Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 186 **
  Inicio   Editorial    Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Publicite Aquí

LA ESTATUA AL RESERO, UN SÍMBOLO DEL BARRIO GAUCHO


03/08/2018

Con 86 años de historia, dos más de los que lleva emplazada en la entrada al Mercado de Hacienda, es una marca registrada de Mataderos


En 1929 el intendente de Buenos Aires, José Luis Cantilo, le encargó al escultor Emilio Sarguinet, quien en esa época ya era un artista de renombre especializado en figuras de animales, que hiciera una estatua para colocar en el Mercado de Liniers. La figura elegida fue la del resero, que es el gaucho que guía al ganado desde la estancia hasta el mercado de hacienda.

El artista viajó a Ayacucho, provincia de Buenos Aires, para tomar los modelos en la estancia El Cardal, de la familia Solanet. Según cuenta el historiador Daniel Balmaceda, allí tomó contacto con un viejo resero, don Cabañas, que montaba a su moro Huemul. Se cree que este gaucho y su fiel compañero de travesías fueron los modelos del escultor.

De vuelta a la ciudad, Sarguinet trabajó varios meses en un taller ubicado en el barrio de la Recoleta. Antes de hacer la entrega de la obra, el artista cinceló en el muslo izquierdo del caballo, la marca de la familia Güiraldes, como homenaje a Manuel Güiraldes, padre del malogrado Ricardo, autor del clásico de la literatura gauchesca, Don Segundo Sombra.

La estatua estuvo terminada en 1932 y, el 21 de septiembre de aquel año, se presentó el Gaucho Resero en el Salón Nacional, que se llevó a cabo en el Palais de Glace. Debido a su gran tamaño y peso no fue posible introducirla en el centro de exposiciones y fue expuesta en la entrada de la calle Posadas. Poco después, la obra obtuvo el primer premio. El famoso crítico de arte de la época, José Luis Pagano, la describió como “la máxima expresión artística hecha por Emilio Sarguinet. Con el resero vemos su ambiente, el de nuestras llanuras cuya vasta quietud pone tenso el espíritu en el mirar distante del gaucho”.

Luego de casi un año y medio de estadía en Posadas y Schiaffino, el Resero de Sarguinet fue trasladado a Mataderos, al frente del Mercado de Liniers. Fue el primer monumento que tuvo el barrio. Llegó pocas horas antes del 25 de mayo de 1934, fecha en la que se realizó una magnífica fiesta patria de la que participó el propio escultor. Luego, en 1948 se le colocó un pedestal.

La escultura alcanzó su más alta popularidad entre 1963 y 1968 cuando fue utilizada como grabado de la cara de las monedas de diez pesos. La acuñación generó un debate sobre la obra. Hubo quienes hacían notar que tanto las monedas como la escultura contenían un error: el moro tenía su mano y su pata derecha hacia adelante y sus dos zurdas hacia atrás. Los críticos apuntaban que bastaba ver el movimiento de cualquier caballo para entender que es cruzado. Pero se equivocaron. El escultor había tenido en cuenta que los reseros acostumbraban emplear pasucos, que son un tipo de caballo que mueve la mano y la pata del mismo lado para que su andar sea más reposado, y eso le permite al jinete viajar descansado e incluso dormir mientras marcha.

En la ciudad donde las esculturas se mueven como piezas de ajedrez, este monumento ya ha encontrado su lugar. Porque así como el obelisco es el ícono de Buenos Aires, el Resero es el símbolo de Mataderos.


Josefina Biancofiore

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

LINIERS NORTE EN EL CAMINO DE SU RECOMPOSICIÓN AMBIENTAL


"Un barrio tomado por los colectivos". Los vecinos de Liniers Norte deben convivir a diario con el humo de los colectivos que, desde la llegada del Metrobús, parecen haberse apoderado de esa zona llevándose puestas las reglamentaciones en vigencia, que el Gobierno porteño se niega a cumplir.

03/09/2018

Tras lo exigido por la Justicia, el Gobierno porteño puso en marcha un plan para regular la operatoria del transporte público y privilegiar la deteriorada calidad ambiental de la zona


Por el Arq. Alejandro Ruggiero


En el marco del amparo impulsado hace unos años por un nutrido grupo de vecinos de Liniers Norte, la Justicia citó a las partes para que las autoridades del Gobierno de la Ciudad expliquen las acciones y medidas dispuestas para regularizar la compleja situación ambiental que desde hace un largo tiempo viene atravesando ese postergado sector del barrio.

Corría el 2010 cuando unos treinta vecinos, cansados y hastiados de la actitud negligente y desaprensiva del Gobierno porteño, presentaron un amparo ante la Justicia en lo Contencioso y Administrativo de la Ciudad. En el texto de esa presentación se hacía referencia a las distintas irregularidades que aún persisten en la zona de Liniers Norte, cuando las autoridades de turno impulsaron y privilegiaron la operatoria del transporte público sin respetar las normas y procedimientos vigentes.

Tras un largo proceso -que incluyó audiencias en el juzgado y dos reconocimientos judiciales en la zona- el 26 de mayo del año pasado el Juzgado en lo Contencioso y Administrativo N° 15, a cargo del Juez Víctor Rodolfo Trionfetti, dictó sentencia en el amparo ambiental de carácter colectivo. Allí condenó al Gobierno porteño a realizar los estudios ambientales y demás procedimientos que había omitido al realizar las obras y acciones vinculadas con el transporte público y el promocionado Metrobús de Juan B. Justo, en la zona de Liniers Norte.

A más de un año de aquella sentencia, y sin observar novedad alguna, tanto las autoridades de la asesoría tutelar interviniente como también los vecinos demandantes, solicitaron al Juzgado conocer las acciones impulsadas y los expedientes administrativos por los cuales se estarían realizando las acciones ordenadas en el fallo judicial. En su primera respuesta, los responsables del área de Transporte del Gobierno de la Ciudad intentaron justificar su inacción con un escueto escrito donde decían estar estudiando las medidas a implementar. Esa insípida respuesta generó un férreo reclamo de parte de los vecinos y de la Asesoría Tutelar, ya que lo presentado no se correspondía con la manda judicial de la sentencia. Ante esta situación, el Juzgado convocó a las partes a una audiencia dónde los funcionarios del Gobierno debían presentar el plan de acción para recomponer la situación ambiental de Liniers Norte.

Esa audiencia se celebró en julio pasado y allí se hicieron presentes distintos funcionarios del Gobierno de la Ciudad, del área del Transporte y de la Agencia de Protección Ambiental, junto con autoridades de la Asesoría Tutelar y los vecinos intervinientes que habían presentado el reclamo. A requisitoria del Juez, en su descargo, los funcionarios del Gobierno porteño explicaron las acciones a implementar en la zona. En su relato, indicaron una serie de pasos a seguir para relevar, documentar y solucionar la compleja situación ambiental de Liniers Norte, que ellos mismos generaron en gran parte con su accionar ausente, derivando en la alteración de la identidad barrial y ambiental.

Los funcionarios hicieron hincapié en lo “difícil que será el proceso de relevamiento y estudio”, porque se refiere a un área de unas 25 a 30 manzanas donde convergen y existen distintas situaciones urbanas junto con la operatoria del transporte. Es que, más allá de los colectivos, en ese sector de Liniers se ubican los dos únicos cruces ferroviarios de la zona, las rampas de acceso y egreso a la General Paz y las Autopistas en ambos sentidos. Además del club Vélez Sarsfield, con su importante actividad social, cultural y deportiva que incluye los espectáculos masivos, y el Santuario de San Cayetano, con su trascendental rol religioso y social. También coexisten numerosos establecimientos educativos y sociales que implica la movilidad de centenares de alumnos y, por último, en medio de todo ese hervidero, vive gente, ciudadanos que no fueron respetados por las autoridades del Gobierno de la Ciudad.

En el transcurrir de la reunión los funcionarios informaron las distintas etapas que abarcará el proceso que estará bajo la responsabilidad del área de Transporte del Gobierno porteño. La primera instancia, que ya se encuentra en ejecución, es la contratación de un servicio de consultoría ajeno al proceso que, se supone, será el encargado de efectuar los estudios de manera objetiva; la citada contratación se encuentra en proceso de licitación, registrada bajo el Expediente N°. 17983153 – SECTRANS – 2018 (Licitación Pública 768 – 0975 – SECTRANS – 2018).

En sus pliegos, la licitación establece un plazo de seis meses para la ejecución de los “Estudios de Diagnóstico de la Movilidad en el Norte del barrio de Liniers” con un monto asignado de hasta 5 millones de pesos para la realización de las tareas. Se indican distintos objetivos y plazos para la realización de cada una de las cinco etapas del estudio (Relevamiento General de la Zona, Conteos de Tránsito, Demanda de Transporte Público, Estudio de Impacto Acústico y Estudio de Calidad del Aire); todos estos estudios en su conjunto conformarán la Evaluación de Impacto Ambiental básica para la zona.

Una vez terminado, el Estudio será sometido al proceso de Audiencia Pública; en la que todos los vecinos y ciudadanos que así lo deseen, podrán plantear sus reclamos, inquietudes y propuestas acerca de este sector del barrio. Terminado el proceso de Audiencia Pública, la Agencia de Protección Ambiental será la encargada de dictar la Resolución respectiva que, entre otras cuestiones, establecerá un protocolo para regular la operatoria del transporte público y el tránsito en la zona. El cumplimiento de dicho protocolo será tutelado por la Justicia y, además, una copia de todo el largo proceso será elevada a la Legislatura para su conocimiento e intervención.



EL CENTRO DE TRASBORDO Y LA ESTACIÓN LINIERS


Más allá de las medidas judiciales de remediación ambiental, son varias las obras estatales que se están desarrollando en el barrio de Liniers.

Sobre el tramo de la avenida Rivadavia entre Lisandro de la Torre y General Paz avanzan las tareas para la materialización del Centro de Trasbordo Liniers que, a la larga, deberá tener sus sectores complementarios en el judicializado sector Norte de Liniers y del lado de la vecina Ciudadela. No se informó oficialmente una fecha de finalización de las obras, aunque se especula que podría ser inaugurado a fines de octubre próximo. El costo asignado para la ejecución de los paradores es de unos 35 millones de pesos, otros 3 millones corresponden al cerco de obra, mientras que 46 millones es el costo para las modificaciones de la calzada. Como se sabe, las obras tienen por objetivo ampliar las veredas e instalar paradores similares a los del Metrobús en el entorno de Rivadavia. Con el objetivo de ordenar el tránsito y la movilidad sobre la avenida, en la calzada se dispondrán carriles exclusivos para el transporte público segregados del tránsito particular y sobre las veredas ampliadas estarán los paradores, dejando un paso libre mínimo de 2.15 metros en las veredas junto a las instalaciones y equipamiento urbano.

En paralelo, también se desarrollan las obras sin permiso de la nueva estación ferroviaria de Liniers. Destruido el patrimonio urbano, según averiguaciones la nueva Estación sería inaugurada en conjunto con las obras del Centro de Trasbordo de Rivadavia. Quienes transitan la zona, pueden observar el nuevo andén con su moderno techado del “tipo Metrobús” y el nuevo puente peatonal, todas estructuras que distan mucho de la calidad arquitectónica que ostentaban las antiguas estructuras originales. A un lado de la nueva escenografía, con destino incierto, se observan valiosas piezas de la antigua estación, que deberían preservarse e instalarse en algún sector del barrio, como testigo insoslayable de la rica historia local.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LINIERS Y LA PLAZA DE LA ESTACIÓN, UNA HISTORIA TURBIA QUE EL TIEMPO SE ENCARGÓ DE OCULTAR


Nieto e’ tigre. José Luis Amalfitani vive en la casa de su abuelo y es un apasionado de la historia de su barrio. Se tomó el trabajode recopilar los planos de la época hasta confirmar que la plaza frente a la Estación Liniers se evaporó en un negociado.

05/09/2018

Hasta hace casi cien años, el predio se ubicaba en Rivadavia y Montiel, pero alguien lo loteó y privatizó ese emblemático espacio público


Como ocurre con tantas otras poblaciones linderas al ferrocarril, la singular fisonomía del barrio de Liniers fue conformándose lentamente una vez inaugurada la estación de trenes. Con ella, lo que hasta entonces era una sucesión de chacras y contados cascos de estancia, fue mutando poco a poco hasta transformarse en un barrio de características urbanas, con calles, veredas y casas. De aquellos lejanos orígenes poco guarda el Liniers de hoy, apenas la vieja iglesia en honor a San Cayetano –transformada en un populoso santuario- y los históricos Talleres Ferroviarios, inaugurados en los primeros años del siglo XX.

Sin embargo, entre los tantos mojones de historia que el desarrollo y el modernismo se llevaron puesto, surge un dato que pocos conocen: la plaza de la Estación. En efecto, así como aún hoy se observa en Flores o en Ramos Mejía, el barrio de Liniers también tuvo alguna vez su plaza frente a la Estación. “Cuando el Estado adquiría tierras para luego cederlas al ferrocarril, no compraba sólo el terreno donde montaría los andenes, sino un espacio bastante más amplio en el que solía ubicar también la plaza central, a la que en algunos casos luego se sumaba la iglesia y, más en pueblos del interior, la sede de la Municipalidad”, cuenta José Luis Amalfitani en uno de los salones de su inmobiliaria, ubicada al frente de lo que era la vieja casa de su abuelo –el inolvidable don Pepe- en Cossio y Corvalán. El escritorio está cubierto de libros, papeles y enormes planos que atestiguan cada uno de sus dichos y no dejan espacio siquiera para un pocillo de café.

La primera imagen reveladora aparece en la página 45 del libro que recrea la historia de Vélez Sarsfield, editado en 1980 por la Comisión de Asuntos Históricos, en el marco del 70° aniversario del club. Allí se observa a la incipiente Estación Liniers junto a una despoblada avenida Rivadavia, y frente a ella, un terreno cercado dispuesto para un espacio verde. El epígrafe que la acompaña, señala “la vieja Estación Liniers, donde terminaba la parroquia de Vélez Sarsfield y llegaba el tranvía 2. Enfrente se iba a construir una plaza, pero el terreno lindero a Rivadavia luego fue edificado”.

El dato preciso e incontrastable surge en un plano municipal fechado en las primeras décadas del siglo XX. Allí, frente a la Estación se observa con claridad un terreno rectangular de 8.436,57 metros cuadrados, identificado como “plaza”. El predio está delimitado por la avenida Rivadavia hacia el norte, la actual Ramón Falcón hacia el sur, y paralelo a las vías se extiende desde la actual Galería Liniers (la más chica, al 11450 de Rivadavia) inclusive, hasta la primera línea de lotes de la manzana siguiente hacia General Paz. “Fijate que la primera cuadra de la calle Montiel no está trazada en el plano, entonces la plaza ocupaba partes de las dos manzanas linderas”, destaca Amalfitani (63), y luego, extendiendo los brazos hacia los costados, agrega “alguien luego lo loteó y edificó sobre un terreno que a todas luces era un espacio público”.

El título de propiedad que refrenda aquel dato es el 201, ubicado en el folio 11 del plano 138, fechado el 3 de febrero de 1904, el mismo año en el que meses más tarde se inaugurarían los Talleres Ferroviarios de Liniers. Allí se indica que la Provincia de Buenos Aires le había comprado el terreno a Emilio Furth, uno de los grandes hacendados de la época. “Furth era uno de los principales terratenientes de Liniers y el otro, ya más hacia Villa Luro, era Penco”, refrenda el nieto de don Pepe, un estudioso y apasionado por los orígenes de su barrio de toda la vida.

En otra foto de la época, tomada en 1910, se observa con claridad el terreno de la plaza, pero luego en otra imagen posterior, registrada en 1930, el predio ya aparece edificado. “Desconozco en qué momento ese terreno dejó de ser una plaza para pasar a estar privatizado –expresa Amalfitani- pero lo cierto es que de no haber existido algún chanchullo, hoy Liniers tendría una plaza frente a la Estación”.

Un siglo después de que aquel olvidado espacio verde dominara el centro de la escena linierense, justo allí donde el comercio hoy es el signo distintivo de todo un barrio, hay algo que sin embargo parece mantener vivo el recuerdo. Casualidad o mera coincidencia, el moderno shopping que ocupa el predio del viejo Mercado, ubicado además sobre parte del terreno de la plaza de la Estación, lleva un nombre emblemático: Plaza Liniers.


Ricardo Daniel Nicolini

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


"ES NECESARIO PRESERVAR EL DERECHO A LA PROTESTA SOCIAL"


01/08/2018

Lo aseguró Gabriel Fuks, Defensor del Pueblo adjunto de la Ciudad de Buenos Aires


“Estamos armando una mesa de diálogo sobre el tema de los vendedores senegaleses, para empezar a tomar con mucha más seriedad este tema”, comenzó diciendo el Defensor del Pueblo adjunto de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Fuks, en diálogo con el programa “Comunas, un desafío” (sábados a las 14 por AM 690) que conduce Alberto Espiño con la colaboración de Gregorio Martín y Giselle Méndez. “Queremos ocuparnos de este tema que cada vez aparece en la sociedad con mayor nivel de virulencia”, remarcó quien dentro de la Defensoría tiene a su cargo el área de Seguridad.

En ese sentido, otro de los temas que están bajo la órbita de Fuks –que desde diciembre pasado, tras dejar su banca en la Legislatura, reemplaza en el cargo a Claudio Presman, quien fuera designada presidente del INADI- es el del seguimiento y la observancia, dentro de los parámetros de las Naciones Unidas, de la protesta social, la movilización y el rol de la fuerzas de seguridad. “Se trata de la vinculación de las organizaciones sociales con las fuerzas de seguridad y la preservación, por sobre todo, del derecho a la protesta, entendido como un derecho que tiene Naciones Unidas a partir de un valor democrático que en la Argentina está consagrado en las normas, e incluso en la ley de la Ciudad”, explicó. En ese sentido, subrayó que “los artículos 99 y 100 de la Ley 5688 de Seguridad Pública de la Ciudad, establecen con claridad cuáles son las normas que las fuerzas de seguridad tienen que seguir. Allí se expresa la necesidad de plantear una negociación previa, de que las fuerzas de seguridad no pueden estar armadas en la línea de contacto con la movilización social, cómo deben identificarse, y hasta cómo deben preservar a través de esa negociación, el derecho a la protesta”.

Fuks reconoció que se trata de un tema muy polémico. “Sé que muchos ciudadanos rechazan esta norma y priorizan la idea de que sus derechos empiezan donde terminan los de los demás, pero en realidad en un país como el nuestro el derecho a la protesta y la preservación dentro de los cauces democráticos, más en esta etapa, es un tema que debemos poner en la mira”. Recordó además que “el 18 de diciembre del año pasado, cuando se produjo toda la situación represiva, la jueza porteña Patricia López Vergara envió un oficio exigiendo que la Policía cumpla con la Ley 5688 y se armó una discusión terrible. Se llegó a decir que la jueza garantista desarmaba la policía, una tontería absoluta que nada tiene que ver con una ley que fue votada por 57 de 60 legisladores porteños”.

Fuks se refirió además al tema  de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD). Contó que estuvo reunido con integrantes del Foro Social de Deporte, escuchando todo lo que planteaban los referentes de los clubes con respecto al ingreso de las sociedades anónimas en el fútbol. “Queremos hacer valer la tradición, los derechos de los hinchas y los de la comunidad, porque estos clubes son constitutivos de nuestra estructura social y son contenedores de nuestra juventud, por eso estamos trabajando para lograr que nada de eso se pierda en el afán de priorizar el lucro”.

Además de Seguridad, Fuks también tiene a su cargo el área de Transporte dentro de la Defensoría, por lo que el tema tarifazos tampoco escapó a la charla. “Me tocó seguir de cerca el aumento de la tarifa del subte y fui el vocero de la Defensoría en la Audiencia Pública, pero además me han venido a ver de muchas empresas recuperadas y Pymes que han sufrido cortes de luz por la imposibilidad de pagar las facturas, por eso estamos haciendo gestiones ante Edenor y Edesur”, informó y adelantó que piensa pedir en la Legislatura una ley de emergencia. “La situación de la Pymes y de las empresas recuperadas en la ciudad de Buenos Aires es acuciante, porque en la primera fase de este gobierno había una especie de subsidio, especialmente para las empresas recuperadas, por el que sólo pagaban el 50 por ciento de los servicios, pero ese subsidio se cayó y, paralelamente, crecieron exponencialmente las tarifas”. En ese sentido, el defensor adjunto subrayó que muchas de esas empresas están cerrando, sobre todo las más pequeñas. “Las que son cooperativas han disminuido los ingresos de sus miembros y viven una situación muy angustiante, que seguramente va a impactar con más fuerza en los últimos cuatro meses del año”, advirtió.

Por último, Fuks se refirió al tema de la modificación de las leyes de Planeamiento Urbano. “Es un discusión que posiblemente se demore más de lo que ellos pensaban, porque hay muchas objeciones en las asociaciones territoriales y en los colegios de profesionales también. Pero además se van a encontrar con otro problema, que es que en el afán de expandir los corredores inmobiliarios, a partir del ajuste van a dejar de encontrar financiamiento. Por eso habrá que ver en qué condiciones se va a dar el debate en una Ciudad que tenía un plan de obras ambicioso y que ahora va a perder muchas de las variables de financiamiento que tenía, a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”. Y concluyó “los analistas dicen que va a mermar mucho la obra pública y eso va a impactar fuertemente; por eso no queda claro para qué necesitan la aprobación de esa ley si después no habrá inversión”.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Medios

Lo que pasa en los medios de la comunidad


Arte

Informacón general del mundo del arte


Transporte

Informaci�n de los problemas viales y lo referente al transporte



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar