Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 185 **
  Inicio   Editorial    Comunidad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Publicite Aquí

VEREDAS QUE YO PISÉ


03/08/2018

El significado de los nombres de las calles del barrio


Tal como viene ocurriendo desde hace algunos años, la intención de esta columna es descubrir los diversos nombres de próceres, batallas, ciudades, fragatas, árboles y pájaros que, escondidos tras el nombre de una calle, una cortada o una avenida, recrean a diario los paisajes típicos de nuestro barrio. Inmiscuirse en su origen e investigar el trasfondo del -en principio- frío nombre de una calle, significa estrechar los lazos de afinidad que naturalmente unen a los vecinos con su barrio de pertenencia.

FINLANDIA: (corre en dirección Norte - Sur) Nombre impuesto por la Ordenanza N° 2410 del 21 de diciembre de 1927, BM N° 1.319. Hace referencia al país miembro de la Unión Europea desde 1995, situado en el noreste de Europa. Tiene fronteras al oeste con Suecia, al este con Rusia y al norte con Noruega. Por el oeste y el sur está rodeada por el mar Báltico, que la separa de Suecia y Estonia, cruzando los golfos de Botnia y Finlandia, respectivamente. La capital y ciudad más importante del país es Helsinki.

FRAGATA CÉFIRO: (N-S) Denominación impuesta por el Decreto N° 3570 de 1944, BM N° 7.230. La Corbeta Céfiro integró la segunda escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata, la cual en la Campaña Naval de 1814, al mando del comandante Guillermo Brown, derrotó a las fuerzas navales realistas de Montevideo y posibilitó la captura de la plaza.

FRAGATA HALCÓN: (N-S) Su nombre fue impuesto por el Decreto N° 3570 de 1944, BM N° 7.230. La Corbeta Halcón fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra de la Independencia. Integró la segunda escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata, la cual en la Campaña Naval de 1814, al mando del comandante Guillermo Brown, derrotó a las fuerzas navales realistas de Montevideo y posibilitó la captura de la plaza.

FRAGATA HÉRCULES: (N-S) Denominación impuesta por el Decreto N° 3570 de 1944, BM N° 7.230. La Fragata Hércules fue la nave insignia de la segunda escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata, la cual en la campaña de 1814, al mando del comandante Guillermo Brown, derrotó a las fuerzas navales realista de Montevideo y posibilitó la captura de la plaza.


Marcelo Petris

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

LA VIEJA CANCHA DE BOCHAS LINDERA A LA GENERAL PAZ


30/07/2018

El recuerdo de ese espacio de recreación para los abuelos, cuando Liniers era oasis de tranquilidad y casas bajas

Por Daniel Aresse Tomadoni (*)


Uno de los recuerdos que permanentemente me viene a la memoria de mi querido Liniers de antaño, es el de los bochófilos. Sí, aquel grupo de amigos entusiastas que construyó su cancha de bochas en uno de los parques de la avenida General Paz, justo al lado del chalet alpino del guarda parques y frente a la que era mi casa.

En la quietud de las tardes, poco después del mediodía, comenzaban a alisar la cancha de tierra a tal punto que parecían sacarle lustre a esa verdadera “pista de bochas”. Con la misma tierra amontonada a sus cuatro lados, los terraplenes evitaban que las bochas -que rodaban a velocidades increíbles- salieran del perímetro de la cancha.

Recuerdo que desde casa sentía los bochazos y las discusiones de los jugadores -en su mayoría jubilados del barrio- que a veces se tornaban bastante bravas. Debo admitir que más de una vez, cuando no estaban los jugadores, hemos transitado con las bicicletas por encima de la pista deteriorándola bastante, tal vez en venganza, porque al ser chicos nos echaban de allí cuando nos poníamos a jugar en las cercanías de “su estadio”.

Pasó el tiempo y esa cancha fue techada y cerrada para mayor comodidad de los parroquianos, hasta que el ensanche de la avenida General Paz acabó no sólo con ese predio, sino también con parte del hermoso parque de eucaliptos y hasta con la hermosa casita alpina del guarda parques.

No obstante, aún guardo una anécdota personal. Cierta tarde de verano, hubo en la cancha de bochas un movimiento de gente mayor al habitual. Fue entonces que los chicos nos acercamos y vimos asomarse entre la muchedumbre a una pesada cámara de cine Auricon, y frente a ella, al recordado Leo Gleizer, quien micrófono en mano les realizaba notas a los orgullosos bochófilos. De pronto, en un impasse Leo se acercó a nosotros y nos encaró para preguntarnos si nos animábamos a comentar sobre los jubilados y sus derechos a una jubilación digna (vale aclarar que corría el año 1969 y los haberes de la clase pasiva eran tan magros como los de ahora). Fue tan hábil con la entrevista que cuando nos dimos cuenta ya estábamos frente a la cámara y el micrófono.

No recuerdo exactamente qué fue lo que dijimos, pero supongo que habrá sido interesante, porque a los tres días, tal como nos lo prometiera el propio Gleizer, aparecimos en Noticiero 13, Telenoche y Actualidad en 24 horas, volviéndonos “famosos por un día”. Eso sí, en la nota no apareció ningún jubilado…

Recuerdos de mi infancia que una vez más les llegan a través de esta columna. Gracias y hasta la próxima.


 (*) Aresse Tomadoni es director general de Multinet (Radnet/La Radio, El Viajero TV, Club de Vida TV)

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LA TIERRA DE LOS PASAJES DONDE FLORECIÓ LA OVALADA


Allá lejos y hace tiempo. Algunos de los primeros integrantes del histórico club de rugby de Liniers, cuando todavía no lucía la tradicional camiseta tricolor.

05/08/2018

Segunda entrega de la historia de Beromama, escrita por uno de sus fundadores: Eloy “Mango” Latorre


En la pasada edición de Cosas de Barrio se publicó la primera parte de la historia de Beromama, el mítico club de rugby nacido en 1939 en los pasajes de Liniers, escrita de puño y letra por uno de sus fundadores, Eloy “Mango” Latorre. Antes de continuar con el siguiente capítulo, vale la pena una aclaración, a partir de un error involuntario surgido al transcribir equivocadamente el encabezado del artículo de nuestro archivo. Ocurre que el texto que engalana esta columna fue cedido gentilmente a esta Junta de Estudios Históricos de Liniers por el señor Roberto Eloy Latorre y no por Américo Mango, como se expresó erróneamanete. El mismo posee un valor histórico inconmensurable, ya que fue escrito por su padre, Eloy, o simplemente “Mango”, como todos lo llamaban -nacido en 1917 y fallecido en 1998- seudónimo que se inmortalizara en el nombre del populoso club de rugby de Liniers, bautizado “Beromama”, a partir de tomar las primeras letras del mote de sus fundadores.

Hecha esta salvedad, ahora sí la segunda parte del texto sobre la historia de Beromama:

“En la esquina de Palmar y El Rastreador nos veníamos reuniendo desde hacía años un grupo de amigos, el mismo que tiempo atrás era el lugar de nuestros juegos infantiles. Ahora, ya más grandes, las energías habían derivado hacia los deportes; unos, como Beto y Rondineau hacia el atletismo, otros, como los Boutet, Bori, Yemo y algunos más, hacia el rugby. Caro y Chucruta, gimnasia en grandes aparatos y levantamiento de pesas y Roberto hacia el boxeo. Nos habíamos impregnado de un espíritu especial en el que la destreza física era primordial. Cultivábamos la vida sana y la amistad.

Paralelamente iba naciendo una modalidad de hacer bromas o decir chistes en los que predominaba el ingenio. Los Chila habían lanzado la semilla; pero aclaro que en ningún momento los imitábamos. Era otro estilo difícil de explicar, se trataba de bromas no ofensivas, de una manera diferente de expresar ideas o pensamientos. Las conversaciones serias se salpicaban con algún chiste ingenioso acaso dicho con seriedad; pero inédito, que alguno respondía con otro chiste, dicho con seriedad solemne. Si algún extraño presenciaba esa conversación pensaría que se encontraba entre locos. Resultaría inútil tratar de transcribir alguno de esos chistes, porque dicho así nomás fríamente, parecería tonto; pero expresado en el momento oportuno y con solemnidad resultaba eficaz.

Ahora recuerdo “La Majareta”, la novela de Carlos Carón. Todos sus capítulos están impregnados de un espíritu especial, difícil de describir, una especie de filosofía profunda, dicha de una manera diferente o expresada con acciones. El personaje central de la novela es Caín, quién a mi entender simboliza el espíritu y la manera de ser de los muchachos de Liniers de esa época. En un momento dado, la Barra de Palmar y El Rastreador decidió que debía tener un nombre. Una barra así nomás, sin nombre, parecía que le faltaba personalidad. La idea partió de Malambo, ¿si elegimos la primera sílaba de los nombres de algunos? Y tomando un pedazo de cal endurecida escribió en una pared: BE (por Beto Latorre), RO (por Roberto Pascual), MA (por Mango Latorre) y MA (Por Marcelo Boglietti). Con el silencio todos los presentes dimos nuestra aprobación y así la pared de la casita semi derruida de Palmar y El Rastreador se convirtió en Acta de Nacimiento. La palabra BEROMAMA por primera vez aparecía ante nuestros ojos. Quiero aclarar que estas cuatro sílabas en ningún momento tienen carácter de liderazgo o prioridad, sino que simplemente surgieron en forma espontánea y casual.

Tiempo después, otros muchachos fueron inscribiendo la primera sílaba de su nombre o sobrenombre en la misma pared y fue así como apareció escrito debajo de la palabra Beromama, con letra algo más chica: CACUMAOSPOBICHUCACO. La verdad es que la barra nunca tuvo ese nombre tan largo, simplemente se llamó Beromama, nombre que continúo cuando se formó el club. Pese a que en los primeros papeles con membrete que el club mandó confeccionar decía “Club Beromama” y abajo con letra pequeña, la segunda parte del nombre.

A los dos o tres días, Peine Fino trajo del diario “Critica”, donde trabajaba, unas obleas donde había impreso la palabra Beromama. Por ser autoadhesivas las pegamos en cuanto lado nos fue posible: paredes, autos, colectivos, ómnibus, tranvías y hasta en el tren. La cosa es que al poco tiempo los vecinos estaban familiarizados con la palabra y se preocuparon por enterarse de que se trataba.

A todo esto, tal vez por falta de espacio, el Club Liniers no nos podría ofrecer lo que anhelábamos. Fue así como nos reuníamos en un terreno que quedaba en la manzana formada por Carhué, Boquerón, Cosquín y Peribebuy para la práctica de atletismo. Decidimos llamarlo “Pozo Club” por existencia de un pozo donde nos cambiábamos y dejábamos la ropa. Allí practicábamos lanzamiento de jabalina, disco y bala, salto en largo, triple en alto y con garrocha. ¿Cómo habíamos conseguido todos estos elementos? Muy simple, algunos los compramos, otros los fabricamos y otros…. bueno no es el caso entrar en detalles.

En algunas oportunidades realizábamos torneos de atletismo en los que intervenían casi todos. Se caracterizaban por la organización y la seriedad que demostraban los intervinientes. Era una manera de medir nuestra destreza física.

Algún tiempo después, cuando nos dedicamos de lleno a la práctica del rugby, dejamos de concurrir al Pozo Club, pero no quedo solo, se convirtió en la residencia permanente de Sietesacos, un hombre medianamente joven, siempre taciturno y serio que no molestaba ni conversaba con nadie. Hablando de rugby, una vez que fuimos a presenciar un partido de primera en la cancha de Pacífico (hoy San Martín) al finalizar el encuentro, cuando habíamos ya salido a la calle el Ñato dijo: ¿miren lo que tengo aquí?, y abriéndose el piloto mostró la pelota que se había usado en el partido. ¡Con razón algunos lo habíamos notado barrigón!

Con la aprobación o la desaprobación de los representantes, así fue como por primera vez ingresó una pelota de rugby en la Barra de Beromama. A partir de ese momento fue desplazando a la jabalina y a la garrocha. En corto tiempo nos familiarizamos con esa pelota ovalada, aprendimos los secretos de sus piques falsos, nos hicimos diestros en patearla, hacer pases, igualmente que recibirla corriendo velozmente. Las calles de Liniers fueron testigos de las corridas de “tres cuartos”, de la velocidad de Beto y de Rondineau y de la seguridad de manos que habíamos adquirido para el manejo de la pelota.

Ahora, con el sosiego que nos dan los años, pienso que en realidad éramos como dijo Larran de Vere: pesadilla de vigilantes y vecinos dormidores de siesta.

Los que nunca habían jugado este deporte, aprendieron de los que ya lo conocían, y fue así como se nos ocurrió formar un equipo para jugar partidos amistosos con clubes formales, total entre la barra predominaban los conocedores, Ángel Bori jugaba en la primera de Pacífico, Horacio Boutet en la primera de Gimnasia y Esgrima, Beto en la segunda de Los Matreros, y los otros como Cacho Lojo, el Ñato, Jorge Melo, Yemo, Caro, Boutecito, Rondineau, el Cejas y algunos otros más habíamos jugado en la tercera o en la cuarta de Los Matreros.

Una noche en que estábamos reunidos frente al negocio de Yacub cambiando opiniones sobre este tema, pasó Ovidio Rodríguez (El Pelado) y, a pesar de que era algo mayor entró en la conversación. Años atrás había sido un destacado forward en la segunda de Los Matreros con muchos años de práctica que lo habían hecho poseedor de una experiencia que habría de resultarnos útil, y así fue como resolvimos que debía ser el Director Técnico. A los pocos días iniciamos formalmente las prácticas en un terreno ubicado en lo que hoy es la Avda. General Paz y Tuyutí, bajo la dirección de Ovidio. De inmediato decidimos concretar un partido amistoso con la tercera de Curupaytí. Claro que hasta el momento no habíamos pensado en que necesitábamos camisetas; pero dado la premura usamos una remera azul marino con una letra “B” en el pecho. Corresponde destacar la labor de cuatro amigas: Noemí Rodríguez, Yaya Fux, Dorita Escudero e Irma De Marinis, quienes con paño lenci confeccionaron esas letras. Tiempo después, estas chicas, contagiadas del entusiasmo que nos embargaba, organizaron rifas y colectas para la adquisición de camisetas y medias formales, además eran las principales hinchas que tuvimos, quienes, con su entusiasmo, su aliento y su corazón, fueron las generadoras de una corriente de público que años después nos seguiría a todos los partidos.

En resumen, el primer partido lo jugamos en la cancha de Curupaytí con su tercera, era un equipo que intervenía en el campeonato oficial de la Unión con buenas posibilidades. Ganamos 17 a 0 en un partido en el que sobresalió el estado atlético y la velocidad de los jugadores de Beromama, como así también la seguridad en el manejo de la pelota” (continuará).







ACTO DE ENTREGA DE PREMIOS DEL CONCURSO LITERARIO


La Junta de Estudios Históricos del barrio de Liniers informa que en los próximos días se conocerá la nómina de los escritores premiados que participaron de la edición 2018 de su ya clásico Concurso Histórico-Literario, denominado en esta oportunidad “El vagón de los sueños”. La entrega de premios se realizará durante el mes de agosto –en fecha a confirmar- en la sede de la Casa de la Cultura de Liniers, donde además se lanzará oficialmente la próxima edición del certamen.

Por otra parte, la Junta recuerda que sus reuniones se realizan de marzo a noviembre de cada año, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10 en “Lisandro”, único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908 y se ubica en la esquina de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. Los próximos encuentros tendrán lugar entonces el sábado 20 de julio a las 10 y el lunes 6 de agosto a las 18.30.

En ese sentido, quienes estén interesados en contactarse con la entidad, podrán hacerlo a través del correo electrónico a: jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Arte

Informacón general del mundo del arte


Espacios Verdes

Información del Area verde de nuestro barrio


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar