Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
July 18, 2024 1:42 am
Cosas de Barrio

Reabrió sus puertas la histórica pileta semiolímpica del Club Liniers

Tras permanecer cuatro años sin funcionar, fue puesta a nuevo y volvió a colmarse de socios y vecinos

Desde que en 1952 se inauguró con una pomposa y multitudinaria ceremonia, la pileta semiolímpica del Club Liniers se convirtió en el símbolo de la institución nacida en enero de 1926, casi a la par de las Mil Casitas de los pasajes que lo rodean. Pero no sólo eso, pasó a ser el punto de encuentro obligado para las distintas generaciones de vecinos que durante cada verano se daban cita en el natatorio ubicado al pie de la cancha de básquet. El 2 de mayo pasado, aunque con menos pompa que entonces, la histórica pileta del Club Liniers volvió a abrirles sus puertas a los vecinos, tras permanecer cuatro años inutilizada por falta de mantenimiento, producto de la acuciante situación financiera que hasta el año pasado mantuvo en vilo a la decana entidad de Palmar 7035.

“Al haber estado sin funcionamiento desde 2019 se profundizaron las filtraciones, y cuando se cargaba de agua, al poco tiempo se vaciaba. Por suerte pudimos poner en marcha esta obra que nos permite recuperar una parte esencial de nuestro querido club”, explicó Omar Dolz, actual presidente de la institución

Hoy la pileta se muestra espléndida y aggionarda a las actuales normativas que exige el Gobierno porteño. Aunque mantiene la medida original de 25 metros de largo por 12 de ancho, se le quitó profundidad. Lejos de los 3 metros y medio que llegaba a tener el diseño original, ahora va de los 80 centímetros al metro setenta. “Con eso acotamos el consumo de agua y de gas y, lo principal, redujimos al máximo la posibilidad de que ocurra otro hecho desgraciado como el que motivó la casi desaparición del club”, expresó Dolz, en alusión al lamentable episodio ocurrido en agosto de 2007, en el que un pequeño de 5 años se ahogó en la pileta durante la colonia de vacaciones de invierno.

“Esto nos permite brindar una mayor seguridad. También se modificó la iluminación de la pileta, dándole una nueva perspectiva. Ocurre que, de acuerdo con la actual normativa estipulada por el Gobierno porteño, se prohíbe la existencia de focos subacuáticos en la pileta, por eso debieron eliminarse, y también se modificaron las bocas de desagüe”, agregó Luciano Polimeni, vocal y apoderado del Club Liniers. Asimismo, se le colocó un nuevo revestimiento al piso circundante, con material antideslizante e impermeable, siguiendo las medidas de seguridad que impone la normativa.

Polimeni remarcó además que se construyó una nueva sala de máquinas “con bombas, tuberías y válvulas nuevas, pero también se reemplazó la caldera, por lo que tenemos la posibilidad de contar con un ambiente totalmente climatizado y la posibilidad de ofrecerles la pileta a los socios durante los 365 días del año”.

Pero eso no es todo, también se renovó el globo, que está hecho a medida para evitar que ingrese aire frío que modifique el clima de la pileta. En los laterales es transparente, lo que además de permitir el ingreso de luz natural, posibilita que en verano se retire para generar circulación del aire y una morigeración de la temperatura ambiente.

También se modificaron por completo los vestuarios con la colocación de nuevos sanitarios, nuevas duchas y nuevo mobiliario, y se mejoraron los accesos. “Se reemplazó la escalera original y se hizo una nueva que termina con esa perspectiva empinada que tenía la anterior, a partir de un diseño mucho más seguro y moderno”, remarcó Polimeni.

Finalmente, se renovó la zona de cambiadores, sobre el espacio lateral de la pileta que da al restaurante, y se reemplazaron los vidrios divisorios, para que los padres que quieran observar a sus hijos desde el buffet lo puedan hacer con una vista panorámica.

La pileta pequeña que se ubica lindera a la semiolímpica, en el sector opuesto al buffet, se mantiene, pero no será utilizada en lo inmediato. “El Gobierno porteño exige casi las mismas medidas de seguridad para habilitarla, y eso implica un gasto muy grande para el poco uso que tiene. Por eso por ahora no se utilizará”, explicó el apoderado.

Con la pileta funcionando de la mañana a la noche, el Club Liniers desarrolla allí su escuela de natación para todas las edades (adultos, menores y bebés), además de las anheladas clases de acquagym y las opciones de pileta libre. En todos los casos, con una amplia afluencia de socios que esperaba ansioso la reapertura del natatorio.

Resurgir de entre las cenizas

Hasta hace poco más de un año, el Club Liniers estaba al borde del remate judicial. Desde aquel luctuoso suceso de 2007, el club que entonces presidía Francisco “Quico” Martínez Arias entró en una debacle que lo fue desgastando lenta pero inexorablemente, hasta que la pandemia pareció darle la estocada final. Sin embargo, un grupo de vecinos logró enderezar el destino del club y revertir una situación que parecía irreversible.

La actual Comisión Directiva asumió a comienzos del 2022, con el club inmerso en una severa crisis económica y con una causa judicial que establecía un embargo con pedido de remate. Además, las instalaciones se encontraban en un estado de abandono, con la pileta sin funcionar, y el gimnasio y los vestuarios obsoletos. “Ni siquiera teníamos conexión a gas”, sintetizó Polimeni, y recordó que “ni bien asumimos, nos pusimos a trabajar para empezar a sanear la institución y logramos cerrar un acuerdo judicial que suspendió el pedido de remate y el embargo sobre la sede social. Ese acuerdo judicial nos permitió concesionar un sector del club que incluyó las remodelaciones que hoy se ven en el gimnasio, la pileta y sobre todo en las actividades deportivas que el club ofrece a sus vecinos”, puntualizó.

Con gran parte de la fachada reluciente, nuevas actividades deportivas en marcha y una marcada recuperación de la masa societaria, el próximo paso es la recuperación del buffet, que ya reabrió parcialmente sus puertas. “Pusimos en valor el comedor y ya ofrece el servicio de cafetería. Ahora estamos terminando de remodelar la cocina a la espera de poder inaugurar nuevamente como restaurante a mediados de este año”, concluyó el apoderado de la entidad que, lejos de hacer agua, está más a flote que nunca.

Ricardo Daniel Nicolini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *