Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 1:34 am
Cosas de Barrio

“Trabajamos intensamente para resolverle los problemas a la gente”

Lo aseguró Mariano Bernotti, titular de la Agencia 1 del PAMI, que funciona en Mataderos

El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI, es considerado la obra social más grande de Latinoamérica. De él depende actualmente la atención de casi cinco millones de adultos mayores, en materia de prestaciones médicas y sociales. Creado en 1971, el PAMI está cumpliendo actualmente cincuenta años de labor solidaria. Más de seiscientas agencias de atención se distribuyen a lo largo y a lo ancho del territorio argentino, diez de las cuales se ubican en la Ciudad de Buenos Aires. Para conocer en detalle su operatoria y los alcances de la actual gestión, Cosas de Barrio se entrevistó con Mariano Bernotti, titular de la Agencia 1, que funciona en el corazón de Mataderos, sobre Juan B. Alberdi 5834, a metros de Larrazábal.

“Nuestra jurisdicción abarca la zona comprendida por Emilio Castro, General Paz, el Riachuelo y Escalada, que incluye a 28.500 afiliados que son atendidos por sus médicos de cabecera. De Emilio Castro hacia Liniers ya depende de la Agencia 2, que está en Villa Luro, en Rivadavia 8999, esquina Olivieri”, comienza explicando Mariano, para luego aclarar que “pero no nos limitamos a asistir a los afiliados que viven en nuestra área de cobertura, acá los atendemos a todos, vivan donde vivan. Intercedemos y actuamos de manera inmediata. Somos una agencia de puertas abiertas”.

En su despacho del primer piso de la agencia de Mataderos, Mariano sostiene que, actualmente, las prestaciones del PAMI están al nivel de las principales prepagas. “Ayer estaba viendo el caso de una paciente oncológica de Rufino, en Santa Fe, que era afiliada a Osde pero con una cobertura limitada. Como no pudo seguir sosteniendo esa prepaga, se pasó a PAMI. Para hacer las sesiones de quimioterapia debía viajar seguido a Venado Tuerto, trayecto que debía hacer cuarenta veces en un par de meses, y el PAMI hoy le cubre todos esos traslados”, ejemplifica.

– ¿Por qué entonces siempre se habla del PAMI como una obra social de segunda, con escasa cobertura y a la que sólo acceden aquellos jubilados que no pueden contar con otra cobertura?

– Porque siempre estuvo esa bajada de línea, sostenida por los grandes medios, que insisten con que todo lo que proviene del Estado es malo. Y en este caso es todo lo contrario. El funcionamiento orgánico del PAMI es de elite. De hecho varias obras sociales imitan nuestro funcionamiento. Pero además, a nivel prestadores, el PAMI sostiene más del 60% de la salud pública en Argentina. Quiero decir, si el PAMI no existiera no podríamos sostener toda la plataforma de salud que, en gran medida, está concentrada en la Ciudad de Buenos Aires, que es un gran polo sanitario con los 33 hospitales públicos más importantes del país. Todo pasa por acá. Un chiquito de Jujuy o Catamarca que tiene un problema de salud y se agudiza, tiene que venir al Garraham o al Hospital de Niños.

Desde que a comienzos del año pasado Mariano se hizo cargo de la Agencia 1 del PAMI, solamente se ubica en su despacho para ponerle la firma a algunas órdenes o prestaciones de afiliados, pero el resto del tiempo lo dedica a estrechar los vínculos con los adultos mayores que requieren una respuesta inmediata ante problemas de salud. “En líneas generales –subraya- todos los casos que recibo requieren una solución urgente. Yo me ocupo desde el inicio del trámite, que puede ser una autorización de medicamentos hasta un turno con un profesional, que muchas veces también requiere el traslado. Por eso esta agencia está integrada a la comunidad, cosa que antes no pasaba, era una agencia más. Ahora está alineada con la Junta Comunal, con el hospital Santojanni y con los centros de salud periféricos”.

– ¿Y cómo funciona ese entramado?

– Fácil. Los juntistas son quienes día a día me acercan el termómetro social a partir del barrido que hacen en las distintas zonas del barrio. Entonces vienen y me dicen: Mariano, hay un afiliado que necesita asistencia o precisa conseguir un turno con determinado profesional o un medicamento. Ahí yo intervengo inmediatamente y me ocupo personalmente de esos casos. Pero además, tengo un equipo de colaboradores que es de excelencia. Porque si en mi caso, que me dedico a la política, no puedo resolverle los problemas a la gente, no sirvo para este cargo…

– Respeto a esto último que marcás ¿Creés que tal vez ese desprestigio o mala prensa del que hablábamos antes pueda tener que ver con la vinculación que siempre tuvo el PAMI con la política?

– Es que el PAMI es la cara visible del gobierno, y el gobierno demostró en plena pandemia que está a la altura de las circunstancias. Nosotros asumimos el 10 de diciembre de 2019 y Luana Volnovich había sido electa para integrar la Cámara de Diputados, pero a los pocos días se la designó como directora ejecutiva del PAMI. Entonces, que ella, una mujer de la política vinculada al peronismo, se haya transformado en la cara del PAMI, le da una impronta a esta obra social que jamás había tenido. No tengo dudas de que esta es la mejor gestión del PAMI desde que se creó hace cincuenta años. Fijate que en menos de un año y medio, esta administración saldó las deudas que había dejado la gestión anterior que llegaba a 20 mil millones de pesos, y además regularízó la situación con todos los prestadores y fortaleció el sistema de salud. Es que esa es nuestra filosofía a la hora de gobernar, hacer, ejecutar y llevarle esperanza a la gente.

– Ok, pero esa vinculación con el gobierno también puede interpretarse como una gestión que además incluye todos los vicios de la política y que replica las variables de la grieta…

– En la práctica eso no ocurre. Fijate que cuando asumimos la gestión de PAMI, los medicamentos no eran gratis, y hoy en nuestro vademécum tenemos 170 medicamentos, el 80% de los que habitualmente toman los pacientes, totalmente gratuitos para todos nuestros afiliados. Pero si el gobierno no tuviese una impronta social eso no hubiese ocurrido. A muchos afiliados se le iba la jubilación cuando tenían que comprarlos. Por eso el peronismo siempre alineó el trabajo con la salud. De hecho, el mejor ministro de salud de la historia y mejor sanitarista de América Latina, fue el Dr. Ramón Carrillo, que se desempeñó durante la presidencia de Perón.

– Hace algunos meses se hizo público un aluvión de despidos que se produjo en el PAMI ¿Los afectó a ustedes como agencia?

-No, acá estamos bien. Tenemos once boxes de atención al público y todos están con personal a cargo. Los despidos están relacionados con cargos jerárquicos de la gestión anterior, que en muchos casos, ni siquiera se presentaban a trabajar. No se tocó a ningún laburante. Además sería imposible que ocurriera algo de eso, porque muchos de los gremios que tienen injerencia en PAMI están vinculados con el Frente de Todos.

– ¿Entonces para trabajar en PAMI hay que tener puesta una camiseta política? ¿Es necesario estar alineado con la gestión de turno?

– No, en absoluto. Así como en la Municipalidad hay un montón de compañeros que no están alineados con el Jefe de Gobierno, acá pasa lo mismo. No hay que ser peronista y del Frente de Todos para trabajar en PAMI. Son trabajadores como cualquier otro, en los que se valora su trayectoria y desempeño. Tal vez eso pueda ocurrir en organismos muy puntuales de algún ministerio, pero esto es una obra social que requiere seriedad y una formación adecuada, más allá de un color político. Acá nos ocupamos de la salud de la gente, no de ver a qué partido responde un empleado. Además los peronistas no somos así, si hay algo que nos enseñó Perón es que seamos frentistas y que hablemos con todos. No casualmente él se fue de este mundo tratando de que Balbín fuera presidente…

Y como para darle un marco acorde a la charla, dos cuadros inmensos coronan la pared principal del despacho. En ambos se lo observa a Perón con uniforme militar junto a Evita. Debajo, sobre el escritorio, un retrato de Cristina con la banda presidencial se ubica junto a otro de Alberto, acompañado por la exmandataria y actual vicepresidenta. Y entre ambos, como equidistando, la imagen del exjuntista local y referente político de Bernotti: Hernán Míguez. Pero como no sólo de peronismo vive el hombre, delante de todas esas imágenes se destacan las de sus dos hijas, Ámbar, de 16 años, y Dalila, de 12.

Además de ser vecino de la zona, la militancia política y la faceta laboral de Mariano Bernotti siempre han estado vinculadas a la Comuna 9. Entre 2011 y 2015 se desempeñó como asistente de Míguez en la Junta Comunal 9; más tarde, entre 2015 y 2019, hizo lo propio apuntalando a los exjuntistas Mariano Henares y Aixa Rocha; hasta que en 2020 desembarcó como responsable de la Agencia del PAMI con sede en Mataderos.

A sus 39 años, Mariano se apoya en dos columnas vertebrarles. Una de ellas la constituye su compañero y amigo, Adriel Larrarte. El mataderense es el segundo al mando de las delegaciones porteñas del PAMI y, por ende, su jefe directo. Además, ambos responden políticamente al -también mataderense- Juan Manuel Olmos (jefe de asesores del presidente Alberto Fernández) y a su esposa María Rosa Muiñoz. La otra columna vertebral de Bernotti es Hernán Míguez, al que considera su “padre político”. Formado políticamente en el gremio de los municipales (Sutecba), Mariano milita actualmente en el NEP (Nuevo Espacio de Participación) e integra la Unidad Básica “Sentimiento Peronista”, que funciona en la sede del Club Brisas de Liniers, entidad de la que es secretario de actas. Además, Bernotti es secretario de organización en el PJ de la Comuna 9.

Una empleada ingresa al despacho porque necesita unas firmas. Mientas ensaya el gancho, Mariano aprovecha para destacar la labor de su equipo de colaboradores. “Son partes esenciales de esta Agencia –asegura-. Mis secretarias son Isabel Míguez y Noelia Gemir; la jefa del Módulo de Atención al Afiliado es Laura Pesaresi, y en prestaciones médicas están las doctoras Candia y Cabañas”.

Más allá de la cobertura en salud, el PAMI asiste en forma directa a un gran número de centros de jubilados. “Hace un mes y medio –explica Bernotti- les bajamos a los centros de jubilados un programa de diez mil pesos para colaborar en solventar los gastos diarios. Además, como con la pandemia tuvimos que postergar los operativos de entrega de bolsones de alimentos a los centros de jubilados inscriptos en PAMI, hoy les estamos entregando un bono de tres mil pesos”.

– ¿Para acercarse a la Agencia hace falta sacar previamente un turno?

– Sí, toda la gente viene con turno, pero aquellos que no lo tienen también son recibidos y orientados, más aún si se trata de una urgencia. Por la pandemia trabajamos con turno, que se gestiona a través de la página web de PAMI o bien telefónicamente llamando al 138, pero si se les complica, también les otorgamos un turno a aquellos que se acercan a la agencia, que funciona de lunes a viernes de 8 a 15. La idea es resolver los problemas de los afiliados pero trabajando en forma ordenada.

-¿Cuál es la urgencia más recurrente que observan en esta sede de Mataderos?

– Acá se acerca un número importante de pacientes oncológicos, y cada uno de ellos requiere una atención personalizada. Por eso no sólo les gestionamos los turnos, sino que además hablamos con los oncólogos tratantes, ya sean del Santojanni, del Roffo o del María Curie, para que la atención sea dinámica y efectiva.

-¿Genera un desgaste estar siempre corriendo detrás de las urgencias?

– Cuando hace varios años entré al Instituto Superior de la Carrera, en la Municipalidad, soñaba con un cargo ejecutivo en el que pudiera solucionarle los problemas a la gente. Por eso más allá del desgaste que genera este trabajo, para mí es un privilegio. Tal vez tenga que ver como mi forma de ser, a mí me encanta hablar con la gente, preguntarles si necesitan algo, les paso mi teléfono. En fin, me hace bien sentirme una persona útil para los demás. No casualmente nací un 7 de mayo, igual que Evita.

Ricardo Daniel Nicolini

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *