Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 12:33 am
Cosas de Barrio

Con el museo anclado en el corazón

La mataderense Analía Martin de Machado es magíster en Museología, y desde hace
27 años desarrolla su profesión en la Armada Argentina. A través de su historia, y en
el día del museólogo, los detalles de esta singular disciplina y el reconocimiento a todos
los que abrazan esta profesión.

El 15 de septiembre de 1960 fue instituido como el Día del Museólogo Argentino, en
coincidencia con el primer encuentro de museología en el país. Ellos hacen que los objetos
y documentos cobren vida y narren historias, tienen la responsabilidad profesional de
custodiarlos y e interpretar en ellos el patrimonio cultural.
Analía Martin trabajó en la mayoría de los museos navales y espacios culturales de la
Fuerza, y en todos ellos comprendió que su rol principal era adquirir estrategias funcionales
adecuadas para explicar el sentir y el ser naval, y plasmar ese sentido de pertenencia en los
espacios de exhibición para su reconocimiento.
Hoy, la magíster en Museología se encuentra destinada en Gestión y Promoción de Bienes
Culturales, en la Dirección de Relaciones Institucionales de la Armada Argentina en la
Ciudad de Buenos Aires.
Ella nació en el barrio porteño de Mataderos pero vivió su infancia al sur de la provincia de
Buenos Aires, en Punta Alta, ciudad cercana a la Base Naval Puerto Belgrano. A mediados
de 1994 ingresó a la Armada con apenas 19 años, tras completar el secundario. Estaba
estudiando Magisterio y, para poder solventar los gastos de estudio, se inscribió para
concursar vacantes como operadora telefónica en la Base de Infantería de Marina Baterías.
Su familia la apoyó desde el primer momento, ya que no era el primer miembro en seguir el
camino naval: su abuelo paterno, su padre, y su hermano menor, optaron por ser marinos; y
su madre fue personal civil en el antiguo SADOS, y luego en Sanidad Naval.
En 1999, mientras Analía trabajaba en lo que era la sede del Museo de la Infantería de
Marina, en la actual Pista de Combate del Comando de Instrucción y Evaluación de la
Infantería de Marina (COIE), y al informarse del traslado del Comando de la Infantería de
Marina, el museo también debía mudarse. Esto la incentivó a cambiar la carrera de
Abogacía que cursaba en la Universidad Nacional del Sur (UNS) en Bahía Blanca, por la de
Museología, en el Instituto de Formación Técnica y Profesional N°8 de La Plata.
Años después, destinada junto con su familia en la Ciudad de Buenos Aires, tuvo la
oportunidad de continuar su formación académica y realizó posgrados en la Universidad del
Museo Social Argentino, en la Universidad Nacional de Avellanada; y el magíster, en el
Instituto Iberoamericano de Museología en Barcelona.
Una profesional en el ámbito cultural
Analía Martin participó en asociaciones afines a la cultura, como el Comité Internacional
de Museos (ICOM), la Subcomisión del ICOM en América Latina y el Caribe (ICOFOM
LAM), la Asociación Profesionales de Museos (APRODEMUS), la Asociación de
Directores de Museos Argentinos (ADiMRA) y la Red Argentina de Museos (RAME),
creada recientemente por el contexto de pandemia del virus Covid-19 y ante la necesidad de
afrontar y gestionar una nueva modalidad de conexión entre los profesionales.

Por su profesión, la Armada la ubicó en áreas culturales, las que fueron presentando
grandes desafíos e infinidad de gratificaciones a lo largo de sus 27 años de carrera como
museóloga.
Los traslados fueron constantes, ya que su esposo también es parte de la Armada, y pudo
ejercer su profesión en varios destinos: en el buque museo fragata ARA Sarmiento, en
Dársena Norte, y en el sur del país, en la Base Aeronaval de Río Grande. “Poder contribuir
con mi granito de arena, brindando mi experiencia y saberes para quienes en un futuro
llevaran las riendas de la labor cultural es lo que me motiva a continuar”, expresó Analía.
Dijo que la mayor experiencia vivida dentro de la Institución fue su trabajo de tesis, donde
realizó el diseño inicial de todas las salas del Museo de la Infantería de Marina. “Me sería
imposible mencionar a todos los protagonistas con quienes he dialogado, pero les estaré
eternamente agradecida porque me enseñaron a admirar, reconocer y valorar la profesión
naval”, agregó.
Actualmente se encuentra en Gestión y Promoción de Bienes Culturales, en la Dirección de
Relaciones Institucionales de la Armada, donde contribuye y gestiona el óptimo
funcionamiento de los museos que posee la Armada, vela por el resguardo, registro y
difusión de sus bienes culturales y permite con su labor diaria, la valoración del patrimonio
histórico y cultural.
También integra el equipo de trabajo técnico-profesional de la RE.MU.DEF (Red de
Museos de la Defesa) representando así, a los monumentos históricos nacionales y museos
de la Armada Argentina ante el Ministerio de Defensa de la Nación. La Red RE.MU.DEF.
tiene como finalidad la comunicación, cooperación y entendimiento entre los museos y las
salas históricas de la Defensa, a fin de potenciar su rol como transmisores de la historia de
la Nación, promoviendo condiciones que faciliten el desempeño eficaz y su adecuada
valoración.
La gestión de proyectos de promoción cultural de los museos, le permite a Analía
transportarse a una realidad ya conocida. “Aprovecho esta oportunidad para desearle un
feliz día del museólogo a todos mis colegas, en especial a quienes seguimos compartiendo
nuestra profesión en la Armada Argentina…”, concluyó.

María Silvina Rosas

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *