Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 26, 2024 8:53 pm
Cosas de Barrio

Tejiendo solidaridad

Un grupo de vecinas de Liniers confecciona mantas que luego dona a los recién nacidos de la maternidad del hospital Santojanni

Edith Vázquez vive en Liniers desde hace 25 años y al poco tiempo de instalarse aquí comenzó a tener un vínculo de pertenencia con su barrio. Además, el trabajo de niñera y su emprendimiento de muñecos tejidos, la llevaron a recorrer sus calles y a cultivar a diario una estrecha relación con los chicos.

A comienzos de este año, casi mágicamente, el barrio y los niños se transformaron en el denominador común de una iniciativa solidaria que hoy la colma de felicidad. Ante la necesidad imperiosa de colaborar con quienes más lo necesitan, se le ocurrió la idea de conformar un grupo de tejedoras para elaborar mantas que luego entregarían al hospital Santojanni para que abriguen a los recién nacidos.

Y esa feliz idea no tardó en cristalizarse. “Empezamos unas pocas, pero rápidamente se fueron sumando más vecinas”, comienza contando Edith, por lo que fue necesario contactarse con el hospital. “Llegué a través de una empleada del área de internación que me conectó con la Maternidad -cuenta-. La propuesta fue muy bien recibida y la aceptaron gustosos, a sabiendas de que las donaciones no eran para el hospital sino para las madres que van a tener sus hijos allí”.

El proceso de armado de las mantas es muy sencillo: primero tejen cuadrados de unos 20 centímetros de lado, que luego cosen para confeccionarlas. Pero la tarea solidaria no arranca y termina en el tejido. “La lana nos llega a través de donaciones de vecinos, familiares, amigos, incluso de gente desconocida que aparece en las redes sociales y que también colabora”, subraya Edith. Cuenta que, además, les pidió material a varias laneras “y dos nos ayudaron con hilados”.

Y aunque el engranaje solidario funciona a la perfección, las tejedoras no se quedan sentadas esperando donaciones. “Para el Día del Padre hicimos una rifa y con lo recaudado compramos lana, y ahora estamos armando otra para el Día del Niño. Además, participamos de una feria del plato en el club Larrazábal vendiendo cosas ricas y eso también lo invertimos en lana”, explica Edith.

Actualmente, el grupo está conformado por unas veinte tejedoras de todas las edades, pero en la medida que dispongan de más material no descartan sumar más voluntarias.

El momento cúlmine y más emotivo de esa cadena de favores es cuando el grupo se apersona en la Maternidad del Santojanni y concreta la entrega de las mantas. “Se las damos en mano a las mamis, no hay intermediarios, y eso es gratificante porque nos deleitamos con la sorpresa y la emoción de esas familias. Nos agradecen con alegría y muchas veces nos dicen que es el primer regalo que reciben para sus bebitos. Te aseguro que vivir ese momento no tiene precio”, dice Edith, y las palabras se le atragantan de la emoción.

La solidaridad, se sabe, es un acto de amor que entibia el corazón de quienes reciben el apoyo de otros, pero también implica una sensación única para quien tiende su mano amiga. “Poder ayudar, reconforta. Estoy viviendo uno de los momentos más felices de mi vida, no sólo por colaborar con familias humildes en un momento tan especial, sino porque disfruto del maravilloso grupo humano que armé, donde abunda el compromiso, el amor y la dedicación”, expresa Edith, y agrega que “todo esto no podría ser posible sin el trabajo desinteresado de todas ellas, me llenan el alma”.

La creadora de esta iniciativa no duda en afirmar que “los argentinos somos un pueblo súper solidario” y como para refrendarlo, agrega “son unas genias mis chicas, le ponen tanta pila… Además, a ninguna nos sobra nada, y así y todo hay chicas que han comprado la lana de su bolsillo”.

Quienes deseen ser parte de esta cruzada solidaria, podrán contactarse a través de las redes sociales: Facebook/brindandoabrigo e Instagram @brindandoabrigo. Porque la solidaridad, como la risa, también es contagiosa y produce felicidad.

Ricardo Daniel Nicolini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *