Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 13, 2024 6:37 am
Cosas de Barrio

Los cortes de energía eléctrica, el karma de cada verano

Así lo expresan los resultados de la última encuesta digital de Cosas de Barrio

De acuerdo con la opinión de la gente que durante el último mes participó de la encuesta digital que Cosas de Barrio realizó en su sitio de Internet (www.cosasdebarrioweb.com.ar), el 44 por ciento de los votantes aseguró que, en lo que va de este verano, no sufrió ningún corte de electricidad; otro 25%, por el contrario, expresó que sufrió tres apagones en su domicilio; un 14% debió padecer cuatro interrupciones del servicio eléctrico; el 12% lleva acumulados dos cortes de luz; mientras que al 5% restante se le cortó la luz en una única oportunidad (ver gráfico).

En total, en esta nueva edición de la encuesta digital realizada vía Internet por este medio, participaron un total de 1.927 vecinos.

A diferencia de lo ocurrido durante el mes de enero, cuando el termómetro porteño se mantuvo en temperaturas agradables, febrero se mostró como un mes más riguroso en materia de calor y, en ocasiones, los valores rondaron o superaron los 40°. En ese contexto, tal como era de suponer, los cortes de energía eléctrica no se hicieron esperar y -una vez más- fueron un clásico del verano porteño.

Se sabe que las altas temperaturas con leves descensos en horas de la noche suelen ahogar la infraestructura de distribución y el resultado, se sabe, son cortes que se reiteran según la zona, que muchas veces se extienden por más de un día. Cammesa, la empresa administradora mayorista del suministro eléctrico, reconoció a comienzos de febrero que la demanda superó el récord establecido el año pasado. El Gobierno, entonces, salió a señalar que el escenario es producto de la desinversión de las gestiones anteriores.

El récord se concretó en horas de la tarde del 4 de febrero, más precisamente a las 14.48, cuando el consumo registrado en el Sistema Interconectado Nacional (SADI) alcanzó los 29.653 MW, marca que superó los 29.105 MW, establecida el 13 de marzo del año pasado. Para entonces, miles de usuarios de Edesur de los barrios de Almagro, Barracas, Caballito, Floresta, Liniers, Mataderos, Monte Castro, Parque Chacabuco, Recoleta, San Cristóbal, San Telmo, Villa Crespo, Villa Devoto, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Villa Soldati y Villa Santa Rita estaban sin luz.

“Llamamos a Edesur y nos contesta un mensaje automático diciendo que a determinada hora vuelve. Y como no sucede en ese término, volvemos a llamar. El número de Emergencias de la empresa ya casi lo tengo tatuado. También llamamos al número de electrodependientes, ya que hay varias personas con discapacidad o muy mayores que no pueden moverse y quedan sin ventilador con estas temperaturas. Además, como es de suponer, al rato nos quedamos sin agua y todo lo de la heladera o el freezer hay que tirarlo”. La que habla es Mercedes que, a fuerza de ser una usuaria entrenada en el arte de padecer los cortes de energía eléctrica, optar por el método zen. Claro que hay otros vecinos que explotan de ira, y razón no les falta.

A la hora de ahondar en las causas que hacen que en cada verano los vecinos deban padecer esta compleja e injusta situación, los argumentos suelen ser recurrentes: la falta de obras de mantenimiento -muchas veces con tendidos subterráneos del siglo pasado-; el avance descontrolado en la construcción de edificios de varios pisos que se apoyan en la misma red eléctrica, que antes sólo debía soportar el consumo de una única propiedad familiar; y -desde las empresas prestatarias- la falta de actualización de las tarifas eléctricas que, supuestamente, no les hace posible una reinversión acorde en el servicio.

Este último punto -el único que vuelve a impactar en el usuario- es, sin embargo, el único que será subsanado. El Gobierno de Javier Milei se comprometió con el Fondo Monetario Internacional a aplicar aumentos superiores al 200% en las boletas de luz -y al 150% en el caso del gas- a partir de febrero, a los que se sumarán actualizaciones mensuales. Ese camino es clave en el objetivo de equilibrio fiscal que planteó el ministro de Economía, Luis Caputo, quien apunta a reducir los subsidios a la energía en 0,5 puntos del PBI durante el 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *