Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 12:49 am
Cosas de Barrio

Crónica de una presencialidad anunciada

Las familias ya recibieron la valoración del primer bimestre escolar y en julio llegarán las notas del primer cuatrimestre

Por la Lic. Vanesa Aichino (*)

Y finalmente las clases presenciales continuaron después de aquel lunes 16 de abril, fecha en la que un Decreto Presidencial establecía, por un determinado período, la interrupción de la concurrencia a los edificios escolares. A partir de este momento comenzó un cúmulo de idas y vueltas, vaivenes, lucha entre poderes, autonomía jurisdiccional o no, jerarquización de derechos, huelgas. La lista podría ser aún más vasta, pero ¿Qué provocó este período? Familias y docentes quedamos en medio de un litigio que no buscamos y nunca nos gustó formar parte de él, sorteando las consecuencias de las decisiones tomadas.

A comienzos del ciclo lectivo señalábamos la diversidad en las trayectorias escolares, le sumamos que las diferencias entre las instituciones son cada vez más notorias. Cada una va acomodándose a la realidad de su población como puede, con los recursos que tiene a su alcance. Clases para los exceptuados por temas de salud, clases presenciales y clases virtuales para las familias que decidieron no enviar a sus hijos e hijas por diversos motivos, ya sea transporte, por convivir con un familiar de riesgo, priorizar la salud, ideología, la llegada inevitable del frío, etc. Si un estudiante no concurre a la institución educativa por temor a enfermarse o a enfermar ¿debe quedar excluido? Sin dudas, un maestro debe procurar brindar enseñanza para todos. Pero ¿Cómo puede un docente ante este universo de situaciones repartirse entre tantas tareas? ¿Cómo una familia puede organizarse con tantos cambios de horarios, dudas, aislamientos de burbujas o de docentes? En las escuelas de la Comuna 9 hay un alto porcentaje de ausentismo en los establecimientos que la integran ¿Existe la continuidad pedagógica? A todos estos interrogantes se le podrían sumar muchos más, pero a ninguno le hallamos la respuesta aún.

Día a día los maestros planificamos las clases presenciales pero también las virtuales. La norma determina el dictado de clases en el establecimiento escolar, pero la realidad muestra un sistema bimodal, una convivencia obligada entre la virtualidad y la presencialidad provocada no sólo por las decisiones familiares sino también por el aislamiento constante de burbujas. La preparación de clases insume muchas horas de trabajo, pensar y poner en marcha una jornada presencial es muy distinto a una virtual. Cambian las estrategias, las intervenciones del docente, los objetivos, los tiempos, los recursos, la dinámica, sin dejar de lado la conectividad. La escuela es valorizada como nunca. Los docentes nos convertimos en trabajadores esenciales ¿Cómo se está viviendo este momento tan particular hacia el interior de las escuelas? Emociones encontradas, agotamiento, desconcierto, temores, fortaleza para seguir adelante, deseo constante de dar lo mejor para cada niño y niña teniendo en cuenta su contexto, acompañamiento de las familias. La realidad nos golpeó duramente despidiendo hace pocos días a colegas de la Comuna de los niveles primario y secundario.

Aún así, como profesionales de la educación, nos reunimos buscando constantemente mejoras, maximizando los recursos con los que contamos. Pero ¿Se puede calificar o evaluar ante escenarios tan disímiles? Precisamente es cuanto más seguimiento del estudiante se debe hacer. Llevar un registro fehaciente del recorrido de cada alumno y alumna teniendo presente su punto de partida al inicio del ciclo escolar.

Ahora estamos en una etapa de valoración del primer bimestre, pensando en los aprendizajes logrados o en vías de lograrse, es decir, evaluar el desempeño de cada uno de los estudiantes en todas las áreas de aprendizaje, obteniendo información sobre el grado de contacto del niño o la niña y el vínculo pedagógico alcanzado en este período entre la escuela y los alumnos. Para este ciclo lectivo están establecidas dos valoraciones bimestrales (en la mitad de cada cuatrimestre) y dos instrumentos de calificación al finalizar los mismos. A mediados de mayo las familias recibieron el primer informe valorativo que indica si los estudiantes se han desempeñado satisfactoriamente (logrado), si consolidaron los contenidos priorizados (avanzado) o aún deben continuar trabajando para el logro de los aprendizajes con instancias de apoyo y acompañamiento (en proceso). Pero el documento que se confeccionará en julio tendrá las escalas habituales de calificación: insuficiente, regular, bueno, muy bueno y sobresaliente. Además, con los cursantes de séptimo grado se utilizará la escala numérica. La fecha establecida para el cierre del cuatrimestre es el 2 de julio.

Estos informes buscan dar cuenta de la trayectoria sostenida por el alumno o la alumna, reflejar un proceso secuencial. Como la promoción en proceso continua a lo largo de este año (todos los estudiantes fueron promovidos al curso siguiente) es fundamental calificarlos al finalizar los cuatrimestres. Los documentos bimestrales deben reflejar el avance de los niños y niñas en relación al logro de los objetivos de aprendizaje propuestos para permitir trazar estrategias pedagógicas enfocadas a la revisión o profundización de los contenidos priorizados. Además, si fuera necesario, abren la posibilidad de fortalecer el contacto con aquellos que más lo requieran.

En esta etapa tan variada y compleja es imprescindible que cada docente se enfoque en la mirada a las trayectorias individuales. Asimismo, es primordial que las familias conozcan cómo es el desempeño de sus hijos o hijas en el proceso de aprendizaje para poder acompañarlos. Las vicisitudes pueden provocar el distanciamiento o la unión. Como las familias y las escuelas tenemos el mismo objetivo, optemos por la unión para poder lograrlo.

(*) Aichino es licenciada en Educación y directora de la Escuela 4 D.E. 20 “Félix de Olazábal”, de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón.

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *