Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 24, 2024 11:07 pm
Cosas de Barrio

Lo escuché en el Yotivenco – Septiembre 2023

Colonia para afiliados de PAMI en el Club Liniers

El miércoles 20 de septiembre, en el marco del Día del Jubilado, el PAMI firmó un convenio con el Club Liniers por el que pondrá en marcha una colonia de actividades deportivas y recreativas destinada a vecinos afiliados al PAMI. Allí, los adultos mayores podrán realizar actividades en el natatorio dos veces a la semana, además de talleres recreativos, en forma totalmente gratuita. El acuerdo se oficializó con la firma de Omar Dolz, presidente del Club Liniers; Luciano Polimeni, miembro de CD; Mónica Revelli, coordinadora de Políticas Sociales de la UGL de PAMI; y Adriel Larrarte, coordinador de UGL, a partir de la gestión realizada por los juntistas locales Lorena Crespo y Juan José Cháves (foto). Con esta nueva Colonia, ya son tres las sedes que ofrece el PAMI en el ámbito de la Comuna 9. Además del Club Liniers, de Palmar 7035, esquina Montiel, también están las del Club América del Sud (Francisco Bilbao 3760, Parque Avellaneda) y del José Hernández (Bragado 5750, Mataderos).

Jubilados al agua. El PAMI acaba de firmar un convenio con el club Liniers, de Palmar y Montiel, para que los jubilados de la zona, afiliados a esa obra social, puedan disfrutar gratuitamente de la histórica pileta dos veces a la semana.

Liniers y Mataderos brillaron por su ausencia en “La Noche de los Museos”

El sábado 23 de septiembre, entre las 19 y las 2 de la madrugada, tuvo lugar la 19ª edición de “La Noche de los Museos”, en la que más de 290 espacios culturales y museos de la Ciudad volvieron a abrirles gratuitamente sus puertas a los vecinos para disfrutar de diversas muestras, exhibiciones, visitas guiadas y actividades artísticas. En la Comuna 9, no obstante, el Espacio Cultural Chacra de los Remedios, del parque Avellaneda, fue la única sede que formó parte de la grilla. Tal como ocurriera en la edición anterior, Liniers y Mataderos fueron los dos únicos barrios porteños que estuvieron ausentes en esta tradicional movida cultural. Por la Comuna 9, sólo la Chacra de los Remedios, del parque Avellaneda, estuvo incluida en la programación. Ni el Museo Criollo de los Corrales, ni la sede del Club Atlético Vélez Sarsfield, ni el cine teatro El Plata, ni el Santuario de San Cayetano, ni la Casona de los Olivera, ni el predio del Mercado de Hacienda, ni el Mirador del Santojanni, formaron parte del que se considera el evento cultural porteño más masivo e importante del año ¿Desinterés? ¿Impericia? ¿Ninguneo? ¿Desidia? ¿Negligencia? Tal vez todo eso junto, en un combo letal que habla por sí solo de la escasa importancia que tiene el sudoeste porteño en la toma de decisiones del Gobierno de la Ciudad y la falta de acción, en consecuencia, de los integrantes de la Junta Comunal 9. En ese sentido, la museóloga y titular del Foro de la Memoria de Mataderos, Zulema Cañas, puntualizó “el Gobierno de la Ciudad no nos provee nada para la Noche de los Museos, las instituciones debemos afrontar todo el gasto y no estamos en condiciones de hacernos cargo de traslados, seguridad, iluminación, personal, etc.”. Y agregó “por otra parte, jamás nos convocaron para que participemos ni desde el Ministerio de Cultura ni desde la Comuna 9”.


La parroquia San Enrique festejó sus 64 años en Liniers

Como cada año, el 13 de septiembre la parroquia San Enrique celebró un nuevo aniversario, a 64 años de su fundación, ocurrida en 1959 cuando comenzó a funcionar como una pequeña capilla en el corazón del barrio de Liniers. San Enrique, su santo patrono, desciende de la dinastía de Carlomagno y con el nombre de Enrique II gobernó como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1014 y 1024, año en el que abdicó para dedicarse a misionar llevando la palabra de Dios. Los festejos patronales se iniciaron el domingo 3 de septiembre, con una “jornada de espiritualidad”, de la que participó el obispo auxiliar de Buenos Aires y Vicario de Flores, monseñor Ernesto Giovando, cuyo objetivo fue reflexionar sobre las conclusiones del sínodo que la Iglesia Católica desarrolló a nivel mundial, y sobre las recomendaciones del Papa Francisco en la Jornada Vaticana sobre los abuelos y la importancia del vínculo intergeneracional. Por otra parte, como actividad misionera intergeneracional, el sábado 9 el cura párroco Esteban Sacchi, junto a los niños que asisten a catequesis, compartió una tarde con los adultos mayores de uno de los hogares geriátricos de la zona. Pero la celebración más convocante tuvo lugar el sábado 16 de septiembre, cuando se desarrolló la tradicional procesión por las calles del barrio, portando las imágenes de Ntra. Sra. de Lujan, San Enrique y Santa Cunegunda. La partida fue a las 16.30 desde la plaza Sargento Cabral, para luego avanzar por José León Suárez, Tonelero, Saladillo, Caaguazú, Timoteo Gordillo y Tonelero, hasta arribar finalmente a la sede parroquial (Estero Bellaco 6943, a metros de Cosquín y Tonelero) donde concluyó la procesión. La marcha estuvo encabezada por monseñor Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires y Vicario de la Pastoral de Villas de Emergencia, junto al Padre Esteban. Una vez finalizada, ambos celebraron la misa, para finalmente concluir la jornada con un refrigerio en el jardín del salón parroquial.


“Ave María purísima”, de Toledo a Mataderos

Desde el viernes 8 de septiembre, un singular rectángulo de cerámica les da la bienvenida a los visitantes del Museo Criollo de los Corrales. Allí se lee un texto proveniente de una histórica mayólica que se hallaba en el Convento de los Capuchinos de Toledo, destruido durante el bombardeo del Alcázar en 1936, en los albores de la guerra civil española. De allí deriva el mentado “Ave María Purísima”, que solía pronunciar quien llegaba a un sitio antes de bajarse del caballo, y si no recibía como respuesta el “sin pecado concebida”, ni siquiera se apeaba. La mayólica se luce en la recova mataderense, en el acceso al emblemático museo que se encuentra próximo a celebrar sus 60 años de trayectoria. Junto a la fachada sur del Alcázar de Toledo, se hallaba desde el siglo XVII el monasterio de los Capuchinos y el templo de Santa Leocadia. En la entrada podía verse una mayólica con el siguiente texto: “Atención Jesús y qué mal que haría el que en esta casa entrare y por descuido dejare de decir Ave María. Y también quien ya oída palabra tan celestial no respondiera puntual sin pecado concebida”. Tras el asedio y el intenso bombardeo que sufriera el Alcázar, el emblemático edificio de la Academia Militar de España quedó prácticamente reducido a escombros. Lo mismo ocurrió con la iglesia y con el convento. El Alcázar fue reconstruido, pero no las construcciones anexas, y el contenido de la cerámica cayó en el olvido. Hoy, ese texto les da la bienvenida a los visitantes del Museo Criollo.


Cuando la desidia deja sin nombre a dos plazoletas

A fines de noviembre del año 2000, la Legislatura porteña bautizó con los nombres de Tomás Ditarante y de Santiago Chiérico a las dos plazoletas secas de Liniers, ubicadas en José León Suárez, Humaitá y los  pasajes Miguel Santi y Luchter (Ley 531/2000). El proyecto surgió como una iniciativa de la Junta de Estudios Históricos de Liniers, con la intención de rendirle un merecido homenaje a dos de los artistas plásticos más destacados de la zona, cuya trascendencia alcanzara fama mundial: el pintor Tomás Di Taranto y el escultor Santiago Chiérico. Hoy, sin embargo, a más de veinte años de ese reconocimiento, ambas plazoletas naufragan en el olvido y son una muestra más de la desatención que demuestra el Gobierno porteño y la Comuna 9 hacia el barrio de Liniers. Aunque al menos ya no muestran la suciedad que presentaban hasta hace unos meses, ambos espacios públicos carecen de los carteles que indiquen sus respectivas denominaciones, que fueron quitados antes de la pandemia y jamás se volvieron a colocar. Es hora de que algún funcionario se ocupe del tema, para que el homenaje a estos dos maravillosos artistas de Liniers vuelva a ocupar el lugar que marca la ley.

Problemas de cartel. Las plazoletas Tomás Di Taranto y Santiago Chiérico, de José León Suárez y Humaitá, carecen desde hace años de la placa identificatoria que homenajeara a ambos artistas. Los vecinos reclaman su urgente colocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *