Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
December 2, 2022 10:24 am
Cosas de Barrio

El Padre Domingo Bresci volvió a celebrar misa en San Vicente de Paul

Lo hizo para celebrar sus 60 años como sacerdote, 25 de los cuales transcurrieron en esa parroquia de Mataderos

Aunque es oriundo de San Cristóbal, una parte importante del corazón del Padre Domingo Bresci parece haber quedado anclada para siempre en Mataderos, el barrio que lo cobijó durante 25 años, cuando se desempeñó como cura párroco de San Vicente de Paul. Por eso, no es casual que el domingo 9 de octubre pasado, la comunidad local lo haya agasajado en la emblemática parroquia de Manuel Artigas 6150, para celebrar junto a él sus 60 años de sacerdocio.

Como hace algo más de dos décadas, el Padre Domingo volvió a ocupar su lugar en el altar mayor de San Vicente para celebrar la santa misa y transmitir la palabra de un Dios bondadoso, que no duda en tenderle su mano amiga a quienes más la necesitan. “El sacerdocio se entiende a partir de un compromiso con los demás, así me fui conectando con distintas realidades”, explicó el cura de 84 años, que entre 1975 y 2000 estuvo al frente de la primera parroquia que tuvo el barrio de Mataderos.

“Se me vinieron 60 años encima y decanté los recuerdos más gratos”, aseguró. Y lejos de su ordenación en 1952, Bresci aseguró que, si hoy tuviese que empezar de cero, volvería a ordenarse como sacerdote. “Tenía 24 años y pasó mucha agua bajo el puente. Y aunque en varios de mis colegas suele haber crisis de fe, yo jamás la tuve. Siempre me sentí muy apoyado y trabajando con otros. Llegué hasta acá por todos los que estuvieron a mi lado y compartieron momentos de mi vida”, reflexionó.

El Padre Domingo Bresci se caracterizó desde siempre por su militancia social y popular. Fue fundador y secretario del “Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo” y, por aquellos años, fue muy cercano al recordado Padre Carlos Mugica, al que suele describir como “un transgresor de su clase y de los modos de ser de la Iglesia. Él descubrió el gran valor humano que había en los conventillos y en las villas, el mundo de los pobres y era muy seguidor del evangelio”. Actualmente es, además, miembro de “Curas en opción por los pobres”. Con toda esa carga, se define como “sesentista, soy parte de esa generación, siempre me sentí como un nosotros. Luego descubrí lo latinoamericano y soy muy latinoamericanista de la Patria Grande”, sostuvo, quien en octubre de 2013 fue declarado “Personalidad Destacada en el ámbito de los Derechos Humanos” por la Legislatura porteña.

En esa línea lo ubicó incluso al Papa Francisco. “Ha ido construyendo un liderazgo social y moral reconocido en todo el mundo, no hay un líder universal que tenga la dimensión que él tiene”, expresó, y hasta se animó a subrayar que “Francisco retomó las premisas de los Sacerdotes para el Tercer Mundo. Denuncia a los medios y al capitalismo”.

Hijo de italianos e integrante de una familia numerosa, el Padre Domingo guarda un vínculo especial con Mataderos, ya que además de desempeñarse durante dos décadas y media en San Vicente de Paul, sus primeros años como sacerdote los vivió en Nuestra Señora de Luján de los Patriotas, en Emilio Castro y Carhué. Poco después pasaría a Luján Porteño, en Floresta y años más tarde a Cristo Rey, de Villa Pueyrredón. Hasta que en 1975 regresó a Mataderos como párroco de San Vicente de Paul, desde donde formó parte de la Multisectorial de Liniers y Mataderos, hasta que en el año 2000 el destino le volvió a cambiar el rumbo. Desde entonces está al frente de la iglesia San Juan Bautista El Precursor, en el barrio de Saavedra.

Pero, además, el Padre Domingo Bresci formó parte del Ministerio de Desarrollo Social, en el marco del plan Manos a la obra, y fue asesor en la Secretaría de Culto de la Nación, en lo referido a las relaciones entre la Iglesia, el Estado y la sociedad.

“Me siento recontra porteño, amo a mi ciudad y amo a su gente”, remarcó con su habitual sonrisa.

– ¿Y Mataderos qué significa para usted?

– Después de San Cristóbal, es mi segundo hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *