Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 21, 2024 7:22 pm
Cosas de Barrio

Avanza rápidamente la obra del Metrobús de Alberdi-Directorio

Desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad estiman inaugurar la traza poco antes de las elecciones de octubre próximo

Desde que el pasado 18 de mayo pasado la Justicia porteña dio por finalizada la medida cautelar por la que se habían suspendido parcialmente las obras del Metrobús de las avenidas Alberdi y Directorio, el Gobierno de la Ciudad avanza a paso redoblado con la construcción del nuevo ramal que, en principio, unirá los barrios de Flores, Floresta y Parque Avellaneda. El fallo de la jueza Elena Liberatori, titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 4, desestimó el pedido de suspensión de obras presentado en el amparo vecinal, aunque remarcó que los trabajos no podrán continuar sobre Directorio en las cuadras linderas al Parque Avellaneda, área de protección histórica a la que hace referencia el amparo.

“La obra nunca se detuvo, porque mientras estuvo vigente el amparo avanzamos con las tareas complementarias”, aclararon fuentes de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña. Desde la secretaría encabezada por Manuela López Menéndez señalaron que hasta el momento se realizó “la calzada de los carriles exclusivos para colectivos, se están haciendo rampas para darle accesibilidad a todas las veredas y se está trabajando sobre los seis paradores que se van a ubicar sobre la avenida Alberdi (los cinco restantes van sobre Directorio)”. En tanto, pronosticaron que la finalización del décimo corredor será a comienzos de octubre próximo, poco antes de la primera vuelta electoral.

Para entonces, se conformará una especie de “U” que inicia el recorrido en San Pedrito y va por Alberdi hacia el Oeste, hasta avenida Bruix -será el nexo entre ambas arterias- y luego retornará por Directorio mano al Centro, hasta San Pedrito.

Desde la Secretaría de Transporte argumentaron que el proyecto propone la puesta en valor de ambas avenidas realizando un corredor central exclusivo para líneas de colectivo, y “plantea un reordenamiento de las paradas para mejorar la operación y la situación de espera, la accesibilidad y los tiempos de viaje de 65.000 usuarios de transporte público que trasbordan o hacen su primer viaje en esta zona”. Por otro lado, destacaron que la puesta en valor del entorno comprende nuevos árboles en la traza.

Cabe recordar que, en febrero pasado, la jueza Liberatori había ordenado al gobierno porteño que encabezara la apertura de una mesa de diálogo con autoridades comunales, vecinos y comerciantes de los barrios afectados por la obra del Metrobús Alberdi Directorio, a partir de las reiteradas quejas de vecinos y comerciantes, quienes denunciaron que nunca fueron consultados para comenzar los trabajos. “Nos oponemos al Metrobús porque pone en riesgo a los comercios de la zona, rompe con la identidad del barrio, no permite estacionar sobre Alberdi, es innecesario porque el tránsito es fluido y porque contempla la tala de árboles centenarios y altera zonas bajo protección histórica en Parque Avellaneda”, detallaron en un comunicado las asociaciones de Comerciantes y Vecinales de las Comunas 7, 9 y 10, involucradas en la traza.

En ese sentido, Jorge Elger, titular del Centro de Comerciantes de Juan B. Alberdi y uno de los firmantes del amparo, explicó que llevaron una propuesta alternativa “que no implique un carril central, sino una vía exclusiva para colectivos por la derecha, como existe en las avenidas Córdoba o Callao, mejorando el mobiliario urbano para que sea accesible para las personas con discapacidad. De esa forma se plantearía un escenario intermedio, que evitaría muchos de los perjuicios que estamos mencionando en el amparo, como por ejemplo la extracción de árboles”. Sin embargo, si bien el Juzgado aceptó sumar esta propuesta al expediente para considerarla sobre la avenida Directorio, aún no se expidió al respecto. Por eso los amparistas están reclamando que se vuelva a convocar a la mesa de diálogo.

Si bien en esta primera etapa, la obra del Metrobús no afecta no afecta al centro comercial de Mataderos, cuyo epicentro se despliega sobre la avenida Juan B. Alberdi, si le impactará de lleno en la segunda. “Nuestra intención es que el Metrobús no llegue a Mataderos -enfatizó Jorge Elger- ya que perjudicaría al comercio de la avenida Alberdi, tal como como ocurre tanto con en el Metrobús de la avenida San Martín como con en el de la avenida Cabildo”. Y añadió “sabemos que el Metrobús puede resultar una alternativa exitosa en algunos casos, como ocurrió en la avenida Juan B. Justo, donde generó una fluidez notoria en el tránsito vehicular, pero en nuestra traza no sólo no agilizaría el transporte, sino que perjudicaría al comercio lindero. Por eso esperamos que los distintos candidatos a jefe de Gobierno se expidan en contra del Metrobús en Mataderos”.

Tal como lo vienen señalado desde principios de año, cuando se puso en marcha la obra, los comerciantes, comuneros y vecinos que se muestran en contra del Metrobús de Alberdi y Directorio, sostienen su rechazo al tratarse de una obra “innecesaria, inconsulta y dañina para el medioambiente, que atenta contra la actividad comercial de la zona”.

Como se sabe, la obra del Metrobús de Alberdi y Directorio está planificada en dos etapas: la primera, desde San Pedrito hasta avenida Bruix (ida por Alberdi y vuelta por Directorio), y la segunda desde allí hasta General Paz por la avenida Alberdi. Entre los argumentos que señalan los vecinos por los cuales se oponen terminantemente a la llegada del Metrobús, se aclara que “los tramos elegidos son todos de mano única y amplios, por lo que no se apreciará ventaja alguna en el tiempo de recorrido. Sólo el distanciamiento de las paradas, que serán cada cuatro cuadras y no cada dos, reducirá ese tiempo”, expresan. Pero, además, la prohibición de estacionar que implicaría la llegada del Metrobús significa un duro golpe para el comercio establecido sobre la avenida Alberdi, no sólo el ubicado en el corazón mercantil y financiero de Mataderos, sino el de la industria de los sanitarios, que desde hace más de medio siglo reúne más de cuatrocientos comercios y unos dos mil trabajadores. “Toda esa gente ve peligrar su actividad económica debido a una obra injustificada, planificada desde escritorios lejanos a nuestros barrios y ejecutadas en un año electoral. Pero eso sí, el Ejecutivo porteño sigue sin construir un solo metro de subte”, señalan.

La obra está encarada a través de la empresa Ausa y fue adjudicada a la empresa Vialmani s.a. por $ 930.843.052,58 más IVA, que sumados a los 151 millones destinados a quitar adoquines y poner pavimento articulado, suman más de 1.082 millones de pesos.

Ricardo Daniel Nicolini

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *