Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 8, 2023 5:49 pm
Cosas de Barrio

La verdulería y frutería, el local comercial más requerido por los vecinos

Así lo expresan los resultados de la última encuesta digital de Cosas de Barrio

De acuerdo con la opinión de la gente que durante el último mes participó de la encuesta digital que Cosas de Barrio realizó en su sitio de Internet (www.cosasdebarrioweb.com.ar), el 28 por ciento de los votantes señaló que la verdulería y frutería es el comercio del barrio en el que compra más seguido; otro 23 %, optó por la panadería; un 22 % se inclinó por la carnicería; otro 18 % lo hizo por el supermercado chino; un 5 % cliqueó en la opción “maxikiosco/heladería”; mientras que apenas el 4% restante le dio su voto a la farmacia (ver gráfico).

En total, en esta nueva edición de la encuesta realizada vía Internet por este medio, participaron un total de 1.887 vecinos.

A diferencia de otros muestreos de opinión lanzados por este medio, en este caso particular se planteó una marcada paridad entre las tres opciones más votadas, que en su conjunto reúnen casi tres cuartos de las preferencias de los votantes.

El podio lo encabeza la verdulería y frutería, y tal vez las razones pasen por la relación amistosa que se genera entre vendedor y cliente, la posibilidad de elegir productos más orgánicos y hasta los mejores precios, en comparación con los que se ofrecen en las grandes cadenas de supermercados. Como sea, las verdulerías de barrio resultaron ser las más elegidas tanto por los votantes de esta encuesta como los que participaron del reciente estudio elaborado por BA Capital Gastronómica, el área del gobierno porteño que trabaja para instalar a Buenos Aires como marca regional ligada a la actividad culinaria. Allí se observa que el 67,3% de los porteños prefiere comprar en el local atendido por el verdulero de siempre con el que puede compartir alguna palabra más allá de la calidad de los alimentos naturales. Lo mismo ocurre con las carnicerías de barrio, también elegidas por los vecinos por sobre otras alternativas, dato que se corresponde con el arrojado en el muestreo de Cosas de Barrio.

Seis de cada diez porteños compran más de dos veces por semana en la verdulería del barrio y para ellos, el asesoramiento del vendedor es muy importante al volcarlo luego en las recetas caseras. Esa relación parece más distante en las verdulerías de los supermercados, ferias o mercados, que aparecen por detrás en el ranking de elección. Según el estudio, el 12% de los porteños compra en los espacios que disponen las grandes cadenas; el 8% lo hace en comercios chinos; el 7%, en los puestos itinerantes y el 3%, en los mercados.

De ese análisis también se desprenden otros datos importantes sobre costumbres alimenticias. Por ejemplo, que el 63% de los porteños consume verduras y hortalizas todos los días, que el 48% come frutas a diario y que el 60% sirve carne en la mesa al menos dos veces por semana. Entre otros hábitos destacados los datos muestran que el 70% de los vecinos consume lácteos todos los días, el 44% demandas cereales varias veces por semana, el 36% come pescado al menos una vez por semana y el 41% de las personas no toma bebidas azucaradas.

Volviendo a nuestra encuesta, el 23% optó por la panadería, y el argumento parece sostenerse en razones similares: el vínculo entre el panadero y el cliente, que parece extenderse algo más allá de una mera relación comercial ocasional. Aún hoy -en tiempos donde la despersonalización es galopante- es común que en la panadería de barrio, cliente y vendedor se traten por el nombre. Situación que se replica también en la carnicería, comercio que ocupó el tercer puesto en esta encuesta con el 22% de aceptación. Aquí la relación entre carnicero y cliente es tal, que de la misma depende el resultado de un asado de domingo, y el consiguiente aplauso -o desaprobación- para el parrillero de turno.

Sobre el final se ubicaron el supermercado chino -que en las últimas décadas reemplazó al almacén de barrio- y más atrás el maxikiosco y la farmacia, donde las visitas de los clientes no parecen estar tan fidelizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *