Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 1:32 am
Cosas de Barrio

La Ciudad puso en marcha el “Operativo Frío”

Los equipos móviles especializados del Programa Buenos Aires Presente (BAP) ya recorren la ciudad para asistir a personas en situación de calle durante los meses más fríos del año, y asegurarse que, al menos, tengan comida caliente, ropa de abrigo, insumos de prevención covid-19 y la posibilidad de alojarse en los Centros de Inclusión porteños. Más allá de esta acción gubernamental, la labor permanente de los diversos grupos de vecinos solidarios resulta esencial en materia de contención y visibilización de aquellos excluidos del sistema que ya son parte del paisaje urbano.

Días pasados la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, María Migliore, puso en marcha el “Operativo Frío” para reforzar la capacidad de respuesta frente a las bajas temperaturas, con el objeto de proteger a las personas que se encuentran en situación de calle. El lanzamiento fue acompañado por el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo; monseñor Jose Baliña, vicepresidente de Cáritas Argentina; el pastor Osvaldo Carnival de Catedral de la Fe, y Mariela Fumarola de Red Solidaria.

“Desde el año pasado, con el inicio de la pandemia del coronavirus, adaptamos nuestra operación del programa Buenos Aires Presente (BAP) para, por un lado, poder responder a una demanda creciente en los Centros de Inclusión y, por el otro, darle a nuestra política un abordaje bien integral”, afirmó Migliore. “El Operativo Frío es una respuesta en la emergencia para las personas que se encuentran en la calle con temperaturas de frío extremo; una persona que se encuentra en esta situación está inmersa en la peor fragilidad y vulnerabilidad, y por eso es tan relevante poder acompañarla”, añadió la ministra.

Por su parte, Daniel Arroyo, manifestó “sabemos que pobreza con frío es un escenario muy complicado, y desde los Estados tenemos que estar presentes y acompañar con acciones concretas a quienes están en situaciones de vulnerabilidad, y especialmente a quienes están en la calle. El lanzamiento de este Operativo muestra que la Argentina tiene una gran red social, que trabaja en el territorio con una enorme solidaridad”.

El operativo se realiza a través del programa Buenos Aires Presente, donde los equipos móviles especializados recorren la ciudad para realizar el abordaje de las personas en situación de calle e invitarlos a ir a los Centros de Inclusión Social del Ministerio para intentar que ninguna persona duerma en la calle.

La Ciudad dispone actualmente de 32 centros de alojamiento permanentes, y tres centros de emergencia abiertos desde el inicio de la pandemia (Parque Roca I, II, III), sumando un total de 2.492 plazas. Todos los dispositivos cuentan con servicio de ducha, elementos de aseo personal, cuatro comidas, talleres para contención psicológica, así como también para la inserción social, laboral y oportunidades de revinculación familiar. Más de 570 trabajadores del BAP y los Centros de Inclusión, realizan el abordaje día a día. “Ese equipo de gente está dedicado a trabajar en profundidad con cada persona para ver qué la llevó a estar en la calle, y generar redes que acompañen y sostengan la construcción de un nuevo proyecto de vida, dándole herramientas concretas para que este sea sostenible en el tiempo” remarcó Migliore.

El operativo frío posee treinta móviles que recorren la Ciudad todos los días en que las temperaturas son iguales o menores a 5° y abordan a aquellas personas que deciden no ingresar a un Centro de Inclusión Social. En esas recorridas, los equipos del BAP entregan viandas calientes y agua, kits de viandas secas, una frazada y un kit de ropa de abrigo para prevenir el frío, además de insumos de higiene para prevenir el covid-19.

El BAP es la primera línea de atención para personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica y habitacional. Es un servicio que se brinda las 24 horas, los 365 días del año, a través de unidades móviles y operadores a pie, que conforman equipos interdisciplinarios destinados a dar una respuesta inmediata, para la asistencia y contención de personas en situación de calle.

El Programa cuenta además con la línea 108 de Atención Social Inmediata, donde pueden comunicarse quienes están en situación de calle o los vecinos que adviertan la presencia de personas que tengan la necesidad de recibir asistencia.

Los Centros de Inclusión Social

De los 32 centros de inclusión que posee la Ciudad, muchos de ellos están gestionados en forma conjunta con organizaciones de la sociedad civil. Están abiertos las 24 horas de los siete días de la semana. Algunos son exclusivos para hombres, otros para mujeres, y también hay para mujeres con niños o niñas y para familias.

En estos espacios las personas reciben las cuatro comidas, una ducha caliente y una cama. Además, se organizan distintas actividades con los protocolos establecidos por el Covid-19, para que se sientan contenidas y acompañadas, y se pueda trabajar en la reconstrucción de un mejor presente y futuro: talleres de oficios, deportes y acompañamiento psicológico, entre otras.

En lo que va de la pandemia ninguno de los centros alcanzó su capacidad máxima de recepción. De las 2.492 plazas totales que hay, actualmente sólo 1.517 están ocupadas. Además, desde que comenzó a circular el virus, en los recorridos de rutina se les toma la temperatura y se les entrega el kit de higiene. Si se presenta algún caso de fiebre o síntomas compatibles con coronavirus, se les ofrece ir a una Unidad Febril de Urgencia.

A la par del BAP está disponible el 108, la línea gratuita del Gobierno porteño para la atención social inmediata. Atiende todos los días durante las 24 horas. Durante el 2020 recibió más de 155 mil llamados y este año, hasta la fecha, ya superan los 40 mil.

Una vez que las personas llegan a los centros o establecen un lazo con los equipos de asistencia, comienza la tarea de revinculación con su familia y con sus lugares de origen. Cuando hay situaciones de consumo, que muchas veces son las que las llevan a perder todo, se les ofrece el tratamiento y se las ayuda a generar nuevas redes de apoyo.

Asimismo, se les realizan estudios médicos regulares (algunas personas pudieron hacerse un chequeo médico después de 25 años) y actualmente, se les está aplicando la vacuna contra la gripe. Hasta el momento se vacunaron 646 personas.

La mayoría de los que viven en situación de calle ni siquiera tiene Documento Nacional de Identidad, algo de vital importancia. Tener identidad les devuelve la posibilidad de sentirse personas íntegras y significa poder realizar cualquier tipo de gestión o solicitud, como pedir un turno médico o presentarse en una entrevista laboral. Por eso, la Ciudad les facilita su tramitación con operativos en los mismos paradores. El año pasado, se tramitaron más de 500 DNI.

Finalmente, se trabaja con ellas en la construcción de un nuevo proyecto de vida sostenible en el tiempo. Para eso, se realizan talleres de reinserción laboral y de oficios, que les brindan más herramientas a la hora de salir a buscar un trabajo; y se las asiste en la tramitación del subsidio habitacional de la Ciudad, la tarjeta alimentaria Ciudadanía Porteña y la Asignación Universal por Hijo. La política implementada se lleva adelante junto con las organizaciones de la comunidad referentes en la temática.

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *