Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 176 **
  Inicio   Editorial  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

NUEVA PRÓRROGA PARA EL TRASLADO DEL MERCADO DE HACIENDA, AUNQUE ESTA VEZ CON FECHA DE VENCIMIENTO


Legisladores de barrio. Quattromano y Del Sol volvieron a apoyar la prórroga, que esta vez no se estira.

20/09/2017


La aprobó la Legislatura porteña y se extiende hasta fines del año próximo, cuando el predio de 32 hectáreas deberá quedar desocupado en su totalidad


A partir de un proyecto enviado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la Legislatura porteña aprobó en la sesión del jueves 7 de septiembre pasado extender hasta el 31 de diciembre de 2018 el cumplimiento de la Ley 622, que prohíbe el ingreso de ganado en pie en todo el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De esta manera, durante ese lapso deberá desarrollarse el proceso gradual de mudanza del Mercado de Hacienda al predio ubicado detrás del Mercado Central. La disposición fue aprobada por 52 positivos y las abstenciones de Fernando Vilardo (AyL), Gustavo Vera (BC), Marcelo Ramal y Laura Marrone (FIT).

Los legisladores debieron prorrogar el Articulo 1° de la ley en cuestión, que vencía el 31 de diciembre próximo, a raíz del convenio firmado el pasado 3 de julio por el jefe y vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, respectivamente; junto al ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile; y Roberto Arancedo, presidente de la empresa Mercado de Liniers s.a., (que se comprometió a sostener la continuidad laboral de sus empleados) por el que se acordó la mudanza del histórico mercado ganadero.

Como se recordará, la Ley 622 se sancionó a fines de 2001, en cuyo artículo 1° se prohíbe el ingreso de ganado en pie a la Ciudad de Buenos Aires, pauta que implica, sin más, que el Mercado de Hacienda deba abandonar su emplazamiento en la geografía porteña. Sin embargo, desde entonces, la Legislatura prorrogó once veces consecutivas la puesta en vigencia de esta norma para de esa forma dejar en stand by la dilatada mudanza del Mercado.

Los diputados porteños de PRO, Roberto Quattromano y Daniel Del Sol, ambos oriundos del barrio de Mataderos, celebraron que esta vez “sea un hecho” el traslado del mercado. “A diferencia de las otras veces en las que se sancionó la prórroga, ahora hay un compromiso real para que sea realidad lo que se prometió durante tantos años”, afirmó Quattromano, y luego agregó “no tengo dudas de que el Mercado de Hacienda seguirá creciendo en su nuevo predio de La Matanza y la Provincia lo cobijará como hizo la Ciudad durante más de un siglo”.

En tanto, respecto a los futuros usos del predio de 32 hectáreas del cual a la fecha no se han oficializado mayores precisiones, Del Sol expresó “el Mercado de Hacienda ocupa un rol fundamental en el barrio de Mataderos y alrededores. La Comuna 9 perderá una parte de su historia e identidad, pero en su lugar habrá instalaciones como un Polo Educativo y un museo de la carne, entre otras, que estarán al servicio de los vecinos”.

De esta forma, el extenso predio donde funciona actualmente el Mercado de Hacienda -privatizado desde 1991 durante el gobierno menemista- será desocupado y devuelto a la Ciudad, según un cronograma pautado para hacer efectiva la restitución y el pago de la deuda antes del 31 de diciembre del año próximo. Por su parte, el Mercado continuará funcionando con normalidad en todo momento, mientras se desarrolla en paralelo la mudanza gradual a un terreno de cinco hectáreas que se ubica detrás del Mercado Central, en la zona de Tapiales, partido de La Matanza.



Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

RECLAMOS VECINALES Y RECORRIDA POR EL BARRIO

29/09/2017


Además de las consultas sobre las irregularidades que se registran en el centro comercial del barrio, los vecinos se refirieron a otros temas candentes que también los preocupan.

Mientras que uno de ellos reclamó por ?el nido de ratas? que hay en la fábrica abandonada sobre la calle Santiago de Chile, una directiva de la escuela para adultos que funciona en el Colegio Carlos Morel, pidió que se solucionen las falencias edilicias que presenta el establecimiento. También se solicitó la puesta en valor de la plaza Martín Irigoyen, de Larrazábal y Cossio. ?Se va a hacer el año que viene?, anticipó Analía Palacios.

?Liniers es un volquete de basura gigante donde impera la seguridad y el descontrol. Hace 59 años que vivo acá y desde entonces padezco el desgobierno. Además, es hora de que la policía se deje de coimear y se dedique a cuidarnos?, expresó otro vecino antes de que estallara un estruendoso aplauso. A su turno, Juan reclamó por un taller clandestino que funciona frente a su casa, en el pasaje El Cardenal y Cosquín. ?Se los alquiló Ricci, hace dos años hice la denuncia a la Agencia Gubernamental de Control y cuando vinieron los inspectores se fueron a las risas y sin hacer nada ¿llamativo, no??.

?¿Por qué en las veredas se pone cemento alisado y no baldosas??, preguntó Viviana. ?Las veredas de cemento alisando son más modernas y duraderas, están en las principales capitales del mundo?, argumentó Larreta, y poco después confirmó que está en marcha el proyecto para mudar la cárcel de Devoto a la localidad de Marcos Paz.

Quien se fue con una sonrisa fue la médica que reclamó por la instalación de un resonador magnético en el hospital Santojanni. ?A fines de diciembre o principios de enero ya va a estar instalado?, informó Stella Maris Martellotta.

A muchos de los presentes les llamó la atención las dificultades que mostró Larreta para sostener el vaso de agua al que recurrió en varios pasajes de la charla, que no hizo más que enfatizar las versiones que señalan la enfermedad neurológica que estaría padeciendo desde hace un tiempo el jefe de Gobierno porteño.

Una vez concluida la charla con los vecinos, Rodríguez Larreta llevó a cabo junto a los legisladores y juntistas una recorrida por Liniers y Mataderos. Primero caminó por Ramón Falcón, desde Carhué hasta Lisandro de la Torre, y luego se desplazó por la avenida Juan B. Alberdi, hasta concluir la famosa pizzería de Murguiondo.






PREVIA CON INSULTOS Y ESCÁNDALO


Mientras cientos de vecinos aguardaban la presencia del jefe de Gobierno, una catarata de insultos llamó la atención de propios y extraños. ?Larreta me cagó, quiero que me escuchen todos?, repetía ?Pichu? ?caracterizado barra de Vélez que en cada partido en que el club juega de local suele ubicarse en la platea Norte baja- enfundado en su camiseta de Vélez. ?Después de veinte años de servicio en la Municipalidad me dejaron sin laburo por dos causas que me armaron por amenazas. Me remataron la casa, tenía tres préstamos y ahora me están embargando, mi hija no se va a poder ir de viaje de egresados?, vociferaba Pichu a los cuatro vientos totalmente sacado, mientras Roberto Vila ?esposo de la juntista Liliana Lestanquet y hombre de Cristian Ritondo en al Legislatura- intentaba calmarlo. A duras penas pudieron sacarlo del amplio salón en medio de un verdadero escándalo, con la condición de que, no bien entrara, Larreta hablaría un instante con él. ??Le conseguí 800 votos en Liniers para que fuera jefe de Gobierno y ahora no me quiere atender este turro?, repetía Pichu, que en las reuniones anteriores se había limitado a alabar la tarea de aquel que ahora criticaba e insultaba duramente.


Ya algo más calmado, cuando llegó Larreta se estrecharon la mano en el pasillo y el jefe de Gobierno le dijo que lo atendería luego de terminar la charla con los vecinos. Para entonces, Pichu ya no estaba.

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
CONSTRUIRÁN UN CENTRO DE TRANSBORDO SOBRE RIVADAVIA, A LA ALTURA DE LA ESTACIÓN LINIERS


Se fue la tercera. Esta fue la tercera visita que Rodríguez Larreta hizo al barrio de Liniers en lo que va de año para charlar con los vecinos. No obstante, la mayoría de los problemas siguen sin solucionarse.

29/09/2017


Lo anticipó el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en su reciente visita al barrio, e insistió en que “pronto” realizará el operativo para desalojar a los manteros


“Tenemos proyectado hacer un centro de transbordo acá en Liniers, idéntico al que hicimos en Rivadavia entre Nazca y la Plaza Flores, una obra que está siendo muy ponderada por la gente a partir del orden que genera en el tránsito, con las paradas iluminadas y mejoras en materia de seguridad”, expresó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la reunión que mantuvo con los vecinos, el sábado 23 de septiembre pasado en horas de la mañana, en la sede del club Santiago de Liniers (Caaguazú 6151). Tal como había ocurrido cinco meses atrás, la máxima autoridad de la Ciudad de Buenos Aires se acercó una vez más al barrio de Liniers para reunirse con sus vecinos y “conocer cuáles son tus ideas y qué cosas te preocupan”, tal como rezaba el mail de invitación.

“El centro de Liniers agrupa varias líneas de colectivos, muchas de las cuales ingresan a la Ciudad por Rivadavia. El único problema para concretar ese centro de transbordo es que se necesitan avenidas muy anchas, porque hay que hacer las dársenas y tienen que seguir circulando los autos, pero los ingenieros me dicen que el ancho de la avenida da para hacerlo. Por eso yo espero poder anunciar oficialmente esta obra en las próximas semanas”, anticipó Larreta ante más de trescientos vecinos y aseguró que “esta obra no sólo va a agilizar mucho el paso de los colectivos, sino que va a dotar a la zona de paradas más seguras. Ya lo hicimos en Flores, en Chacarita y en Plaza Italia, por eso ahora queremos hacerla en Liniers, para completar las zonas de mayor circulación de colectivos que tiene la Ciudad”.

Larreta arribó al club  minutos después de las 9.30, acompañado por un grupo de asesores. Para entonces, ya estaban presentes en la cancha de fútbol 5 del Santiaguito, los legisladores porteños Daniel Del Sol, Juan Pablo Arenaza, Claudia Calciano y Emilio Raposo Varela, la directora general de Ferias y Mercados, Paula Scauzillo, además de las tres juntistas del Pro de la Comuna 9 (Analía Palacios, titular del cuerpo, Stella Maris Martellotta y Liliana Lestanquet). Promediando el encuentro, se sumó luego Roberto Quatrromano.

La mecánica fue similar a la de otras reuniones desarrolladas en la zona: las preguntas de los vecinos inscriptos previamente se sucedieron en tandas de diez, y luego el Jefe de Gobierno respondió (algunas de las) inquietudes planteadas. Como era de suponer, los primeros vecinos se refirieron al caos que desde hace años se vive en la zona más caliente del centro comercial de Liniers.

“Yo dije acá que iba a ordenar el tema de los manteros y lo voy a hacer”, volvió a ratificar, una vez más, el jefe de Gobierno, casi a la par de que los vecinos –hartos de la inacción del Estado- se superpusieran con la pregunta de ¿Cuándo? ¿Cuándo? Entonces Larreta pidió silencio, tomó un sorbo de agua, y expresó lo mismo que remarcó en sus visitas anteriores “sé que cada vez que vengo a Liniers lo primero que me van a preguntar es esto. Pero también me preguntaban lo mismo durante años los vecinos de Once, los de la avenida Avellaneda o los de Acoyte y Rivadavia. Siempre contesté que cuando tuviéramos la Policía nos pondríamos a trabajar en el tema. Hoy ya solucionamos esos casos y los manteros no volvieron a ocupar las calles en ninguno de esos tres lugares”. Y entre un murmullo de fastidio generalizado, prosiguió “porque yo puedo hacer un operativo en Liniers pasado mañana, pero si no tengo proyectado cómo resolver los días subsiguientes no sirve de nada”. Lejos de dar precisiones sobre el tema, recalcó “lo voy a hacer cuando esté cien por ciento seguro de que no van a volver”.

Larreta indicó que, a diferencia de otras zonas en las que el Gobierno porteño ya ha erradicado la venta callejera, “el problema que tenemos en Liniers es que del otro lado de la General Paz, ocurre lo mismo en Ciudadela, entonces los manteros van y vienen. Por eso el trabajo hay que hacerlo en coordinación con la Provincia, donde el manejo de la Bonaerense está dilatando la situación”. Y ante la insistencia de los presentes, Larreta subrayó “me comprometí y mantengo ese compromiso. No tengo ningún impedimento, nada ni nadie me frena para hacerlo, lo único que no me permite hacerlo mañana es que quiero estar seguro de que tenemos todos los cabos atados para que no vuelvan al día siguiente. Un día se van a despertar y van a ver que lo estamos haciendo, pero ni yo voy a saber el día exacto, para que el dato no se filtre. Y no va a ser dentro de un año y medio, lo vamos a hacer antes”.

En ese sentido, recordó que en Once “se han hecho investigaciones judiciales, allanamientos, dimos con los centros de acopio de mercadería, que es mucho más importante que sacar un mantero. Y este trabajo ya se está haciendo en Liniers, con el aporte de una señora fiscal que está trabajando muy bien. Pero además, como hicimos en Once, la idea es largar casi en paralelo una obra en la zona, que acá, como dije, va a ser la del Centro de Transbordo”.

El otro problema que planteó el jefe de Gobierno para liberar el centro comercial del barrio de la venta ilegal, es que “todavía no encontramos un lugar en la zona donde podamos reubicar a la gente que esté dispuesta a blanquearse, porque si no la reubicamos esa gente va a volver”. Y señaló como alternativa un predio que no estaba pensado para esos fines. “Estamos viendo si, dentro del proyecto de recuperación de todo el playón ferroviario, encontramos aunque sea un lugarcito. Porque si les damos un galpón, se acaba el problema”, enfatizó Larreta, y comparó el caso con lo hecho en otros barrios. “En Retiro –enumeró- tienen un galpón que está detrás de la plaza, en Constitución hay un paseo de compras a un costado de la Estación, y en Once, lo mismo. Parte de la solución es lograr reubicarlos”.

En ese sentido, el jefe de Gobierno ofreció además su mirada sobre la problemática de los manteros. “No hay que etiquetar –dijo- porque en este tema hay mafiosos que se aprovechan de gente muy necesitada, a quienes les cobran por poner una manta o una mesa, y esa es gente que trabaja y vive de eso, por eso que contemplar esos dos aspectos”.

Sin embargo, aunque se refirió a los manteros, nada dijo sobre el resto de las irregularidades que se observan en la zona (inseguridad, narcotráfico, basura, falta de controles bromatológicos, etc.). Sobre el tema limpieza, Larreta fue más abarcativo y prefirió no hacer foco en el barrio. “Hemos cambiado el sistema de residuos de la Ciudad –expresó- durante cuarenta años los vecinos dejaban la bolsa en la calle, sin separar, sin reciclar, y pasaba el recolector y se la llevaba. Eso no se ve más. Hoy tenemos contenedores negros en toda la Ciudad y la gente se acostumbró a dejar la bolsa ahí. Y el segundo paso es separar. Hace tres o cuatro años acá no separaba nadie, y hoy es mucha la gente que separa sus residuos. Todavía no hay contenedores verdes en toda la Ciudad, porque las campanas verdes no resultan en todos lados, pero sí funcionan los puntos verdes en las plazas. Por eso hoy en eso estamos a mitad de camino”.


La obra inconclusa de la Estación Liniers y el soterramiento


“Qué pasa con la Estación Liniers que está clausurada desde hace tanto tiempo? Además el puente peatonal está cerrado y necesitamos que sea rehabilitado para que podamos cruzar de un lado al otro del barrio”, disparó una vecina en referencia a las obras de remodelación y puesta en valor que se iniciaron en febrero del año pasado y cuya conclusión estaba prevista para agosto de 2016. “La Estación de tren es una obra nacional, pero acá me pasaron una información mientras me preguntaban, y me confirman que para mayo próximo va a estar terminada toda la obra”, expresó sin más detalles el jefe de Gobierno.

La paralización de las obras tiene que ver, en realidad, con una anomalía administrativa en la que incurrió el Estado nacional, ya que el uso “Estación de Tren” -determinado en el Código de Planeamiento Urbano- señala en su artículo 5.2.1 la necesidad de contar con estudios de impacto ambiental. Estudios que, en el caso de la fallida obra de la Estación Liniers, jamás se iniciaron. Pero además, tampoco fueron solicitados los permisos de obra y las autorizaciones para intervenir bienes patrimoniales. Todas estas irregularidades están ahora en manos de la justicia, tras la presentación de un recurso de amparo que mantiene la obra parada hasta tanto se corrijan.

“¿Y para cuándo el subte a Liniers, tendré la suerte de verlo?”, preguntó luego un vecino jubilado. Aquí Larreta sí fue contundente: “con la famosa obra del soterramiento en curso no tiene sentido avanzar con el subte, porque esa obra está avanzando y esa es la gran solución. No se olviden que el tren Sarmiento divide a la Ciudad en dos y los pasos a nivel son cada vez más difíciles de cruzar porque los trenes tienen más vagones y circulan con más frecuencias, entonces las barreras están bajas mucho más tiempo. Por eso la solución es soterrar las vías, y arriba hacer toda una tapa verde salpicada con alguna construcción, pero el 80 o 90% por ciento va a ser espacio verde”, señaló.

Cerca de las 10.30 llegó la última tanda de preguntas de los vecinos. A su turno, Larreta eligió algunas de ellas para hacer pie fundamentalmente en cuestiones que exceden la problemática concreta del barrio de Liniers. Y antes de agradecer la presencia de los vecinos y dar por concluida la reunión a las 10.45, el Jefe de Gobierno expresó “soy consciente de que ésta es una zona muy complicada”.

Para algunos, tras varios años de mirar para otro lado, se inició la cuenta regresiva para que el Estado se haga presente en Liniers y ponga orden allí donde tanto se lo reclama. Para otros, la presencia del Jefe de Gobierno fue una nueva terapia de grupo donde los vecinos canalizan su bronca y poco más que eso. Y mientras tanto, allí donde el lejano oeste late con ritmo frenético, el centro comercial de Liniers sigue envuelto en un caos donde impera la ilegalidad, el delito, la suciedad, la corrupción y la prostitución ¿Habrá llegado la hora de ponerse a trabajar para el vecino?


Ricardo Daniel Nicolini



Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Espacios Verdes

Información del Area verde de nuestro barrio



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar