Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
February 26, 2024 9:54 pm
Cosas de Barrio

Madre e hija comercializaban constancias médicas truchas por redes sociales

La Policía de la Ciudad desbarató en Liniers y Mataderos una banda familiar que se dedicaba a vender certificados médicos apócrifos por la web. Las imputadas ofrecían aptos físicos y constancias laborales a un valor de 10 mil pesos, con el sello y la firma de una médica a la que le usurparon su identidad. Ambas están a disposición de la Justicia.

Personal de la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, llevó a cabo una investigación tras detectar que certificados y constancias laborales se comercializaban por redes sociales.

En consecuencia, el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 5, a cargo de la Dra. Claudia Alvarado y ante la Secretaría 7 del Dr. Matías Bessi, ordenó tres allanamientos a requerimiento de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 30, con el objetivo de secuestrar teléfonos celulares, sellos y cualquier otra documentación de interés para la causa.

Durante las tareas previas, los efectivos policiales habían detectado en redes sociales desde un perfil de fantasía, que se ofrecían certificados médicos, aptos físicos y constancias laborales por la suma de 10 mil pesos. Además, se estableció que el usuario era utilizado por una persona que no pertenecía al personal de salud.

Los oficiales tomaron contacto con una médica cuyo sello y firma se podía ver en algunos certificados y ésta explicó que, si bien aquellos eran sus datos, nunca había realizado tales constancias. Así, se comprobó que una mujer y su hija eran las encargadas de ofrecer los certificados apócrifos y que una tercera persona era la que recibía los pagos en una cuenta electrónica.

Como resultado del primer allanamiento, realizado el jueves 9 de marzo pasado en la calle Molina al 1600, del barrio Naón, en Mataderos, se logró demorar a la principal investigada de la causa y se le secuestró un teléfono celular, prescripciones médicas y un sello. En el segundo domicilio, de la calle Pieres al 500, a metros de Patrón, en Liniers, los efectivos notificaron a la otra investigada y secuestraron un teléfono celular.

Por último, los oficiales llegaron a una propiedad en la calle Santa Juana de Arco al 3900, en la localidad bonaerense de Ciudadela, y allí secuestraron un teléfono.

Al consultar con el magistrado a cargo del caso, se procedió a notificar a los tres implicados por infracción a los artículos 29 y 30 del Código Procesal Penal e incautar los elementos encontrados.

Del operativo participaron además personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *