Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 2, 2022 11:03 am
Cosas de Barrio

Para casi la mitad de los vecinos, el servicio de limpieza y recolección de residuos es “malo”

Así lo expresan los resultados de la última encuesta digital de Cosas de Barrio

De acuerdo con la opinión de la gente que durante el último mes participó de la encuesta digital que Cosas de Barrio realizó en su sitio de Internet (www.cosasdebarrioweb.com.ar), el 45 por ciento de los votantes aseguró que el servicio de limpieza y recolección de residuos en el ámbito local es “malo”; otro 27%, lo calificó como “regular”; un 19% dijo que era “bueno; mientras que el 9% restante lo tildó como “muy bueno” (ver gráfico).

En total, en esta nueva edición de la encuesta realizada vía Internet por este medio, participaron un total de 1.871 vecinos.

Sólo en la Ciudad de Buenos Aires se producen unas 7.5 mil toneladas de residuos por día. Más de la mitad de esos  desechos sólidos urbanos pueden ser reciclados y transformarse en materia prima para diferentes industrias. Mediante contenedores, puntos verdes, sistema de recolección diferenciada y plantas de tratamientos de residuos, desde el gobierno porteño se busca promover la separación de basura y una Ciudad más reciclable. Sin embargo, el control del servicio sigue siendo un déficit, ya que, según advierte la Auditoría General de la Ciudad (AGC), “por cuestiones administrativas poco se puede saber sobre el efecto de estas políticas”.

La incorporación de recicladores urbanos es una distinción de la Ciudad de Buenos Aires ante el resto de los municipios. Con idas y vueltas y aspectos por mejorar, el sistema se inició hace veinte años y se volvió una referencia para otros centros urbanos. Actualmente hay doce cooperativas en la Ciudad y 6.500 trabajadores entre recuperadores urbanos, promotoras y operarios de logística y de centros verdes.

La recolección de residuos diferenciada se realiza de distintas maneras. Por un lado, el reciclador urbano que va levantando cartones, papeles y plásticos que encuentra en la calle o le alcanzan vecinos y encargados; también están los contenedores verdes, unos 4.576, para que las personas arrojen allí todos sus desechos secos. Además la Ciudad tiene 80 puntos verdes fijos y cuatro puntos verdes móviles, generalmente ubicados en plazas, donde además de recibir material reciclable se realizan capacitaciones o campañas de concientización. En ese sentido, las capacitaciones son un punto clave en el proceso ya que, según denunciaron las cooperativas de recicladores, más de la mitad del material que se recoge de las campanas verdes no puede ser reciclado debido a que se encuentran con basura no reutilizable que además contamina al resto.

Recientemente, la AGC aprobó un informe sobre la Dirección General de Limpieza, dependiente de la Subsecretaría de Higiene Urbana, en la que observó fallas en el sistema de control por no estar debidamente sistematizada la información y licitaciones “poco claras” para verificar el cumplimiento por parte de las empresas.

Un caso paradigmático resulta el incumplimiento del cálculo de índices de calidad en la prestación del servicio por la Dirección General de Limpieza, lo que impide una valoración cualitativa de esa prestación y, eventualmente, la aplicación de multas y/o sanciones a las empresas que prestan el Servicio Público de Higiene Urbana en la Ciudad, en aquellos casos que correspondan.

El servicio de limpieza en la Comuna 9 está a cargo de la empresa Níttida, y aquí los vecinos se han encargado de diferenciar lo que es la recolección de residuos –cuya labor califican positivamente- de las tareas de barrido, que consideran más que deficiente. “Por Ibarrola y Murguiondo, el barrendero no pasa. Cuando está por llover somos los vecinos quienes salimos a juntar las hojas para que no se inunde”, sostuvo uno de ellos. “Por Cañada de Gómez y Boquerón el barrendero no existe, pasan, te miran y si les pedís qué junten las hojas, te contestan qué lo van a hablar con el supervisor, una vergüenza”, puntualizó otro.

Como sea, queda claro que en materia de higiene urbana, queda mucho por hacer.


Nueva encuesta de opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *