Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
July 28, 2021 4:20 am
Cosas de Barrio

La infancia que duele

El caso de Maia Beloso, la niña de 7 años que fuera secuestrada en el barrio Cildáñez, de Parque Avellaneda, nos mantuvo en vilo y masticando angustia durante 72 largas horas, hasta que la noticia de su hallazgo en Luján nos devolvió el alma al cuerpo. Sin embargo, el futuro de la pequeña no parece diferenciarse en absoluto de su pasado reciente, el mismo que padecía hasta que el caso policial que la tuvo como protagonista, la pusiera en el centro de la escena informativa.

Maia –o M, como se la menciona en los medios a pedido de la Justicia- vive en la calle con su madre Estela, que es víctima del desamparo y las adicciones. Maia vive en el patio trasero de la sociedad, allí donde van a parar los trastos en desuso a los que nadie les presta atención, salvo cuando se los descarta por completo. Su realidad lastima y avergüenza. Y lo que es peor: su caso no es el único. Otros tantos niños que deberían tener garantizado un techo, un plato de comida y el acceso a la salud y la educación, están expuestos a los peligros cotidianos que implica la calle. Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, estiman que, actualmente, hay entre 50 y 60 chicos viviendo en las mismas condiciones que Maia, de acuerdo con las cifras del último mes del Programa Buenos Aires Presente (BAP). Y según el último censo de personas en situación de calle realizado por ese organismo en 2019, habría unas 1.147 personas sin hogar durmiendo en las calles porteñas.

Esas cifras, indignantes desde el vamos, contrastan no obstante con la que aportan las organizaciones sociales que trabajan en las calles porteñas, que prefieren basarse en los números del Segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle en la Ciudad de Buenos Aires. El relevamiento, realizado también en 2019, registraba por entonces a unas 7.251 personas sin hogar. De ese total, el 16% -es decir 871- eran niños, niñas y adolescentes. Como M, todos esos chicos son víctimas permanentes de redes de trata. Y si no cuentan con un familiar que los reclame y logre instalar su caso en los medios, su ausencia pasaría desapercibida para los ojos cerrados de la sociedad, que no los quiere ver.

Para los especialistas en el tema, incluso, es muy probable que el número de chicos viviendo en la calle, desde que se realizó el censo hasta ahora, y con una pandemia en el medio, haya aumentado notoriamente. Pero además, la cifra se engrosa si se considera la cantidad de familias que vive en hoteles o en paradores y que alterna el techo de material con el azul cielo de el de la calle.

Por otra parte, un gran porcentaje de las personas en situación de calle que deambulan en la Ciudad, corresponde a mujeres con niños. Niños que están a la deriva y expuestos a todo: trata de personas, violencia, abusos, trabajo infantil, adicciones, etc. Los niños y niñas junto a las personas mayores, son quienes más padecen los peligros de la calle.

Pero esa acuciante realidad no parece importarle demasiado al resto de la sociedad ni al Estado, que suele asistir a esta gente con dos políticas básicas: por un lado, un subsidio habitacional, que por lo general no es suficiente para revertir de manera permanente la situación de calle; y por el otro, la posibilidad de garantizar techo por una noche en los paradores o en los lugares conveniados con la Ciudad. Ambas políticas combaten la inminencia, pero no atacan el problema de raíz.

Las cifras son aún más angustiantes si se considera todo el territorio nacional, donde unos 316 mil niños, niñas y adolescentes vivían en 2020 en hogares indigentes con inseguridad alimentaria severa y sin percibir transferencias de ingresos directas, de acuerdo con los relevamientos del Observatorio de la Deuda Social Argentina, UCA y proyecciones poblacionales del INDEC.

Tal vez el sacudón que nos propinó el caso M haya servido para algo ¿Habrá llegado la hora de ponerse a trabajar en serio o vamos a seguir mirando para otro lado?

Lic. Ricardo Daniel Nicolini

cosasdebarrio@hotmail.com

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *