Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 2, 2022 9:01 am
Cosas de Barrio

El bodegón de Villa Luro, el restaurante tradicional más elegido por los vecinos

Así lo expresan los resultados de la última encuesta digital de Cosas de Barrio

De acuerdo con la opinión de la gente que durante el último mes participó de la encuesta digital que Cosas de Barrio realizó en su sitio de Internet (www.cosasdebarrioweb.com.ar), el 26 por ciento de los votantes señaló que el bodegón o restaurante tradicional del barrio que más le gusta es el Bodegón de Villa Luro; otro 25 %, optó por la pizzería El Cedrón; un 20 % se inclinó por El Ferroviario; otro 14 % lo hizo por Los Cabritos; un 11 % cliqueó en la opción “Otro”; mientras que apenas el 4% restante le dio su voto a Yiyo, el Xeneize (ver gráfico).

En total, en esta nueva edición de la encuesta realizada vía Internet por este medio, participaron un total de 1.905 vecinos.

En un final más que apretado -apenas nueve votos separaron a las dos opciones más elegidas- el Bodegón de Villa Luro, que desde hace casi medio siglo se ubica en la esquina de Rivadavia y Byron, logró alzarse con las preferencias de los vecinos en materia gastronómica, o al menos con las de aquellos que participaron de este muestreo.

Como sea, el resultado de esta encuesta no parece ser casual. Basta con apreciar la enorme cantidad de comensales que poco después de las 20 se agolpan diariamente en la vereda del bodegón -cualquiera sea el contexto socioeconómico del país- para intentar conseguir una mesa que les permita degustar algunas de las exquisiteces que allí se ofrecen. Con el matambrito a la pizza y las variantes de milanesas como platos estrella, el resto del menú lo componen opciones tradicionales, con el sabor de lo artesanal, la atención esmerada y una excelente relación precio-calidad. 

Apenas un escalón por debajo se ubicó otro sitio emblemático de la zona: la mítica pizzería El Cedrón, que desde 1935 es un punto de encuentro obligado en la tradicional esquina de Juan B. Alberdi y Murguiondo. En sus orígenes, funcionó como un café-bar y hacia fines de los 60’ se estableció como una pizzería de culto, que se destaca por sus tradicionales variantes en media masa, su exquisita fainá y la espectacular sopa inglesa al momento de los postres.

En el tercer puesto, y apenas por debajo de las dos opciones más votadas, aparece El Ferroviario, la espectacular parrilla y restaurante ubicada en Liniers Norte, en el interior del club homónimo, justo allí donde Vélez y la autopista se confunden con los históricos Talleres Ferroviarios de Liniers. Este sitio es destacado como una de las parrillas más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires, que habitualmente visitan muchos turistas extranjeros. El asado ancho -con cuatro horas de cocción- es su especialidad más saliente, a la par de una amplia variedad de opciones a la parrilla y al asador.

Y siguiendo con las parrillas, en el cuarto puesto se ubicó otro enclave gastronómico imperdible en el sudoeste porteño: Los Cabritos, que desde los años 70’ se convirtió en un clásico de las carnes asadas en Mataderos. Resulta casi imposible pasar frente a su local de Juan B. Alberdi al 6100 y no tentarse con los costillares humeantes que se asan lentamente a la cruz, tras las vidrieras a la calle. Desde el 2015, Los Cabritos funciona bajo el amparo de una cooperativa que componen los empleados del restaurante, tras el vaciamiento de la firma ocurrido a comienzos de 2013. Cada fin de semana, el tradicional salón comedor–con sus históricas lámparas de hierro forjado y la decoración tradicional en cuero y madera- se ve repleto de comensales que se deleitan con las exquisiteces al asador y la esmerada atención de sus empleados que hoy son los impulsores de su propio destino.

Posteriormente aparece la opción “Otros”, y sobre el final de la encuesta se ubica otro sitio tradicional en la zona: Yiyo el xeneize, el mítico almacén de barrio devenido en fonda y restaurante, de Eva Perón y Ameghino (Parque Avellaneda) que recientemente fuera declarado “patrimonio histórico de la Ciudad” por la Legislatura porteña.

Vaya entonces el reconocimiento a todos aquellos emblemas de la gastronomía barrial, que diariamente deleitan con sus platos a miles y miles de vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *