Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 18, 2021 12:39 am
Cosas de Barrio

Avanza la obra de la nueva Comisaría Comunal 9 en Liniers Norte

Aunque las autoridades porteñas pretenden inaugurarla antes de las elecciones, recién estaría operativa el año entrante

La campaña política de cara a las próximas elecciones legislativas está en plena ebullición, y mientras los candidatos recorren los barrios repartiendo promesas y sonrisas grandilocuentes, los funcionarios porteños se apresuran a inaugurar obras en tiempo récord para que el corte de cintas se concrete antes del acto electoral. En ese marco, el pasado viernes 13 de agosto, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, y el ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, recorrieron las obras en la futura sede de la Comisaría Comunal 9 de la Policía de la Ciudad, que se desarrollan en el extremo noroeste del barrio de Liniers.

“Estamos viendo el avance de las obras de la futura Comisaría Comunal 9. Realmente está quedando impresionante y va a tener un impacto muy importante para el funcionamiento de la Policía de la Ciudad y para el barrio también”, expresó Miguel durante la recorrida por la futura sede de la comisaría, que se ubica bajo la autopista, en la esquina de Cuzco y la avenida Juan B. Justo. Para el Jefe de Gabinete de Ministros, la realización de esta obra es “un paso más en la política integral de seguridad que estamos impulsando desde la Ciudad”, que, sostuvo, se suma a “la incorporación de tecnología y a la capacitación de los agentes que, al final del día, son quienes permanentemente están poniendo el esfuerzo para brindarle seguridad a la gente”.

D’Alessandro, por su parte, señaló que una vez inaugurada la Comisaría Comunal “tendrá todos los servicios, como Violencia de Género, Científica e Investigaciones”, entre otros. “Estamos haciendo lo que tenemos que hacer, que es darle las herramientas y las condiciones a los hombres y mujeres de la Policía de la Ciudad para que puedan cuidar a nuestros vecinos y vecinas”, añadió el ministro, acompañado por el subsecretario de Gestión Administrativa de la cartera de Seguridad porteña, Diego Pérez.

No obstante, durante la recorrida de los funcionarios porteños, resultó llamativa la ausencia de los juntistas de la Comuna 9. Ni siquiera el presidente del cuerpo local ni los comuneros que representan al oficialismo se hicieron presentes. Consultados luego al respecto, expresaron que no habían sido invitados. Actitud que vuelve a poner sobre el tapete el “ninguneo” que padecen los juntistas por parte de las autoridades porteñas.

Los detalles de la futura seccional

Una vez inaugurado, el edificio policial de Cuzco y Juan B. Justo se transformará en la Comisaría Comunal 9 -denominación que posee actualmente la Seccional de Mataderos- es decir que será la dependencia cabecera del distrito local. Y aunque desde el Ministerio de Seguridad porteño ansían poder inaugurarla antes de las elecciones generales del 14 de noviembre próximo, fuentes allegadas a la empresa concesionaria de las obras aseguran que recién estará terminada a comienzos del año próximo.

Para entonces, la Comisaría Comunal 9 tendrá dos plantas. En la baja se ubicará la alcaidía con acceso propio y todo el sector de atención al público, con un box y seis puestos de denuncias, dos de ellos para políticas de género. Además, tendrá una sala de espera para 36 personas, una sala de academia con 60 lugares, comedor con 30 asientos, y un sector de oficinas. En tanto, en el primer piso se ubicarán el resto de las oficinas y vestuarios con más de 600 plazas en total. Allí funcionará también la sala de reuniones y la sala de choferes.

La futura dependencia de Liniers será la cuarta comisaría comunal de nueva construcción. Vale recordar que cada una de las quince comunas en que se divide la Ciudad de Buenos Aires cuenta con una comisaría comunal y entre dos y cinco comisarías vecinales que las asisten. En el caso puntual de la Comuna 9 funcionan actualmente tres dependencias: la Comisaría Comunal 9A (ex 42ª) de Lisandro de la Torre 2343, Mataderos; y dos comisarías vecinales: la 9B, que desde hace dos años funciona de manera provisoria en el bajoautopista de Barragán 306, Liniers; y la 9 C (ex 40ª) de Remedios 3748, Parque Avellaneda.

Surtidores con sangre azul

Durante varios años, y hasta principios de 2018, en la esquina de Cuzco y Juan B. Justo funcionó una estación de servicio YPF. Poco después, el predio fue adquirido por el Gobierno porteño y en diciembre de 2018 comenzó a montarse el obrador tendiente a instalar allí la futura Comisaría Comunal 9B.

La obra se proyectó como consecuencia del insistente reclamo de diversos sectores de vecinos que solicitaban la existencia de una comisaría en el barrio de Liniers. Como se recordará, a mediados de 2018 el Ministerio de Seguridad y Justicia porteño dispuso redistribuir las comisarías para adecuarlas a la actual división política de la Ciudad, de acuerdo a las quince comunas. Por entonces, la seguridad del barrio de Liniers quedó en manos de la ex Comisaría 40ª de Parque Avellaneda (Remedios 3748) distante a unas cuarenta cuadras del centro comercial de Liniers, una de las zonas más calientes de la Ciudad, con un alto índice delictivo.

El reclamo no se hizo esperar: los vecinos comenzaron a movilizarse para que la Comisaría 54ª –inaugurada en octubre de 2015 a partir de una iniciativa de los vecinos de Liniers, y actualmente bajo la órbita de la Comuna 10- volviera a tener jurisdicción en el barrio o que, en su defecto, se dispusiera un nuevo edificio para contar con una dependencia en la geografía barrial. De allí que la creación de una comisaría en el bajoautopista de Cuzco y Juan B. Justo, viene a dar respuesta a este repetido reclamo.

De esta forma, la futura Comisaría Comunal 9B se ubicará en el extremo noroeste de la Comuna 9 y a unas diez cuadras de la ex Comisaría 44ª (hoy Comisaría Vecinal 10B) con sede en Versailles, que desde julio de 2018 dejó de prestar servicios en el barrio de Liniers para ocuparse en exclusiva de la seguridad de la Comuna 10.

Ricardo Daniel Nicolini

¿Un predio con contaminación ambiental?

Poco después de haberse iniciado las obras de la futura Comisaría Comunal 9B, en julio de 2019 abrió sus puertas de manera provisoria la actual dependencia del barrio de Liniers, que desde entonces funciona en el bajoautopista de Barragán 306. Tan provisoria fue su puesta en marcha que la seccional se montó en apenas 40 días en ocho contenedores distribuidos en el lugar, que hacen las veces de oficinas.
La idea era acallar los reclamos de los vecinos de Liniers instalando una dependencia en la geografía barrial hasta tanto comenzara a funcionar la sede definitiva a pocas cuadras de allí, también sobre Liniers Norte.
Esa futura dependencia ocupará otro bajoautopista, delimitado por la manzana que dibujan Juan B. Justo, Cuzco, Reservistas Argentinos y Gana, donde hasta hace tres años y medio funcionara una estación de servicio YPF.
Los detalles de la obra se especifican en la Licitación Pública N° 113/SIGAF/2018, que el 18 de junio de 2018 fue preadjudicada a la empresa Bricons s.a. El terreno tiene un total de 2.450 metros cuadrados, el costo total de la obra es de algo más de ciento cincuenta y ocho millones de pesos (158.248.836,68 para ser precisos) y el plazo de ejecución estipulado era de 395 días corridos, algo más de trece meses, es decir que la dependencia debería haber estado operativa a comienzos del año pasado.
Sin embargo –y más allá del contexto de pandemia- al tratarse de un predio que funcionó hasta hace poco como estación de servicio, surge un tema vinculado a la contaminación ambiental para nada menor. Según los especialistas, para empezar a edificar hay que esperar un mínimo de tres años desde la partida de la estación de servicio, cosa que en la práctica no ocurrió. Es que más allá de extraer los tanques, se debe tratar la tierra con un proceso de remediación que lleva tiempo.
En ese caso, si se consideran los riegos de contaminación que posee el predio y se realizan las tareas necesarias para evitarlos, los plazos se estirarían considerablemente. De allí que no haya sido casual la puesta en marcha de la dependencia “provisoria” de Barragán y Bynnon. Como sea, ni el Jefe de Gabinete porteño ni el ministro de Seguridad hicieron mención de este tema en su reciente recorrida por la obra.

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *