Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
September 17, 2021 10:27 pm
Cosas de Barrio

Los juntistas de la Comuna 9 le hablan al vecino

En este caso es Lorena “la Tana” Crespo, integrante del cuerpo local por el Frente de Todos, quien se expresa en primera persona

Como en ediciones anteriores, Cosas de Barrio le cede este espacio a los juntistas de la Comuna 9 –que agrupa a los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda- para que le ofrezcan al vecino un informe de gestión, en el que cada uno de los siete integrantes del cuerpo enumere el trabajo desarrollado hasta aquí y puntualice lo proyectado a concretarse en lo sucesivo.

En esta edición, la columna que se publica a continuación le pertenece a la juntista Lorena Crespo, de 48 años, representante del Frente de Todos.

En la Comuna 9, integro las áreas de Salud, Educación y Cultura, Géneros y Diversidades, y Participación Vecinal. Además, en nuestro distrito, soy responsable de La Cámpora y Secretaria General Adjunta del Partido Justicialista.

Antes que nada quiero agradecer al periódico Cosas de Barrio por la posibilidad de esta comunicación con los vecinxs. El 2021 nos ha puesto como desafío la vacunación contra el Covid. El objetivo general de este año es, nada menos, que salvar vidas. En este sentido vemos que la población se está vacunando masivamente, gracias a la exitosa gestión realizada por nuestro gobierno nacional. Lxs vecinxs de nuestra comuna están solicitando la vacunación y hay que remarcar que el clima general es de cuidados, de uso de barbijos, de alcohol en gel, de conciencia de continuar con los protocolos.

Estoy segura de que muchxs de ustedes están sufriendo la crisis económica producto de la pandemia mundial. La CABA se ha caracterizado por la falta de ayuda económica del Gobierno de la Ciudad a los sectores más vulnerables, a los comercios de barrio, a las pequeñas industrias. El total de la ayuda recibida por los habitantes de nuestra comuna ha sido implementada por el gobierno nacional, desde los Repro para la producción, programas para estudiantes como el Progresar y Egresar, Potenciar Trabajo, Tarjeta alimentaria, hasta el Programa Clubes en Obra, y podríamos continuar enumerando. Sin embargo, contrariamente, aún en la Villa Cildañez -la zona más vulnerable de nuestra comuna- el Gobierno porteño no está brindando ayuda alimentaria. Esto implica una falta absoluta de inversión en la emergencia por la pandemia. Sabemos que nuestra ciudad posee recursos económicos más que suficientes para hacerlo. En este sentido, los comuneros del FDT nos hemos encargado de articular tanto operativos de Anses, Renaper, PAMI y Migraciones en los tres barrios de nuestra comuna, como redes de la sociedad civil que asisten alimentariamente a las familias. Que clubes, organizaciones sociales y políticas sean abrumadoramente solidarios en nuestra comuna, no quita la responsabilidad del gobierno porteño de asistir a los diferentes sectores que están siendo afectados en lo económico.

Otro de los grandes problemas de este año es el educativo. El tema fue absolutamente politizado en la Ciudad, dejando a docentes y familias en la incertidumbre y en la exposición a contagios. Al momento, esto no se ha solucionado. En nuestra comuna tenemos docentes que han fallecido, alumnxs que no están recibiendo educación virtual siendo de riesgo y falta de vacunación a docentes y auxiliares. En todos los casos estamos acompañando a la comunidad educativa de nuestra comuna en sus necesidades, dudas y reclamos, conjuntamente también con la Red Educativa de la Comuna 9. Al pésimo manejo del tema educativo en pandemia, tenemos que sumarle que en nuestra comuna aún hay alumnos sin vacante otorgada o asignada en barrios muy distantes, problema que se acrecienta año a año al reducir el presupuesto educativo, en este momento, el más bajo de la historia de la Ciudad.

En este contexto adverso, lxs comunerxs estamos trabajando más que nunca a pesar de que la comuna se encuentra cerrada desde hace un año y tres meses por decisión del Gobierno porteño. Frente a la falta de espacio suficiente en sede y subsede, no ha buscado ninguna solución alternativa para la atención mediante turnos ¿Qué quiere decir esto? Que lxs vecinxs no saben a dónde recurrir y a la vez, que nuestro único instrumento de trabajo es nuestro celular personal. A pesar de esto, logramos comunicarnos y gestionar. Pero la necesidad de encontrar espacios acordes para que la comuna atienda con protocolo y sistema de turnos es urgente, y más el servicio social zonal.

En el área de salud, con el objetivo de acercar los servicios a la población, junto a los Cesac’s estamos articulando diferentes operativos en clubes y espacios comunitarios: testeos preventivos de Covid 19, de VIH y sífilis -enfermedad cuyos índices aumentaron en pandemia-, vacunación antigripal, primera dosis de neumococo, hepatitis B; doble adultos y viral. Sabemos que el acceso al sistema de salud es complejo y trabajamos con la intención de que todos puedan acceder en forma cercana. Además de guiarlos a los lugares testeos en el caso de presentar síntomas de Covid o ser contacto estrecho.

En el aspecto cultural, seguimos esperando la finalización de la obra del Cine El Plata, después de quince años de lucha vecinal y de la acción constante de la Coordinadora en defensa del cine y centro cultural. Como sabemos, el déficit de espacios culturales en nuestra comuna es muy significativo, fundamentalmente en Liniers y Mataderos, donde no existen edificios específicos estatales para la Cultura. Sin ir más lejos, el anfiteatro del parque Alberdi lleva años cerrado y no se ha refaccionado a pesar de nuestro pedido recurrente para ponerlo en funcionamiento.

Como sabemos, afortunadamente la perspectiva de género ha crecido exponencialmente y hoy vemos la creación de espacios de mujeres y diversidades en todos los ámbitos de nuestra comuna: nuestros tres clubes de AFA tienen ámbitos específicos, como así también otros clubes locales. De hecho, en el Club Larrazábal se ha comenzado a trabajar la Ley Micaela, formación que acompañamos. Sin embargo, uno de los temas más preocupantes en nuestra comuna es la ausencia de políticas públicas que aborden la problemática de la violencia de género. Venimos trabajando este tema y el Consejo Consultivo de la Comuna ha expresado su preocupación. Por eso hemos presentado un pedido de informes junto a la legisladora Lucía Cámpora y al resto del bloque de legisladores del Frente de Todos, ya que nuestra comuna no cuenta con área de género en la comisaría comunal, ni delegación de la Dirección General de la Mujer, el Centro Integral de la Mujer es insuficiente y sus servicios no son publicitados. Llevamos también esta inquietud al Parlamento de Mujeres de la Legislatura Porteña y a distintos ámbitos que pueden ayudar a brindar una respuesta.

El sur de nuestra comuna está atravesado por el Arroyo Cildáñez, actualmente entubado. Quiero contarles que venimos participando de diversas redes, como la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque Avellaneda -que cogestiona el Parque con el GCBA- donde se están plantando 500 árboles más y donde hace veinte años existe educación ambiental por el programa “Aulas a Cielo Abierto”, por dar sólo algún ejemplo; la Mesa Interjurisdiccional de la Cuenca Cildáñez, donde junto a ACUMAR hemos conformado un grupo de trabajo por el destino incierto de las tierras del Mercado de Hacienda; la Mesa de Salud de Villa Cildáñez junto al Cesac 14 y la Escuela 8 del 13; el Proyecto de Biocorredor del Cildáñez. En estos espacios participan vecinxs de los tres barrios de nuestra comuna y lo más interesante es que con la pandemia ha crecido la mirada ambiental. A veces, lo desconocemos, pero podemos contribuir al medioambiente con cosas simples, como plantar plantas nativas en nuestros patios, jardines y balcones. La mejora del ambiente en nuestra comuna es un gran desafío, sobre todo en aquellos lugares donde existen barreras urbanas, como las autopistas con su emanación de gases y sus espacios linderos en estado de abandono. Resulta fundamental que en Liniers se empiece a trabajar en este sentido, la definición sobre qué va a pasar con la terminal de ómnibus y con el tren Sarmiento, tiene que estar atravesada por la mirada ambiental.

Por último, quiero reiterar un concepto crucial para que quienes hayamos sido votados por el pueblo de nuestra comuna podamos ejercer nuestra función. Esto señalé en mi columna anterior: “lxs comunerxs, de acuerdo con la Ley 1777, debiéramos decidir y administrar mucho más de lo que hacemos. Y gestionamos a pesar de los obstáculos permanentes que pone el GCBA para que cumplamos con nuestras funciones, a pesar de que la comuna no tiene presupuesto propio, que no tenemos un solo peso (sin exageración) para hacer un volante de difusión de prevención de la salud, por ejemplo”. A esto tenemos que agregar la deuda institucional existente con el Consejo Consultivo, órgano de decisión vecinal instituido en la ley. La única forma que tenemos de cambiar las cosas y mejorar nuestros barrios es haciendo respetar la Ley de Comunas y el voto popular, no hay otro camino.

Quiero mandarles mucha fuerza a todxs en este momento, mi condolencia a los familiares de fallecidos por Covid. Sepan que de esto salimos todos juntxs sin especulaciones. Y que, desde ya, cuentan siempre con los comuneros del Frente de Todos de la Comuna 9.

Lorena Crespo

Juntista de la Comuna 9

Contacto: lcrespo@buenosaires.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *