Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 26, 2024 10:14 pm
Cosas de Barrio

Después de freír las milanesas, el aceite se lo toma un puma

La Secretaría de Ambiente del Gobierno porteño, a través de la Agencia de Protección Ambiental, firmó un convenio con Puma Energy para trabajar de manera conjunta y reducir el impacto que tiene la incorrecta disposición del Aceite Vegetal Usado (AVU). La petrolera lo reciclará para producir biodiesel. La estación de servicio de Rivadavia y Murguiondo, en Liniers, ya es uno de los centros receptores del aceite de fritura usado.

El convenio cristalizado el miércoles pasado permite que algunas de las estaciones de servicio Puma Energy formen parte de la misma red de recolección de la Agencia de Protección Ambiental (APrA), y luego sea la Agencia la que lleve a cabo el proceso de reciclado. Es a través del acuerdo que ambas entidades buscan fortalecer sus iniciativas de manera conjunta para generar un cambio mayor en materia de sustentabilidad ambiental.

En este marco, las estaciones que Puma Energy posee en la Ciudad estarán a disposición de los vecinos para recibir el aceite ya utilizado, lo que facilitará su recuperación por la presencia que posee en los diversos barrios y su horario extendido.

Para la firma del acuerdo estuvieron presentes, por parte de APrA, Renzo Morosi, presidente, Carolina Theler, directora general de Política y Estrategia Ambiental y equipo técnico y legal. Por parte de Puma Energy, se presentaron Marcelo Vivian, Gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios y Natacha López, analista de Medioambiente.

Con respecto al acuerdo, Renzo Morosi, presidente de APrA, comentó que “desde hace varios años la Ciudad lleva adelante la recuperación y reciclaje del Aceite Vegetal Usado, por eso celebramos estas iniciativas con el sector privado, porque cuantos más seamos los que trabajamos en este tema, mejores serán los resultados”.

Por su parte, Marcelo Vivian, en representación de Puma Energy destacó que “para nosotros el cuidado del ambiente es una prioridad, por eso nos comprometemos con esta iniciativa y ponemos a disposición nuestras estaciones de servicio para convertirnos en un punto de recepción que facilite a las familias la recuperación y reciclado del aceite”.

Los aceites vegetales, más conocidos como aceites de fritura, son un ingrediente muy común en las cocinas de nuestras casas. Luego de su uso, el AVU posee características distintas al producto original debido a las reacciones químicas que se producen durante el proceso de cocción. Si bien por ley no son considerados un residuo especial, su manejo al momento del descarte requiere un tratamiento específico.

Los principales problemas asociados al incorrecto descarte de estos aceites son la obturación de cañerías y desagües que puede derivar en daños en el hogar, la degradación biológica de cursos de agua (ya que ocasionan una disminución del oxígeno disponible en ellos), y su uso ilegal como insumos para la industria alimenticia (para margarinas, aceites-mezcla y derivados de menor calidad).

Un litro de aceite puede contaminar hasta mil litros de agua. Es por eso que, como alternativa para su tratamiento, el AVU se puede convertir en biodiesel, mediante un proceso industrial. El aceite recolectado será transformado en este biocombustible, que es un recurso energético renovable y genera menos emisiones de CO2 que el gasoil mineral.

Para proceder a su reciclado, los vecinos de la Ciudad deberán depositar el aceite usado (ya frío) en botellas plásticas, cerradas y limpias, y acercarlo -en cualquier horario- a alguna de las estaciones de servicio Puma habilitadas en este acuerdo, entre ellas, la que funciona en Rivadavia y Murguiondo, Liniers (también se adhirieron las de Avda. Entre Ríos y Humberto 1º,  Avda. Córdoba 2733 y Avda. Vélez Sarsfield 522 y Cortejarena. En los próximos meses, se sumará también la estación de servicio de Emilio Castro y Cosquín, en el límite entre Mataderos y Liniers.

Desde 2016, la Agencia de Protección Ambiental lleva adelante el programa de recepción de Aceite Vegetal Usado, mediante el cual los vecinos acercan el residuo a los 74 puntos de recepción para que pueda ser tratado correctamente. Entre ellos el de la plaza Ejército de los Andes (Corvalán y Ramón Falcón), plaza Ana María Mogas (Lisandro de la Torre y Patrón), Olivera 824, General Paz 12950 y Directorio y Lisandro de la Torre.

Desde sus inicios lleva recolectados más de 235.000 litros de Aceite Vegetal Usado, contando con la participación de más de 145.000 personas que se acercaron a dejar su botella de aceite y concientizarse de su proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *