Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 24, 2024 10:09 pm
Cosas de Barrio

La encargada

Detuvieron a la portera de un edificio de Liniers que era buscada por Interpol, acusada de exportar droga a Europa

Hasta el jueves 9 de febrero pasado, Gabriela Cecilia Tamañini solía despertarse temprano para baldear la vereda, acicalar el hall de entrada y darles los buenos días a los habitantes del edificio de Pieres al 200, en Liniers, en el que se desempeñaba como encargada. Así lo aseguran varios de los propietarios, que confirman que estaba empleada en blanco por el consorcio, y que aún no salen de su asombro al enterarse que la mujer de 55 años estaba siendo buscada por Interpol, acusada de exportar droga a Europa. Fue precisamente en el edificio de Liniers donde fue arrestada por efectivos de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal, el enlace argentino con Interpol.

Según el Tribunal de Apelaciones de Catania, Italia, que requirió su captura, Tamañini está acusada -junto a otras personas que no fueron mencionadas- de la distribución y transporte de importantes cantidades de cocaína, entre España e Italia, un delito que habría ocurrido entre los años 2004 y 2005. Por lo pronto, aseguran fuentes del caso, no tendría relación con estructuras de poder como la N’Drangheta, con varios miembros de esta mafia que ya fueron detenidos en el país. “No era una mula, supuestamente se dedicaba al acopio y al transporte”, aseguró una fuente clave en el expediente.

Luego de que las autoridades italianas notificaran su circular roja, se determinó su último movimiento migratorio de ingreso a territorio argentino en el mes de junio de 2010, procedente de España. Gracias al análisis realizado por los detectives de la Unidad, se pudieron advertir varios movimientos migratorios previos. Uno en particular de salida en el año 2001, con regreso a la Argentina en agosto de 2006 procedente de Italia, para luego volver a irse en diciembre de ese mismo año hacia España y, presuntamente, hacia Italia también.

Tras esa última incursión al viejo continente, la mujer, de nacionalidad argentina, regresó al país para poner en marcha su nueva vida. Ahora, tras al menos trece años de ocultarse de las autoridades, deberá enfrentar un arduo proceso de extradición hacia Italia en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, a cargo del juez federal Ariel Lijo.

Vale recordar que el 26 de octubre pasado, el Departamento de Investigaciones Antimafia de la PFA arrestó a Carmine Alfonso Maiorano, de 68 años, nacido en Cosenza. Oculto a simple vista, como Tamañini, estaba acusado de ser un jefe de la mafia italiana N’Drangheta. Se lo investiga por ser un supuesto enlace entre la mafia y sus operaciones narco en Latinoamérica.

Buscado por la jueza de Catanzaro Ilaria Tarantino, Maiorano fue arrestado tras meses de inteligencia policial y seguimientos a cargo del Departamento Antimafias -que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales- en un domicilio de Guernica. Maiorano tenía un documento argentino. Sus datos revelan que, insólitamente, cobraba una pensión en el Banco Nación y estaba registrado en la AFIP desde 2013 en el rubro de venta de autos.

Tamañini, en cambio, se dedicaba a prestar servicios en un edificio de departamentos de Liniers en  elque, según aseguran los propietarios, “era muy eficiente”. Ahora, claro, deberán iniciar la búsqueda de otro encargado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *