Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
April 15, 2021 5:04 am
Cosas de Barrio

La tecnología, una aliada indispensable para la educación a distancia

En un año donde la presencia de alumnos y docentes en las aulas se convirtió en una utopía, los docentes de Tecnología debieron agudizar sus conocimientos para permitir que las chicas y los chicos estuvieran en contacto y que los trabajos realizados a lo largo del año pudieran verse reflejados. Así, los blogs escolares se potenciaron y las propuestas pedagógicas cobraron un dinamismo especial. En esta nota, la experiencia del Distrito Escolar 20, en la pluma de la supervisora de Educación Tecnológica.

A mediados de marzo, a pocos días de la puesta en marcha de la maquinaria educativa, en el preciso momento que cada engranaje comenzaba a girar, una noticia imprevista tiñó de incertidumbre la cotidianeidad. Un decreto que modificaba nuestras vidas, fue el respaldo de una situación sanitaria mundial.

Se tenían que tomar decisiones ante una situación desconocida mientras nos interpelaban un caudal de preguntas ¿Cómo haremos para conectarnos, cuando regresaremos a la escuela, cómo afecta la pandemia a los individuos, qué hacemos, por qué dejamos todo en aquel edilicio cerrado, quién es este alumno que no conocemos? En fin, creo que cada lector recordará sus propias preguntas…

En cada escuela del Distrito Escolar 20, como en los veinte restantes -paradoja con el actual ciclo lectivo 2020- se estableció casi de manera silenciosa la necesidad de estrechar lazos con las familias y alumnos, más allá de los espacios físicos.

Mediante el envío  de mensajes por el grupo de whatsApp, único medio de comunicación masivo utilizado hasta ese momento, se transmitió la información oficial  de la ASPO.  A partir de allí, cada  docente expresó sus dudas, inquietudes y, en  algunos casos, hicieron aportes desde sus conocimientos tecnológicos de la existencia de  aplicaciones y plataformas para poder llegar a los hogares de todos los estudiantes.

Así, el blog de cada escuela, en concordancia con el blog distrital, ofreció tanto una ventana para socializar las primeras noticias, como el comienzo de un canal que mostraba los hechos que iban naciendo en la virtualidad.

Las familias fueron notificadas de este nuevo formato de enseñanza y aprendizaje mediante carteles pegados en la entrada de cada escuela, comunicaciones a un padre o madre  de cada grado para que luego diera aviso al resto o  con avisos telefónicos a algunas familias de manera particular. La innovación en comunicación surgió y se derramó por todos los espacios donde interactúan la escuela, un alumno y su familia.

Los docentes de Educación Tecnológica comenzamos a compartir los conocimientos tecnológicos, el tiempo y herramientas digitales para afrontar la nueva realidad que contenía un sinfín de incertidumbres pero, así y todo, nos permitía sentirnos juntos. La resiliencia se ponía en marcha para  poder garantizar el derecho a la educación de nuestros chicos y chicas.  

En todo momento, el grupo de docentes se comprometió con este trabajo colaborativo y dedicado, respondiendo con la máxima responsabilidad y profesionalismo que este  difícil momento merece.

A nivel distrital, desde la Supervisión de Educación Tecnológica se construyó un espacio colaborativo donde se dieron a conocer los hechos, las realidades y los frutos del trabajo en cada escuela del Distrito 20, que puede ser visitado en el siguiente link: http://linoit.com/users/mandalas/canvases/Proyectos%20DE%2020 y que presenta la particularidad de ser tan dinámico como la realidad escolar.

Hoy nos encontramos cerrando el ciclo lectivo y con él alcanzamos un balance altamente satisfactorio y a su vez desafiante, ya que el escenario escolar ha cambiado y sus actores también, pero el compromiso por educar sigue intacto.

Gentili P. (1994) enuncia que apelando a la buena voluntad de los diversos actores (directores, docentes, familias, referentes barriales) y sumergiéndolos en la  “filosofía de calidad” se interpelan las prácticas para producir un cambio necesario en la toma de conciencia. La clave es el trabajo compartido y entrelazado con la mirada en el otro. Allí está el camino posible a seguir para elaborar desde el territorio la esperanza de ser parte y seguir construyendo.

Prof. Mariela G. Segura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *