Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 9, 2022 5:29 pm
Cosas de Barrio

La biblioteca José Hernández continúa cerrada y el Ministerio de Cultura no ofrece explicaciones al respecto

Se presentó un pedido de informes en la Legislatura para intentar conocer las causas. Los vecinos movilizan el reclamo

Desde que a mediados de mayo pasado Cosas de Barrio hizo público el pedido de diversos vecinos que reclamaban por la inmediata reapertura de la biblioteca José Hernández, el tema se instaló con fuerza en la agenda de los funcionarios locales, que a la fecha intentan sin éxito que la histórica usina cultural ubicada en el corazón de los pasajes de Liniers vuelva a ponerse a disposición de los vecinos.

La primera en recoger el guante fue la juntista Lorena Crespo (Frente de Todos), quien el 3 de junio pasado convocó al legislador Juan Pablo Modarelli a un encuentro con los vecinos, que se desarrolló en la plaza Sarmiento, a pocas cuadras de la biblioteca. Allí, los vecinos le hicieron saber su inquietud sobre la situación irregular que vive la casa de lectura, que permanece cerrada al público desde el 20 de marzo de 2020, cuando se desató la pandemia. Durante el encuentro, Modarelli (FdT) se comprometió a presentar un pedido de informes en la Legislatura, con la intención de que el Ministerio de Cultura explique las razones por las que la biblioteca se mantiene cerrada, mientras el edificio que la alberga en Boquerón 6753 y el pasaje Las Bases, se encuentra en franco deterioro.

El pedido de informes (Exp. 1524-D-22) se presentó y fue aprobado en la sesión legislativa del 23 de junio último y desde entonces el Ministerio tiene 30 días para ofrecer las explicaciones pertinentes”. La José Hernández, de la zona de Las Mil Casitas de Liniers, es una biblioteca que nació junto con el barrio hace más de 80 años. El pedido de informes nos dará cuenta de la situación en la que se encuentra y sabremos si el Ejecutivo tiene o no algún plan de apertura”, comenzó expresando a viva voz Modarelli en el recinto, y luego advirtió “pero lo que nos empieza a preocupar cada vez más, es que todos los pedidos que elevamos a este cuerpo, y particularmente los que atañen al Ministerio de Cultura, dan cuenta de un estado de abandono cada vez más alarmante”.

En ese sentido, el legislador destacó “que 19 de las 31 bibliotecas públicas de la Ciudad estén cerradas, no puede atribuirse actualmente a los efectos de la pandemia, máxime cuando el Gobierno de la Ciudad avanzó muy rápidamente en la reapertura de otros espacios”. Y sobre el final de su exposición, expresó “gracias por acompañar esta tabla, esperemos tener información, pero empecemos a pensar seriamente en qué pasa con algunas expresiones culturales muy arraigadas en la historia y la identidad de nuestra Ciudad, como la biblioteca José Hernández, donde la pandemia parece ser la mejor excusa para que dejen de funcionar”.

Por su parte, a la par de aguardar la respuesta oficial del Ministerio de Cultura, Lorena Crespo planteó la necesidad de continuar visibilizando el problema con acciones vecinales. “Hasta ahora ninguna autoridad del Ministerio ha dado una respuesta que explique los motivos por los cuales la biblioteca permanece cerrada. Mucho menos existe una fecha prevista para una eventual reapertura, por lo cual resulta imperiosa la movilización vecinal”, sostuvo la juntista local y aseguró que “nosotros tratamos este tema en la reunión de Junta y quedamos en solicitar una reunión con la Directora de Bibliotecas porteña, Carla Artunduaga, pero hasta ahora no tenemos ninguna novedad”.

Quien se atrevió a sugerir una posible razón por la que la decana biblioteca de Liniers permanece cerrada, fue el juntista Hernán Poggi (Vamos Juntos). “El argumento es que el salón de lectura no tiene el metraje cuadrado necesario y además carece de ventilación cruzada para lograr su habilitación de acuerdo con el protocolo sanitario por Covid. Eso es lo que nos dijeron oficialmente el mes pasado desde la Dirección de Bibliotecas y que en cuestión de semanas se iba a habilitar, pero con el fin de las restricciones por la pandemia, esa explicación ya no tiene sentido”, expresó el referente local de la Coalición Cívica-ARI. Por otra parte, ese argumento resulta endeble desde el vamos, ya que el edificio de la biblioteca posee ventilación cruzada y hasta dos puertas de acceso en planta baja.

Por otra parte, también se desconoce la existencia de un responsable a cargo. Ya que el extitular de la biblioteca José Hernández, el experimentado bibliotecario local Alejandro Bressi, quien estuvo al frente de la sede de Liniers durante ocho años, se acogió al retiro voluntario a mediados del año pasado. Desde entonces, desde el Ministerio de Cultura nada se informó sobre la designación de un reemplazante.

En ese marco de irregularidades, la situación de la biblioteca de Liniers -que el 3 de septiembre próximo cumplirá 82 años- suma más dudas que certezas. Y mientras los funcionarios insisten en mirar para otro lado, ya se observan manchas de humedad en las paredes de la sede, que en octubre de 2017 había sido puesta en valor y remodelada por completo, a partir del reclamo de los vecinos que fuera amplificado por este medio.

Tal como lo indica la Dirección General del Libro, Bibliotecas y Promoción de la Lectura, “la principal misión de la biblioteca es garantizar el acceso igualitario a todo tipo de datos, información y conocimientos, como así también, fomentar la promoción de la lectura a través de actividades de difusión cultural en forma libre y gratuita”. Este objetivo, en Liniers, no se está cumpliendo y ningún funcionario sabe explicar por qué.

Lejos de aquellos años de esplendor, hoy -una vez más- el histórico edificio de la biblioteca José Hernández vuelve a desangrarse en sus paredes húmedas y descascaradas, mientras los vecinos aguardan que este faro de cultura vuelva a desparramar su luz en Liniers. Tal vez entonces, si las autoridades se apiadan, el crujido de sus pisos de madera y el olor de sus libros, sigan entibiando el alma de nuevas generaciones.

Ricardo Daniel Nicolini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *