Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
June 20, 2024 10:34 pm
Cosas de Barrio

Cordobazo

Vélez venció por la mínima a Instituto en Alta Córdoba por la fecha 11 de la Copa de la Liga y se trajo una victoria importantísima en su lucha por alejarse de la zona roja. El auspicioso debut de Lautaro Garzón en la valla fortinera y el escandaloso arbitraje de Merlos, fueron los protagonistas del partido. En la Primera C, Liniers logró clasificarse a las semifinales del reducido por el ascenso, tras empatar como local ante Real Pilar.

En la primera etapa, el Fortín salió decidido a ser protagonista del partido. Sabía que otra final fuera de casa, misión que se había tornado una tarea complicada, ya que no había tenido buenos resultados en condición de visitante. 

Así las cosas, en los primeros minutos Vélez avisó en los pies de Brian Romero, que remató muy sutilmente tras una excelente cesión de Santiago Castro y no complicó al arquero Roffo. Con un buen manejo del balón, la visita supo plantarse y trabar el juego de la Gloria, que casi no tuvo chances de probar al joven guardametas fortinero, quien debió calzarse los guantes tras confirmarse la lesión del Chila Gómez.

Llegando a la media hora de juego, vino un tiro libre a favor de la visita. El encargado de ejecutarlo fue Claudio Aquino, quien la mandó con rosca al área buscando que alguno de sus compañeros la tocase, pero el balón ingresó directo por el palo izquierdo de arquero que se estiró en vano y desató la euforia velezana. 

Si bien la leve ventaja en el marcador acompañada del buen juego le daba a la vista una mayor tranquilidad, los dirigidos por el Gallego Méndez pudieron haber estirado las cifras en el primer tiempo, pero fallaron en la puntada final, como el disparo de Castro que se fue apenas desviado antes de concluir la etapa inicial.

En el segundo tiempo los locales buscaron inquietar al equipo velezano, aunque sin claridad y con escaso peligro, apenas con jugadas aéreas que no fueron complicadas para Garzón, que realizó su debut en la primera división del club que lo formó.

A los 4 minutos, en otra jugada rápida, Santiago Castro se llevó la pelota con marca encima por el sector izquierdo y habilitó con un centro preciso a Brian Romero, quien remató en el borde del área chica y gritó el segundo de Vélez. Sin embargo, lo que era un gol inobjetable para el Fortín -que ningún jugador de Instituto protestó- fue anulado de pronto por el juez Merlos, por una falta inexistente que el VAR no se atrevió a contradecir. La labor de Merlos resultó -al menos- llamativa, inclinando la cancha en favor del local y dejando pasar infracciones claras en favor de la visita.

En los últimos minutos, el equipo de Liniers se retrasó en la cancha, cedió espacio y se prestó a sufrir a muy poco del final. La defensa y el joven arquero -que se quedó con la última pelota del partido- fueron vitales para mantener la ventaja. Con templanza y carácter defender fue el objetivo y así lo hicieron.

En síntesis, una victoria agónica y necesaria para sumar y alejarse de la zona del descenso, cuando aún restan tres partidos para la finalización del torneo (calvario) que, no obstante, lo tiene al Fortín en zona de clasificación a cuartos de final. El próximo encuentro será en Liniers frente a Talleres, el domingo 5 desde las 16.

Pasaje a semis

Por el reducido de la Primera C, Liniers empató como local ante Real Pilar en la vuelta de los cuartos de final en la lucha por el ascenso. El gol de Ariel Torres a poco del final, le dio ventaja a la Topadora en el global, que terminó empatando en un gol con el Monarca.

En el primer tiempo, a los 4 minutos, la visita abrió el marcador rápidamente en los pies de Antonio Samaniego.  Tanto que trajo polémica porque la defensa del Celeste reclamó posición adelantada que no fue cobrada.

El juego intenso y rápido predominó en todo el desarrollo del partido, ya que con ese resultado parcial se venían los penales para definir la serie. Así, con mucho roce y duras infracciones se acumulaban los amonestados.

La segunda parte fue todo dominio y empuje del local, que buscaba incesantemente el empate que le diera el pase a la siguiente ronda. Hasta que, a los 36 minutos, Ariel Torres marcó la igualdad que también desató la polémica por una supuesta posición adelantada del delantero. 

Al final convalidaron el tanto y luego de extensas discusiones finalizó el encuentro dándole el pase al conjunto de San Justo, que el próximo sábado 4 de noviembre deberá medirse en condición de visitante con Justo José de Urquiza, por el encuentro de ida de las semifinales del reducido.

Nicole Parodi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *