Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
July 1, 2022 10:37 pm
Cosas de Barrio

“El principal foco delictivo se concentra en las inmediaciones de la Estación Liniers”

A días de la apertura de la Comisaría Comunal 9B, el comisario Sergio Rodríguez, jefe de la dependencia, le brindó una entrevista exclusiva a Cosas de Barrio

A fines de abril pasado comenzó a funcionar la flamante Comisaría Comunal 9 que, desde entonces, opera en el moderno edificio de Juan B. Justo 9752, entre Gana y Cuzco, Liniers Norte, justo en el extremo noroeste de la Comuna 9. Para conocer detalles de sus prestaciones y ahondar en los temas más candentes en materia de seguridad, Cosas de Barrio se entrevistó con el comisario Sergio Rodríguez, titular de la Seccional 9B, que presta servicios en todo el barrio de Liniers.

“Liniers es más tranquilo que Palermo. Tal vez tenga que ver con la densidad de población, allí hay muchos edificios y aquí predominan las casas bajas”, comenzó analizando el funcionario que está a cargo de la dependencia desde el 24 de febrero pasado, cuando llegó procedente de la Seccional 14A, de Palermo, de la que fue jefe durante dos años. Hasta el 2017 el comisario Rodríguez fue parte de la Policía Federal, donde se desempeñó en diversos destinos, como en la triple frontera de Iguazú. Luego se sumó a la Policía de la Ciudad, primero en el área de Investigaciones, luego en la Alcaldía y finalmente en comisarías.

Para el comisario Rodríguez –que aunque vive en Caseros es oriundo de Mendoza, tal como lo delata su tonada- la zona más caliente de Liniers en cuanto a complejidad delictiva sigue siendo la de la Estación. “En horas pico se observan muchos arrebatos, fundamentalmente de celulares, tanto a la salida de los andenes como en Rivadavia y Francisco de Viedma. Algo similar ocurre también en las paradas de colectivos de la avenida General Paz, tanto arriba como abajo del puente, por eso estamos reforzando la presencia policial en esas zonas”, explicó el funcionario de 54 años.

Otro sector complejo es el de los boliches que se suceden sobre la avenida Rivadavia, entre Fonrouge y Lisandro de la Torre. “Los fines de semana se juntan cuatro mil personas por noche y se producen riñas callejeras que alteran la tranquilidad del vecindario. Es habitual también encontrarse con gente orinando o defecando en la vía pública, algo culturalmente aceptado por muchos integrantes de la comunidad boliviana que concurre a esos boliches”, sostuvo el comisario, y contó que se reunió con los vecinos de la zona y se comprometió a revertir esa situación. “Estamos trabajando con la Comuna para que, además de la presencia policial, se ubiquen puestos de control de alcoholemia en las inmediaciones, de manera de intentar limitar el consumo de alcohol, que en gran medida funciona como el desencadenante de varias de esas situaciones”.

– Algo similar ocurre con los vecinos linderos al estadio de Vélez Sarsfield ¿Ha tomado contacto con ellos también?

– Sí, soy consciente de los inconvenientes que se le generan al vecino de la zona cuando hay partidos o recitales en Vélez, fundamentalmente cuando hay encuentros con presencia de hinchas visitantes porque el vallado que se realiza los deja literalmente encerrados. De ese tema se encarga el club conjuntamente con el área de Seguridad Deportiva, que es la que tiene jurisdicción en las inmediaciones del estadio los días de partido. Allí nuestra tarea se reduce a Álvarez Jonte, Barragán, las vías del Sarmiento, General Paz y Juan B. Justo. Ese es el sector en el que tengo que controlar que no haya trapitos, reventa de entradas, ni venta de alcohol.No obstante, desde la Comisaría nos vamos a poner en contacto con los directivos para tratar de buscarle una solución a esos inconvenientes.

El comisario Rodríguez recalcó que le interesa tener encuentros con los vecinos, fundamentalmente en las reuniones de Comisarías Cercanas, que se realizan el primer jueves de cada mes. “La denuncia directa del vecino me es de suma utilidad para armar el mapa del delito en la jurisdicción y desplegar mi dotación en base a eso”, sostuvo y agregó además que “si en esas reuniones surgen reclamos por falta de iluminación, rotura de veredas o falta de higiene en el espacio público, genero un expediente y lo derivo al área que corresponda para que se tomen cartas en el asunto”.

– ¿Se registran casos de entraderas o robos de vehículos?

– Los casos de robos de casas son esporádicos en la zona. Hasta hace un tiempo recibimos varias denuncias por robo de ruedas de vehículos estacionados, pero últimamente mermó bastante. Hasta hace algunos años toda esta zona de Liniers y Versailles lindera a la General Paz y cercana a Fuerte Apache era bastante insegura, pero eso se logró controlar con la presencia de policías en toda la franja de General Paz.

La jurisdicción de la Comisaría 9B se ajusta a la geografía del barrio de Liniers. Es decir: General Paz, Juan B. Justo, Irigoyen, Yerbal, Sáenz Valiente, Albariño y Emilio Castro. “Vale recordar que también tomamos la vereda oeste de la avenida General Paz, hasta la línea de edificación de Ciudadela, y allí a veces tenemos algunos inconvenientes para complementarnos con la Policía Bonaerense”, reconoció Rodríguez.

La seccional cuenta actualmente con una dotación de 420 efectivos (cuarenta menos que hace tres años) diez patrulleros recorriendo las calles en forma permanente, seis motos (cuatro por la mañana y dos por la tarde) y cuatro bicicletas que recorren la entrada y salida de los colegios (dos por la mañana y dos por la tarde). “Siempre trato de que la presencia policial se note, porque eso desalienta el accionar delictivo. Si hay un policía cerca el delincuente lo va a pensar dos veces antes de actuar”, enfatizó el comisario y remarcó que “hacen falta más motos”. Respecto a la disposición de esos efectivos, explicó que “la mayor cantidad se ubica de Rivadavia hacia el sur, para evitar tener que lidiar con el cruce de las vías”. Y remarcó que “en la zona de los pasajes tenemos presencia policial las 24 horas”.

En todos los casos, los policías de calle trabajan por burbuja, “es decir que tienen una zona asignada y a través de un geolocalizador podemos saber dónde se ubican, lo mismo que los patrulleros”, explicó Rodríguez.

– ¿Le preocupa el tema de venta de droga en la zona?

– Sí, claro. De hecho hicimos varias detenciones en vía pública y decomisamos tanto cocaína como marihuana, pero siempre a partir de alguna sospecha ocasional en la que algún agente tomó intervención. En los operativos que surgen a partir de una denuncia interviene la División Drogas Peligrosas. Por eso en materia de narcotráfico es muy importante la colaboración de los vecinos, ya que si ellos nos indican los lugares donde se comercializa la droga podemos intervenir en forma inmediata. Entiendo que muchas veces, por temor, el vecino prefiere no meterse, pero existen denuncias de identidad reservada, donde no se los involucra en absoluto.

Por otra parte, el comisario Rodríguez contó que días pasados allanaron y clausuraron dos prostíbulos en Ramón Falcón y José León Suárez, “pero en ningún caso se pudo comprobar el delito de trata, ya que las mujeres que trabajaban allí lo hacían por su propia voluntad”, señaló.

– ¿Debieron intervenir en casos de violencia de género?

– Estamos en contacto permanente con la dirección del hospital Santojanni. Ellos nos notifican los casos de violencia de género, además de los de maltrato o abuso infantil. Hasta ahora hemos intervenido esporádicamente en algunos casos, pero sólo con la colocación de una consigna en el domicilio de la víctima.

En el enorme edificio policial, donde hasta hace algunos años funcionaba una estación de servicio YPF, se encuentra el despacho del jefe de las comisarías comunales, el comisario inspector Jorge Daniel Gómez, el del comisario y de los subcomisarios. También funciona la oficina de Personal, la Administrativa, y la Judicial, que tramita las actuaciones y denuncias, y una alcaldía, que permite alojar transitoriamente a los detenidos. Además se encuentra la División Planificación Operativa de Servicio, el área de disposición de grúas y la de Investigaciones Comunales. En los próximos días comenzará a funcionar también la División Protección familiar y de género, que estará integrada por un equipo interdisciplinario, conformado por psicólogos, médicos y asistentes sociales.

Como se sabe, hasta el mes pasado la Comisaría 9B funcionaba en forma precaria en el playón bajo autopista de Barragán 306, y el personal debía ingeniárselas para cumplir sus funciones administrativas en ocho contenedores. Así se mantuvo durante casi tres años, desde que se puso en marcha el 26 de julio de 2019.

Hasta esa fecha, sin embargo, la situación era aún más compleja. Porque la Comisaría 9B debía cubrir las necesidades de los vecinos de Liniers, pero la dependencia se encontraba en Parque Avellaneda. Estaba a 25 cuadras del inicio de mi jurisdicción, y mucho más lejos aún del centro comercial de Liniers, la zona más caliente en materia de inseguridad. Pero todo eso hoy ya es pasado.

– ¿Qué se siente al pasar de trabajar en contenedores a un edificio de estas características?

– Una gran alegría porque el cambio es sustancial, no sólo para nosotros y el personal, sino también para los vecinos que se acercan a la comisaría. En Barragán teníamos baños químicos y acá tenemos desde un gimnasio hasta un lactario, pasando por un vestuario con duchas y un comedor. La sede de Barragán, no obstante, seguirá dependiendo de la Seccional 9B como playón de vehículos secuestrados y móviles policiales.

Sobre el final de la charla el comisario Rodríguez pidió aprovechar la entrevista para hablarles a los vecinos. “Con esta nueva comisaría vamos a estar más cerca de los vecinos. Siempre van a estar las puertas abiertas para recibirlos”, concluyó.

Ricardo Daniel Nicolini


Una sede policial acorde a las necesidades del barrio

Aunque no hubo una inauguración oficial, el 6 de mayo pasado el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó una recorrida por la nueva Comisaría Comunal 9, en la que estuvo acompañado por el ministro de Gobierno, Jorge Macri, el de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, y el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard.
La nueva sede de la Comisaría Comunal 9, se encuentra en edificio de dos plantas, ubicado la avenida Juan B. Justo, casi Cuzco, debajo de la autopista Perito Moreno, y en ese predio también funciona la Comisaría Vecinal 9 B. Es la quinta Comisaría Comunal que se construye a nuevo desde la creación de la Policía de la Ciudad, luego de las 1, 4, 8 y 10.
“Ya simplemente el hecho de ver el edificio transmite un compromiso con la seguridad y también transformó este barrio, que era muy distinto porque los bajo autopistas suelen ser zonas feas y abandonadas”, sostuvo Macri durante la recorrida. El funcionario agregó que “adentro tiene condiciones de trabajo excepcionales, entre ellas la alcaidía para tener detenidos hasta que el Servicio Penitenciario ordene el traslado, con mucha seguridad y condiciones dignas, también muy segura para el personal que tiene que interactuar con el detenido”.
Por su parte, D’Alessandro consideró que es “un momento muy feliz poder generar las condiciones que tienen que tener a quienes nos cuidan, hombres y mujeres que todos los días salen a poner el cuerpo para cuidarnos”. El ministro explicó que “esta nueva Comisaría Comunal es donde se planifica todo el despliegue policial de la Comuna 9” e invitó a los vecinos a que se acerquen a la sede “porque la nuestra es una política de seguridad de cercanía y proximidad, y necesitamos escuchar las necesidades y problemáticas de la gente para actuar en consecuencia”.
A su turno, Berard destacó la importancia de las nuevas instalaciones “donde además de funcionar las comisarías, hay una oficina de Género, alcaidías, atención al público y lugares para guarda de móviles, además del sector academia, vestuarios y lugares de descanso para el personal”.
El edificio tiene dos plantas y en total puede albergar una operatoria de 600 personas, entre todas las instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *