto, no sólo en Argentina sino en el mundo entero. Hasta que, en 2014, un grupo de coleccionistas ingleses de zapatillas y directivos de Adidas, viajó a Buenos Aires para corroborar aquello de que en Mataderos había una tienda que atesoraba cientos de modelos vintage. En la visita, los ingleses inspeccionaron las piezas del museo personal de Carlos Ruiz y afrontaron el duro trabajo de convencer al propietario que vendiera esos modelos de calzado únicos. Ruiz aseguró luego que recibió una buena cantidad de dinero, aunque no dejó trascender la cifra. “Lo que yo cobro es un precio de coleccionistas. Me cuesta desprenderme de algunas cosas, porque ya no tienen reposición”, expresó. Pero no sólo se llevaron reliquias en sus cajas originales, sino que, además, el gigante Adidas grabó un documental sobre este entrañable personaje de Mataderos. Y para refrendar su admiración, la firma elaboró en su homenaje un modelo con su nombre: la Adidas SPZL NY “Carlos”, inspirada en unas zapatillas de los ochenta encontradas en su local, pero con los colores argentinos (celeste con tiras blancas) que también incluye dos remeras. La línea completa fue exhibida en una expo de diseño retro, en Manchester, y al local de Mataderos llegaron cincuenta pares de esa edición especial. Aquel local fue su hogar, pero también el inicio de su calvario. En el 95’ fue víctima de un violento asalto en el que recibió dos disparos, uno en la cabeza y otro en el abdomen, que lo tuvieron a maltraer hasta el final de sus días. Desde aquel episodio, sus movimientos eran limitados y el local era su terapia. Oriundo de Santiago del Estero, a Carlos le encantaba ir a ver los partidos de fútbol de sus dos nietos. Esa, y algún café compartido en un bar de Emilio Castro, eran sus únicas salidas, hasta que la pandemia lo obligó a recluirse en su casa del pasaje Finlandia, y las puertas de Ruiz Deportes, que aún se mantiene detenido en los 80’, ya no volvieron a abrirse. Tal vez Fernando, su único hijo, sea el encargado de mantener vigente el legado para seguir haciendo de las tres tiras, el paraíso de la nostalgia.

Nostalgia en zapatillas. El recuerdo del inolvidable Carlos Ruiz, que desde su local de Emilio Castro y Guaminí, supo darle forma a un verdadero museo viviente de calzado e indumentaria Adidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *