Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 24, 2024 10:35 pm
Cosas de Barrio

El sudoeste, la zona más desatendida de la Ciudad de Buenos Aires

Así lo expresan los resultados de la última encuesta digital de Cosas de Barrio

De acuerdo con la opinión de la gente que durante el último mes participó de la encuesta digital que Cosas de Barrio realizó en su sitio de Internet (www.cosasdebarrioweb.com.ar), el 52 por ciento de los votantes sostuvo que el sur de la Ciudad es la zona más desatendida por el municipio porteño; otro 41% optó por la porción oeste; un 5% se inclinó por la zona norte; mientras que apenas el 2% restante destacó al centro de la Ciudad (ver gráfico).

En total, en esta nueva edición de la encuesta digital realizada vía Internet por este medio, participaron un total de 1.927 vecinos.

Los números que arrojó este muestreo no hacen más que enfatizar lo que viene siendo una constante en el perfil histórico de la Ciudad de Buenos Aires, donde el norte y el centro -que incluyen gran parte del casco histórico porteño y nuclean los principales recorridos turísticos- acaparan gran parte de la atención de las políticas públicas, en desmedro del resto del territorio, cuyos vecinos padecen las consecuencias de ese contraste tan marcado. Una realidad que, lejos de comenzar a equipararse, pareció profundizarse en lo que va del siglo XXI.

Así, no parece ser casual que los participantes de esta encuesta hayan subrayado las carencias del sur y del oeste porteño -en definitiva, todo la franja sudoeste- para reunir entre ambas opciones el 93% de las preferencias, contra apenas el 7% del privilegiado norte y el centro de la Ciudad.

Pero esas diferencias en materia de políticas públicas que establece la administración porteña se replican también en otros aspectos socioeconómicos, que no hacen más que reafirmar la polarización entre las dos caras del distrito más rico del territorio nacional.

En los barrios del sur de CABA, la pobreza es más de cuatro veces superior a la de los del norte. En ese sentido, los barrios del sur y del norte de la ciudad de Buenos Aires muestran marcadas diferencias económicas y sociales, que se reflejan en una brecha en los niveles de pobreza, ingreso, desocupación, formalidad laboral, acceso a los servicios y hasta en la cantidad de habitantes por hogar, según los datos informados por la Dirección General de Estadística y Censos (Dgeyc) porteña.

La diferencia en la medición de pobreza multidimensional es aún mayor: del 17,5% que arroja el promedio del distrito, se observa un 7,4% en los barrios del norte y un 32,1% en los del sur. Es decir, 4,3 veces más que en el otro extremo de la ciudad.

Según Agustín Salvia, director de investigaciones del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA), el contraste norte-sur en la ciudad “tiene una larga historia” cuyos orígenes se remontan a la década del ’70 del siglo XIX. “Esas desigualdades -sostuvo- se han venido reproduciendo en el tiempo y hacen que la ciudad crezca en función de esa lógica”. Y en ese aspecto, Salvia abordó dos variables en tensión: por un lado, los intentos de los sucesivos gobiernos porteños por impulsar el desarrollo de la zona sur y, por el otro una lógica de mercado que profundiza esas diferencias.

Al respecto, aclaró que “no quiere decir que no se pueda hacer algo, pero la política pública de la ciudad de los últimos años profundizó esa desigualdad”. Más allá de que se procuró “recuperar espacios que estaban degradados o mejorar la calidad de vida en villas, asentamientos y barrios del sur de la ciudad, con una mayor inversión en materia de infraestructura urbanística, vivienda y servicios”.

Y en esa dinámica polarizada que establece un norte rico y un sur pobre, en la que las administraciones porteñas se preocupan por visibilizar políticas que apunten a equiparar esas diferencias, el oeste resulta ser el más ninguneado. En ese aspecto, el barrio de Liniers es una muestra acabada de la desatención que viene padeciendo en las últimas décadas.

En síntesis, una realidad que debería ser mirada más de cerca por las flamantes autoridades porteñas, de cara a la gestión que se pondrá en marcha el 10 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *