Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 1:09 am
Cosas de Barrio

Aunque tenía el ascenso servido en bandeja, Liniers se quedó con las ganas

El Club Social y Deportivo Liniers, que milita en la Primera División D del fútbol argentino, desperdició tres chances inmejorables para ascender de categoría y ahora el conjunto nacido en el barrio en la década del 30’ -que tiene su estadio en Villegas, Partido de La Matanza- deberá esperar un año más para renovar sus esperanzas.

Hace apenas unos días, todo estaba dado para que el sueño del ascenso de Liniers se convirtiera en realidad casi en un abrir y cerrar de ojos. Al momento del parate futbolero a raíz de la pandemia, la Topadora del Oeste ya tenía en el bolsillo el título de campeón del Torneo Apertura, por lo que en caso de revalidar el logro en el Clausura ascendería directamente a la Primera División C. Para lograrlo debía vencer el 12 de enero en la última fecha y en condición de local a Sportivo Barracas, pero el nerviosismo les jugó una mala pasada a los dirigidos por Damián Troncoso y la placa final decretó un 0-2 a favor de la visita.

No obstante, cuatro días más tarde, una nueva oportunidad parecía tenderle la alfombra al Celeste para sentarse a la mesa del próximo torneo de Primera C. Para lograr su cometido debía ahora –nuevamente en condición de local- igualar, al menos, ante Claypole, el flamante campeón del Clausura. Tal vez esa posibilidad tan directa de lograr el ascenso terminó jugándole en contra a Liniers, que planteó el partido con un esquema muy mezquino y conservador apostando un pleno al empate, objetivo que estuvo a punto de alcanzar pero que se vio dilapidado un par de segundos antes de que el árbitro pitara el final del encuentro: cuando el cuarto minuto de agonizaba, Luna derribó de forma infantil en el área al centrodelantero del elenco del sur y acto seguido el penal se transformó en gol. El gol que le daba el ascenso a Claypole y volvía a postergar las ilusiones de Liniers.

Pero aún quedaba una chance en el tintero. El Celeste se sumaría en la instancia de semifinales del torneo Reducido por el segundo ascenso. Así fue que el sábado pasado recibió –una vez más en su estadio de Villegas- a Atlas; el ganador definiría en la final el nombre del segundo club ascendido. Sin embargo, una vez más Liniers dejó pasar el tren. Esta vez el partido concluyó en un insípido cero a cero y la balanza de los penales se inclinó a favor del visitante.

Como dato ilustrativo, vale destacar que a diferencia de lo demostrado a lo largo de toda la temporada, en los tres encuentros decisivos Liniers no logró marcar un solo gol. El corolario de la frustración fue la renuncia del cuerpo técnico comandado por Damián Troncoso.

Será momento entonces de barajar y dar de nuevo, para tratar de que el equipo surgido en las entrañas del barrio, que hasta mediados de los 70’ supo tener su estadio en el cruce de las avenidas General Paz y Juan Justo, pueda renovar sus sueños de ascender de categoría para volver a ubicarse en la C, tras cuatro años de postergaciones anclado en la quinta categoría del fútbol argentino.

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *