Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 2, 2022 10:34 am
Cosas de Barrio

Se podrá renovar el registro de conducir en la subsede de la Comuna 9

El edificio, que se mantiene cerrado desde marzo de 2020, reabrirá sus puertas a mediados de noviembre 

La subsede de la Comuna 9 ubicada en Parque Avellaneda, se encuentra cerrada al público desde el 19 de marzo de 2020, exactamente un día antes de que se decretara la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. Actualmente, lejos de las restricciones y el aislamiento, la del bajoautopista de avenida Directorio 4360 es la única sede comunal cerrada en toda la Ciudad de Buenos Aires. No obstante, a comienzos de octubre se pusieron en marcha una serie de obras tendientes a dejar el establecimiento en condiciones para lograr su reapertura a mediados de noviembre. Al cierre de esta edición ya se había realizado la destapación de los desagües cloacales y la reparación de las filtraciones en los techos, y sólo restaban los trabajos de pintura finales.

Pero la novedad más saliente es que, cuando se concrete la ansiada reapertura de la subsede -tras permanecer más de dos años y medio cerrada- los vecinos de la Comuna 9 podrán realizar allí el trámite de renovación de la licencia de conducir. “Las obras avanzan muy bien y la subsede ya está próxima a reabrir sus puertas”, le confirmó a Cosas de Barrio el presidente de la Junta Comunal 9, Maximiliano Mosquera Fantoni. Y agregó que “todo el sector oeste del edificio, es decir, entrando hacia la derecha, estará destinado al circuito de postas de evaluación psicofísica para que los vecinos que los necesiten realicen allí el trámite de renovación del registro de conducir”. A la fecha, no obstante, aún no está confirmada la posibilidad de que se establezca un circuito callejero en las inmediaciones de la subsede, para que los nuevos aspirantes a obtener su licencia puedan rendir la prueba de manejo en la Comuna 9. “La idea era diagramarlo en torno a la plaza Olivera, que es una zona ideal por la facilidad de acceso y el escaso tránsito vehicular que suele circular por la zona”, explicó Fantoni.

Actualmente, el Gobierno porteño puso en funcionamiento diez circuitos callejeros en otras tantas comunas de la Ciudad donde los vecinos pueden sacar el registro en el día, una vez superadas las evaluaciones psicofísicas y los exámenes teórico y práctico de manejo. Las pruebas se realizan en automóviles con doble comando, conectados a un Sistema Integrado de Monitoreo, y quienes se acercan a rendir el examen tienen la opción de elegir el tipo de caja de cambios entre manual y automática.

Esa modificación en las prestaciones de la dependencia municipal local hizo que el Servicio Social Zonal, que hasta que dejó de operar la subsede funcionaba allí, se traslade a la sede principal de Timoteo Gordillo 2212, esquina Rodó. El Servicio Social Zonal resulta particularmente importante, ya que se ocupa de atender las necesidades básicas de los sectores más vulnerables de la Comuna (otorgamiento y renovación de certificados de discapacidad, programas de contención para adolescentes, acompañamiento económico a familias en situación de indigencia, a personas mayores y a embarazadas o madres de niños pequeños, y eximición del pago del trámite del DNI, entre otras). Según se supo, volvería a estar operativo en los próximos días, cuando se concluyan algunas pequeñas modificaciones edilicias que se están llevando a cabo actualmente en la sede de Timoteo Gordillo.

Los vecinos y los trámites municipales

El edificio de la subsede de la Comuna 9, ubicado en un bajoautopista de avenida Directorio a metros de Olivera, en Parque Avellaneda, fue inaugurado hace poco más de nueve años, en agosto de 2013, con la intención de descomprimir la atención en la sede central de Timoteo Gordillo 2212, cuyo edificio resulta limitado y obsoleto para atender la permanente demanda de los vecinos en materia de trámites con el Estado porteño. Pero, además, en la delegación comunal de Parque Avellaneda se ubican las oficinas de los comuneros locales, tanto del Frente para la Victoria como de Juntos por el Cambio, quienes desde que la subsede cerró sus puertas, debieron improvisar sus despachos en bares, plazas o instituciones locales. Sin embargo, desde comienzos de octubre, los juntistas cuentan con un espacio provisorio y rotativo de atención en la sede central de Timoteo Gordillo, que se mantendrá hasta que se reabra la subsede.

Para entonces, los juntistas volverán a contar con sus despachos para atender al público, y el edificio estará dotado con una isla virtual para atender en forma on line los trámites de los vecinos. Como se sabe, desde la llegada de la pandemia, la mayoría de los trámites pasaron a ser virtuales, por lo que la isla virtual -que ya funciona en la sede central- está pensada como un espacio para asistir a quienes no estén familiarizados con el uso de plataformas digitales.

Queda pendiente aún la posibilidad de que la Comuna 9 vuelva a contar con Registro Civil (es una de las tres comunas porteñas que no lo tienen) “Es un anhelo que todavía no hemos podido concretar, porque desde el Renaper nos dicen que no tienen personal disponible”, concluyó Fantoni.

Ricardo Daniel Nicolini

Licencias_ Nuevos metodos de examen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *