Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
June 20, 2024 11:35 pm
Cosas de Barrio

Rescatan 17 caniches de un criadero ilegal en Liniers

La policía de la Ciudad desbarató un criadero ilegal de perros en el barrio de Liniers y rescató 17 caniches que estaban en malas condiciones de salud. Según señala la investigación realizada por el Ministerio Público Fiscal, los cachorros eran vendidos a través de un sitio de Internet, en valores que oscilaban entre los 100 mil y los 400 mil pesos.

Personal de la División Delitos Ambientales, junto a la División Canes, encabezó este jueves por la mañana un procedimiento en un inmueble ubicado en la calle Tonelero 7212, a metros de Carhué, donde una pareja de adultos se dedicaba a criar perros para luego ofrecerlos a la venta por una página de internet.

El caso se inició por la denuncia de vecinos y, tras la investigación realizada por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal (MPF), se pudo determinar que los propietarios tenían a los animales en malas condiciones y que los comercializaban.

Con intervención de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo del Dr. Carlos Rolero Santurián y ante la Secretaría del Dr. Ricardo Bomparola, y del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 2, del Dr. José Beguelin, se dictó la orden de allanamiento a la vivienda.

Al ingresar, los efectivos observaron a los perros enjaulados, hacinados y en pésimas condiciones de higiene. Asimismo, el personal veterinario que intervino detectó tumores en algunos de los perros y otras posibles enfermedades. Además, muchos presentaban el pelaje impregnado con material fecal.

En consecuencia, el magistrado a cargo del caso dispuso trasladar a los 17 caniches encontrados a una asociación protectora de animales con sede en Berisso, para su recuperación, e imputar a los propietarios por maltrato y crueldad animal.

Según se supo, los animales secuestrados eran de edad adulta y los cruzaban casi en forma permanente para obtener las crías que luego comercializaban vía Internet, en valores que oscilaban entre los 100 mil y los 400 mil pesos.

Participó también la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad y la vivienda terminó siendo clausurada. “Yo ya no vendía cachorros, eso lo hacía hace diez años”, aseguró María Cristina, la mujer imputada junto a su hijo. Y luego argumentó “los perros estaban sucios porque mi hijo estuvo trabajando estos días y no se pudo ocupar de bañarlos”. Sobre el final de su descargo, la mujer, de 75 años, sostuvo “acá enfrente hay otro criadero y a la vuelta hay otro más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *