Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 20, 2021 2:34 pm
Cosas de Barrio

Los juntistas de la Comuna 9 le hablan la vecino

Como en ediciones anteriores, Cosas de Barrio le cede este espacio a los juntistas de la Comuna 9 –que agrupa a los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda- para que le ofrezcan al vecino un informe de gestión, en el que cada uno de los siete integrantes del cuerpo enumere el trabajo desarrollado hasta aquí y puntualice lo proyectado a concretarse en lo sucesivo.

En esta edición, la columna que se publica a continuación le pertenece a la juntista Lorena “la Tana” Crespo, de 47 años, representante del Frente de Todos.

El 2020 ha sido un año inesperado. Ningunx de nosotrxs pensaba que una pandemia de carácter mundial afectaría de semejante modo nuestra cotidianeidad y nuestras vidas. En el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio por Covid 19, el trabajo comunal se fue adecuando a las necesidades sanitarias y alimentarias que presentaba la población de nuestra comuna. Covid y alimentos fue el eje de la primera parte del año.

En el primer caso, los operativos Detectar y pos-detectar en Mataderos y Parque Avellaneda, y el de Av. Cruz y Escalada para la atención de Villa Cildáñez, fueron de relevancia para que el contagio no fuera aún mayor. En cada uno de esos dispositivos estuvimos lxs comunerxs asistiendo, yendo a los domicilios de contactos estrechos y contagiadxs y gestionando las necesidades de cada familia.

En el caso de la ayuda alimentaria, los pedidos de nuestrxs vecinxs fueron numerosos ante la imposibilidad de percibir ingresos debido al aislamiento. En este sentido, hemos asistido a muchas familias de nuestra comuna en forma personal, aunque mayoritariamente tuvimos que salir a hacer colectas solidarias debido a que no contábamos con recursos del Gobierno porteño para paliar la difícil situación. Pero ha sido una grata sorpresa y un factor a resaltar la enorme solidaridad de lxs vecinxs de la Comuna 9, que han realizado, y siguen haciendo, ollas populares, colectas, asistencia a personas en calle, desde clubes, esquinas y organizaciones. Además, hemos gestionado la entrega periódica de bolsones en Cildáñez, el barrio más vulnerable de nuestra comuna, donde participamos de la creación de su Comité de Emergencia. Pero esa ayuda no podría haber sido de impacto sin la gran inversión del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y ATP (Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción) que el Gobierno Nacional a través de ANSES desembolsó y que alcanzó a gran parte de la población de la Comuna 9. Ésta ha sido una diferencia significativa respecto de la muy escasa asistencia brindada por el Gobierno porteño, que al día de hoy está recortando los alimentos brindados en Cildáñez. Sin asistencia a comercios e industrias, sin ayuda a espacios culturales y salones, con una breve canasta alimentaria en las escuelas, el Gobierno de la Ciudad dejó sin atención a muchísimos habitantes y comerciantes de nuestra comuna.

Decía que Covid y alimentos fueron el eje de la primera parte del año, sin olvidarnos del dengue que afectó a un número importante de nuestra población. En este sentido, es necesario que en este momento se trabaje desde el Ministerio de Salud de CABA para que no se repita la epidemia. Para eso es importante que se desmalecen y desinfecten todos los predios relevados como abandonados, los lindantes a la autopista (particularmente en el caso de Liniers) que se remuevan los autos abandonados en vía pública, y que se aceleren los tiempos para evitar criaderos y una nueva epidemia de dengue que tanto afectó a Liniers, Cildañez y el sur de Mataderos.

Como integrante de las áreas de Salud, Educación y Cultura, Géneros y Diversidades, y Participación Vecinal, quisiera resaltar algunos ejes en los cuales se fue avanzando.: La constitución del área de géneros y diversidades, donde ya hemos empezado a trabajar para lograr la implementación de la Ley Micaela, para todos los funcionarios y trabajadores de la Comuna, hemos articulado con colectivos de mujeres como el área de Géneros de Vélez Sarsfield y el Colectivo por la ley de Trombofilia, hemos asistido al Club Nueva Chicago en la realización de un espacio de tránsito para mujeres, hemos relevado los servicios de ayuda a mujeres en situación de violencia de género. Un nuevo desafío será una mayor articulación con los centros de salud (Cesacs) y el equipo interdisciplinario de atención integral en salud de personas trans del Hospital Santojanni, para seguir armando la red de atención a mujeres y diversidades en nuestra comuna.

Durante todo el año, hemos recorrido las escuelas y visto un enorme trabajo de solidaridad y compromiso de los docentes, y una especial preocupación por la imposibilidad de que se conectaran aquellxs alumnxs que no pudieran tener acceso a internet. Este tema no se ha resuelto a pesar del trabajo docente. El Ministerio de Educación de CABA no ha brindado ni dispositivos ni internet a lxs alumnxs más vulnerables. De hecho, hemos conseguido a través del ENACOM, distribuir tarjetas telefónicas en la Escuela 8 del D.E. 13 del barrio Cildáñez. Nuevamente el Estado Nacional. También hemos relevado las escuelas que están a medio construir, como es el caso de la primaria del Polo Educativo, cuyas obras deben ser finalizadas. Al igual que está inconcluso el Cine El Plata, después de 15 años de lucha vecinal. Esperemos que esta vez sea la vencida, por el centro comercial de Mataderos y por todxs lxs pibxs de la comuna 9 que no conocieron un cine-teatro.

Uno de los temas más relevantes de este año es el impulso al Consejo Consultivo Comunal, nos hemos comprometido de acuerdo a lo que señala la Ley de Comunas, a promocionar la participación y brindar la asistencia requerida a los fines de que se escuche la voz de lxs vecinxs de la Comuna 9 y sea tenida en cuenta. Las experiencias de participación vecinal, como la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque Avellaneda (MTC), la Mesa de Salud de Cildáñez, la Mesa de Gestión Interjurisdiccional de la Cuenca Cildañez (MGICC) cuentan con nuestra presencia en cada una de sus periódicas reuniones. En la MTC – órgano de cogestión del parque – se trabajan diversos temas y problemas que hacen a la gestión del Parque Avellaneda. Su grupo de arbolado, por ejemplo, ha diseñado un fabuloso plan de plantación, pero el GCBA no aporta lo imprescindible: no funciona ninguna de las cuatro bombas de riego del parque. Respecto de la MGICC, allí estamos reclamando una instancia de diálogo para conocer y trabajar participativamente sobre el predio del Mercado de Hacienda. Al día de hoy no se ha ni informado ni consultado a lxs comunerxs en torno a propuestas de participación sobre el predio de acuerdo a lo que indica la Ley de Comunas. Lamentablemente no sorprende: ¡si nos enteramos por las redes que el GCBA quiere vender la sede comunal de Timoteo Gordillo!

Para finalizar, lxs comunerxs, de acuerdo a la Ley 1777, debiéramos decidir y administrar mucho más de lo que hacemos. Y gestionamos a pesar de los obstáculos permanentes que pone el GCBA para que cumplamos con nuestras funciones, a pesar de que la Comuna no tiene presupuesto propio, a pesar de que no tenemos un solo peso (sin exagerar) para hacer un volante de difusión de prevención de la salud, por ejemplo. A tal punto está avasallada la Ley de Comunas para quienes fuimos electos por el voto popular. Así y todo, la responsabilidad y el compromiso de lxs comunerxs del Frente de Todos para con nuestrxs vecinxs ha sido y es total.

Lorena Crespo

Juntista de la Comuna 9

Contacto: lcrespo@buenosaires.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *