Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 13, 2024 6:05 am
Cosas de Barrio

En caída libre

Vélez sumó una nueva derrota. En esta oportunidad, fue un polémico 2 a 1 en Avellaneda ante Racing, por el partido postergado de la fecha 17ª. En lo que va del torneo lleva 14 encuentros sin ganar -6 empates y 8 derrotas- y es la tercera peor racha de su historia. Sumado a la incógnita sobre la llegada de un nuevo DT, el Fortín se hunde en la tabla de la Superliga y en los promedios. En la Primera Nacional, Chicago tuvo fecha libre y se prepara para visitar a San Martin de Tucumán; mientras que en la C, Liniers cayó ayer por 2 a 1 ante General Lamadrid en Devoto, pero aún se mantiene en zona de ascenso directo.

El Fortín y la Academia disputaron el sábado por la noche en Avellaneda, el encuentro postergado por la fecha 17ª de la Superliga, y el conjunto local se impuso por 2 a 1, con un polémico arbitraje de Leandro Rey Hilfer. Gabriel Hauche y Gonzalo Piovi marcaron para el ganador, mientras que Julián Fernández había puesto el empate transitorio.

Al inicio, ambos equipos no se lograban asentarse en el campo y eso mostraba un juego anodino. Aunque mostraban vocación ofensiva, no había jugadas claras de peligro y no hacían mérito para abrir el marcador. Tal vez por eso, a los 23’ llegó el primero de manera fortuita: centro al corazón del área donde cabeceó débil y bombeado Maximiliano Romero, el balón se estrelló en el travesaño -Chila Gómez optó por acompañarlo y no por sacarlo al córner- y el rebote le quedó servido en el área a Jonathan Gómez, que asistió a Gabriel Hauche para gritar el primero en casa.

Tres minutos después llegó la igualdad, Francisco Ortega la recuperó en el círculo central y en una gran acción personal llevó la pelota hasta el área, dejó pagando a tres rivales y lanzó un centro atrás para que Julián Fernández le pegara cruzado y gritara el empate parcial.

A los 38’, en el mejor momento de Vélez, el juez sancionó la falta de Leonardo Jara a Nicolás Oroz dentro del área y pitó la pena máxima. Desde los doce pasos Gonzalo Piovi -que ya tenía amarilla y debería haberse ido expulsado un par de minutos antes tras una fuerte infracción sobre Abiel Osorio- marcó el segundo. Antes del final de la primera etapa, Rey Hilfer cobraría otro penal, en este caso para Vélez, por mano de Gómez en el área, que luego el VAR -con la anuencia del árbitro- revertiría por considerar una posición adelantada de José Florentín, que las imágenes jamás mostraron.

En el complemento, los dirigidos por Bravo intentaron igualar el partido, mientras que Racing intentaba hacer correr el reloj porque el resultado lo favorecía y le servía para alejarse del fondo de la tabla.

Con quejas y enojo finalizó el encuentro, por otras dos infracciones en el área del local, que el árbitro consideró inexistentes. Mucho disgusto de los jugadores y del cuerpo técnico fortinero con el juez del partido y con el resultado final, que lo deja al Fortín haciendo equilibrio en la tabla de abajo y en medio de una pronunciada crisis institucional, que no ayuda.

El próximo escalón de este verdadero vía crucis fortinero será este jueves, cuando desde las 17 visite a Tigre, en Victoria, con el único objetivo de volverse con los ansiados tres puntos.

De celeste a negro

Liniers, como visitante, cayó por 2 a 1 ante General Lamadrid por la 22ª fecha de la Primera C Metropolitana. Apa y Lynch marcaron para el local, mientras que el descuento para el Celeste fue del lateral Rodrigo Di Motta, de penal.

El marcador se abrió rápidamente. A los 4’, desde un despeje la peinó López y le quedó servida a Santiago Apa, que de primera le pegó y abrió el marcador para le Carcelero.

En el complemento, a los 6’, Núñez lo bajó desde atrás en el área a Julián Rodríguez Seguer y el juez cobró penal y además le mostró la roja al defensor local. El encargado de igualar el marcador fue Rodrigo Di Motta, con un disparo cruzado.

Todo parecía estar servido en bandeja para la Topadora del Oeste, que tenía casi 40 minutos por delante, se envalentonaba con el empate y jugaba con uno más. Sin embargo, todo ocurrió a la inversa. Sobre el final del encuentro, a los 43’, el delantero Ian Lynch trabó y recuperó en tres cuartos de cancha, eludió a tres defensores de Liniers y marcó el tanto de la victoria para el local.

De esta forma, Liniers se mantiene tercero con 37 puntos y en zona de ascenso directo, aunque son varios los equipos que le pisan los talones. Este domingo, desde las 15:30, el Celeste recibirá a J. J. Urquiza en el estadio Juan Antonio Arias, con la intención de recuperar la senda ganadora.

Nicole Parodi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *