Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 8, 2023 4:48 pm
Cosas de Barrio

El presidente fortinero que no pudo ser

“¿Por qué no me pregunta nadie por Provita? No me preguntan porque no les interesa el proyecto”, expresó frente al micrófono Guillermo Armentano y el gesto del rostro se le endureció. El exdirigente fortinero que secundó a Héctor Gaudio en la etapa más gloriosa del club de Liniers (1993-1996) -y que fuera jefe de la custodia presidencial de Carlos Menem- solía ponerse enfático cada vez que se disponía a hablar de su querido Vélez, y su carácter sanguíneo y visceral florecía por encima de sus 74 años.

Pero esta vez todo sería distinto. Faltaban apenas diez minutos para la medianoche del miércoles 2 de noviembre, y Armentano compartía el tramo final de una extensa entrevista en vivo en el programa “Vélez a fondo”, que conducen el reconocido periodista partidario -y juntista de la Comuna 9- Hernán Poggi, su hijo Gianluca y Diego Rodríguez, en los estudios de la emisora local Frecuencia Zero. Antes de ir para la radio, Guillermo había participado de la asamblea de socios en la sede velezana y las palabras le fluían a borbotones.

Pero, además, el padre del exdelantero Mariano Armentano, estaba empezando a posicionarse como candidato a presidente de su querido Vélez -un sueño encapsulado durante décadas- de cara a los comicios que se llevarán a cabo hacia fines del año próximo. “No fui presidente porque no quise -enfatizó en un tramo de la charla- cuando quisieron echar a Gaudio yo no quise que lo echaran. Como era el vicepresidente yo hubiera asumido. Pero hora no tengo que hablarle más a mi generación, porque ellos fueron los que pusieron cosas inadecuadas. El que puso que tengo una enfermedad fue uno que me conoce muy bien, el mismo que no quiso en tres oportunidades que yo fuera presidente”.

En distintos pasajes de su participación, el exdirectivo hizo referencia a rumores que habían nacido en las redes sobre supuestos problemas de salud que lo aquejaban. “Soy más joven que Lula y cuando le preguntaron si iba a ser candidato a presidente, Lula dijo que se iba a hacer un chequeo médico. Yo desmiento rotundamente al que escribió por ahí que yo estaba enfermo. Que venga y me diga a ver de qué estoy enfermo. En las redes dicen cualquier cosa, así que me voy a revisar por las dudas”, afirmó con una sonrisa irónica. Una sonrisa que desconocía por completo lo que el destino le tenía preparado para algunos minutos más tarde.

El programa terminó a las 12 en punto, y como en un cuento de hadas, el hechizo se disolvió y la enjundia se convirtió en calabaza. Armentano se quedó dialogando con los conductores por un largo rato y, ya en la vereda, pareció apiadarse de ellos y dio por terminada la charla. “Muchachos, vayan a dormir, no los aburro más, porque yo soy capaz de quedarme hasta las cuatro de la mañana hablando de Vélez”, les dijo. Pero cuando estaba por subirse al auto, notaron que algo no estaba bien. Se había descompensado. “Pensé que le había bajado la presión porque no había comido -contó Poggi al día siguiente-. Entonces lo llevé a la casa, en Carhué al 700, manejando su auto. Fuimos charlando esas cuadras porque nunca perdió la lucidez. Me abrió la mujer y le conté lo que había pasado. Ella llamó a la ambulancia que tardó una hora. Poco después, en la madrugada del jueves, falleció en la Guardia del Santojanni”.

Aunque no se atrevió a confesarlo al aire, ni tampoco fuera del estudio, sus allegados señalaron luego que Armentano estaba eufórico porque una agrupación lo había convencido para que su fuera candidato a presidente.

“Guillermo nos dio una clase de lo que hay que hacer en Vélez y lo que no hay que hacer”, expresó Poggi, acongojado, al día siguiente, y contó que a Armentano, desde hacía diez años, lo obsesionaba la idea de comprar el viejo edificio de Provita, de Barragán y las vías, para montar allí la Universidad Vélez Sarsfield. Un proyecto que ningún directivo apoyó jamás.

Hoy Poggi, en homenaje a su amigo, apuesta a recoger el guante. Tal vez alguna agrupación lo enarbole como bandera y aquel viejo sueño se haga realidad.

Lic. Ricardo Daniel Nicolini

cosasdebarrio@hotmail.com

editorial
cosas de barrio – Editorial

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *