Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 20, 2021 1:54 pm
Cosas de Barrio

Pican pican los mosquitos

Como en cada verano –más aún luego de lluvias prolongadas y calores intensos- la aparición de los mosquitos transmisores del dengue se convierte en una amenaza constante para los porteños. En esta nota, los consejos esenciales para evitar la reproducción del temible aedes aegypti y, de esa forma, la eventual transmisión del virus que, el verano pasado, atacó con fuerza en la Comuna 9, fundamentalmente en Liniers Norte y en el barrio Cildáñez, de Parque Avellaneda.

Con los intensos calores registrados en los últimos días que le siguieron a un ciclo de lluvias prolongadas, los mosquitos volvieron a instalarse en el verano porteño. Más allá de las molestas picaduras, el temor principal se centra en la eventual aparición del temible aedes aegypti, transmisor del dengue.

Esta variedad de mosquito vive en parques y plazas, pero también se instala en las casas de familia, de allí que la mejor forma de prevenirse es evitar que se acumule agua en ningún lado, para eliminar de esa forma los criaderos de mosquitos.

El mosquito aedes aegypti se desarrolla en ámbitos domiciliarios, colocando sus huevos diminutos en las paredes de los lugares donde hay agua acumulada, como el bebedero de las mascotas, las plantas o floreros con agua, las piletas y canaletas sin mantener, los bidones que reciben el agua de los aires acondicionados (split), entre otros lugares. De allí que cualquier acumulación de agua en recipientes artificiales sea un potencial criadero donde pueden crecer estos mosquitos.

Por eso es importante tener en cuenta algunos tips para que este verano haya la menor cantidad posible de personas afectadas con el virus del dengue:

Lo principal es evitar mantener recipientes que acumulen agua en los espacios al aire libre, como patios, terrazas y balcones; por otra parte, las plantas enraizadas en agua son un lugar excelente para que se críen mosquitos, lo ideal es trasplantarlas a una maceta con tierra, o ponerle arena húmeda, que también las mantiene vivas; en caso de tener pileta y no estar en constante uso, se recomienda taparla con una lona (que no acumule agua en los pliegues), tela mosquitera o guardarla debidamente seca, donde tampoco pueda acumularse agua y se convierta en un potencial criadero; dar vuelta o cubrir con malla mosquitera los baldes, tachos u otros elementos que acumulen agua; al bebedero de las mascotas hay que cambiarle el agua todos los días y limpiarlo.

Entre toda la población se pueden adquirir prácticas más conscientes para la prevención y el cuidado de las enfermedades transmitidas por el mosquito aedes aegypti, que además del dengue, incluyen al zika, la chikungunya y la fiebre amarilla. Dolencias todas que, en caso de no ser tratadas a tiempo y correctamente, pueden derivar en la muerte.

Por eso, la mejor estrategia para la prevención es la participación de toda la comunidad en la eliminación de criaderos, y lo ideal es empezar por la propia casa. Paralelamente, el Gobierno porteño ya ha comenzado la campaña de fumigación en todas las plazas y los parques de la Ciudad.

Asimismo, todos aquellos vecinos que deseen participar en actividades de prevención, podrán comunicarse con la Comuna de su barrio y participar en la construcción colectiva para un espacio libre de mosquitos. Para contactarse con la Comuna 9, los teléfonos son 4687-6251/2569.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *