Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 5, 2021 7:47 pm
Cosas de Barrio

El centro comercial de Liniers ya apunta sus cañones a las fiestas de fin de año

Con la presencia del presidente de FeCOBA se analizó la crisis que atraviesa el comercio barrial y se proyectaron acciones en pos de su recuperación

El viernes 1° de octubre en horas del mediodía, diversos referentes de centros comerciales a cielo abierto del sudoeste porteño se dieron cita en Liniers para analizar la actualidad del sector y proyectar el último trimestre del año en el marco del progresivo retorno a la normalidad, tras la compleja situación impuesta durante la pandemia.

El encuentro se llevó a cabo en el Café Martínez, de Rivadavia y Cosquín, a metros de la Estación Liniers, y estuvo liderado por el presidente de la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (FeCOBA) y vicepresidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Castillo. El anfitrión fue el titular del Centro de Comerciantes (CeCoVIP) de Liniers, Luis Lezcano. También participaron Stella Maris Soria, presidenta del Centro de Comerciantes de Villa Lugano; Silvia Divito, titular del Centro de Comerciantes de la avenida Emilio Castro; y Marcelo Freire, secretario de Hacienda y Comercio de FeCOBA. Entre ellos, se hicieron presentes también referentes del comercio local, como los responsables de la colchonería Noni-Noni y la casa de deportes Winograd.

La elección del barrio de Liniers como punto de encuentro se apoyó en la trascendencia comercial que posee la zona como puerta de entrada a la Ciudad desde el oeste, y el desafío que implicó para FeCOBA su puesta en valor a partir de la recuperación del espacio público.

Durante el encuentro, los dirigentes mercantiles proyectaron estrategias para acompañar la recuperación del comercio barrial, que fue uno de los sectores más afectados por las restricciones impuestas durante la pandemia y que ahora intenta recuperar los niveles de venta alcanzados hasta marzo del año pasado. En ese sentido, un reciente informe de FeCOBA señala que los centros comerciales porteños a cielo abierto muestran una leve recuperación en sus ventas y esperan sostener ese incremento en los próximos meses, de cara a las fiestas de fin de año. “La pandemia aceleró un proceso que ya se venía gestando hace unos años y que tiene que ver un cambio de hábito en el consumidor, que prefiere comprar en forma digital. Entonces muchos comercios debieron reinventarse o cambiar de rubro, con las dificultades que eso supone en un contexto de pandemia”, remarcó Luis Lezcano, quien además está a cargo de la Secretaría de Acción Social de FeCOBA, y durante la pandemia se encargó de visitar diversos centros de salud para desarrollar acciones solidarias, como la entrega de barbijos y mascarillas.

Como se sabe, la  Federación de Comercio porteña cumplió un rol fundamental durante este año y medio de pandemia, al ser una fuente permanente de consulta del Gobierno de la Ciudad a la hora de establecer las medidas sanitarias, ya sea en materia preventiva como económica, para con el sector mercantil local.

La situación del comercio en Liniers

Según Lezcano, a partir del progresivo levantamiento de las restricciones impuestas como consecuencia de la pandemia, el centro comercial de Liniers viene evidenciando un leve repunte. “En comparación con el año pasado, cuando casi todo estaba cerrado, se observa un crecimiento cercano al 25%, fundamentalmente en sectores como gastronomía y artículos para el hogar”, explica. No obstante, el resto de los rubros se mantiene expectante. “Hoy estamos facturando lo mismo que en marzo de 2019, claro que con los niveles de inflación que tenemos el número es alarmante”, se sincera uno de los responsables de la óptica que funciona en Ramón Falcón al 6900, y luego agrega “aunque la clientela aumentó considerablemente en relación a los meses de cuarentena, la mayoría compra a través de la obra social y cuidándose de gastar lo menos posible”.

Vale recordar que, previo al desembarco de la pandemia, el comercio barrial venía siendo sacudido por los efectos de la recesión. Por eso para muchos comerciantes, la cuarentena estricta se transformó en el golpe de gracia. Basta recorrer el centro comercial de Liniers o el de Mataderos, sobre la avenida Alberdi, para observar la importante cantidad de locales desocupados de los que cuelga un cartel de “se alquila”. En ese sentido, Lezcano asegura que “no son tantos los comercios que cerraron, pero sí hay muchos que optaron por un cambio de rubro, fundamentalmente aquellos que permiten evitar tener que mantener un local a la calle, con los costos que eso implica, para continuar manejándose de manera virtual”.

Ese parece ser el tema central que lentamente le está cambiando la fisonomía al centro comercial de Liniers. “Los alquileres de los locales siguen subiendo –enfatiza Lezcano- y los valores ya están por las nubes. Pero como Liniers sigue siendo un punto estratégico de transbordo, muchos de esos locales se están ocupando por empresas de mayor envergadura que los utilizan para instalar franquicias de marcas consolidadas en el mercado”.

Al cierre del encuentro, que se extendió por espacio de dos horas, los comerciantes presentes en la reunión destacaron la tarea desarrollada en forma conjunta por la cámara de comercio local, FeCOBA y el Gobierno porteño, en torno a la puesta en valor y la recuperación del espacio público del centro comercial de Liniers, y se mostraron esperanzados en lograr una mejora en las ventas con la mira puesta en el arbolito de Navidad, a partir de una serie de ofertas y promociones con las que intentarán captar la atención de los vecinos. Según se anticipó, y tras esta primera reunión en Liniers, en los próximos días la Federación de Comercio de Buenos Aires realizará encuentros similares en otros centros comerciales porteños a cielo abierto.

Ricardo Daniel Nicolini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *