Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 190 **
  Inicio   Editorial  Propiedades  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Publicite Aquí

EL ORGULLO DE HABER SIDO Y EL DOLOR DE YA NO SER


07/12/2018

Una recorrida por la rica historia de los ferrocarriles argentinos, cuando el recuerdo de los años de esplendor contrasta con un triste presente


El 17 de septiembre de 1854, el Estado de Buenos Aires, autorizó por ley la creación de la “Sociedad del Camino de Fierro del Oeste”. Unos años más tarde, el 29 de agosto de 1857, la locomotora La Porteña realizó el viaje inaugural desde la estación Del Parque (hoy Plaza Lavalle - Teatro Colón), hasta la estación La Floresta. Al año siguiente Liniers era atravesado por el ferrocarril, cuando el tren, ampliando su tendido, llegó hasta la estación San Martín (hoy Ramos Mejía).

A partir del 1 de enero de 1863, unificada la República y al adquirir las autoridades de la Provincia de Buenos Aires la empresa ferroviaria, se llamará Ferrocarril de la Provincia. El 18 de diciembre de 1872 el directorio del Ferrocarril dispuso la habilitación de un apeadero al que se llamó “Liniers”. El nombre fue fijado en el acta de Directorio del Ferrocarril de la Provincia, en la página 15 del Libro de Actas del Departamento de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires.

A poco de que se cumplan 146 años de aquel hito histórico, el investigador Francisco Álvarez, integrante desde su fundación de la Junta de Estudios Históricos del Barrio de Liniers, se propuso ahondar en la historia de los ferrocarriles argentinos, y a continuación se publica la primera entrega de su investigación.

“Para ir de a poco poniéndonos en situación, basta decir que de los más de 40 mil kilómetros de rieles, trenes y servicios, que supo tener nuestra país en su época de esplendor, hoy, como saldo del achicamiento de Estado producido en 1990/93, sólo quedan migajas y el lamento de la enorme pérdida sufrida.

Apenas esto es lo que en 70 kilómetros a la redonda aún nos queda y funciona: Línea Sarmiento; Línea Roca; Línea San Martín; Línea Belgrano Norte; Línea Mitre; Línea Urquiza; y Línea Belgrano Sur.

Todo comenzó el 30 de agosto de 1857, y sus protagonistas iniciales fueron la locomotora “La Porteña” y su gemela “La Argentina”, con las que tuvo su inicio el Ferrocarril Oeste, actual Línea Sarmiento. Pero en muy corto tiempo, casi de modo superpuesto, nacieron otras líneas más. De esta forma, el ferrocarril fue el encargado de traer el transporte, la rapidez y el progreso al país, para unir y comunicar nuestro extenso territorio nacional.

Hacia principios del siglo XX, existían diversos tipos de trocha (o ancho de vía): la trocha métrica (de un metro); la media (1,43m) y la ancha (1,67m). La trocha ancha resuelve mayores cargas comerciales y mayor velocidad en trenes de pasajeros. La trocha angosta, permite traccionar iguales trenes, de modo más económico aunque menos veloz, pero con mejores resultados en regiones de montaña, permitiendo curvas más cerradas. La trocha media, también llamada trocha estándar o universal, es la misma que se utilizó en tranvías y hoy se utiliza en subterráneos, como así también en los ferrocarriles mesopotámicos, ya que en sus comienzos, al estar esa región aislada por el ancho río Paraná, desarrolló sus ferrocarriles con la misma trocha de los países limítrofes de Uruguay, Brasil y Paraguay, con los cuales podía comercializar más fácilmente.

Pero pongamos el tema en un contexto cronológico. En el año 1857 nació el Ferrocarril Oeste (trocha 1,67m); en 1862 llegó el Ferrocarril Norte (T 1,67m); en 1865 el FFCC a La Boca y La Ensenada. (T 1,67m) y el FFCC Sud. (T 1,67m): En 1866 se creó el FFCC Central Argentino. (T 1,67m) y el FFCC Primer Entrerriano (Trocha 1,43m); en 1873 el FFCC Andino. (T 1,67m) y al año siguiente el FFCC Argentino del Este (T 1,43m). En 1876 llega el FFCC Buenos Aires y Campana (T 1,67); en 1881 el FFCC Central Norte (Sección Norte) (Trocha 1m) 11) y en 1883 el FFCC Oeste Santafesino (T. 1,67m). Al año siguiente es el turno del FFCC Buenos Aires al Pacífico (T 1,67m); en 1885:llegan el FFCC Buenos Aires y Rosario (T 1,67m) y el: FFCC Santa Fe (T 1m). En 1887 comienza a funcionar el FFCC Central Córdoba. (T 1m), el FFCC Gran Oeste Argentino. (T 1,67m) y el FFCC Central Entrerriano. (T 1,43m). Al año siguiente aparecen el Tranvía Rural Pcia. Bs. As. (T 1,43m), el FFCC Noroeste Argentino; el FFCC Córdoba y Rosario (T 1m) y el FFCC Central del Chubut (T 1m). En 1889 es el turno del FFCC Central Argentino (T 1,67m)y en 1890 del FFCC Central Argentino (T 1,67m), el FFCC Argentino del Norte (T 1m), el FFCC Villa María a Rufino (T 1,67m), el FFCC Noroeste Argentino a La Rioja (T 1,67m) 27), el FFCC Gran Sud de Santa Fe y Córdoba (T 1,67m) 28), el Tranvía a vapor de Rafaela (T 1m), el FFCC Noroeste Argentino (T 1,43m) y el: FFCC Sud (T 1,67m). En 1891 surgen el FFCC Córdoba y Noroeste (T 1m), el FFCC Trasandino (T 1m), el FFCC San Cristóbal a Tucumán (T 1m), el FFCC Bahía Blanca y Noroeste. (T 1,67m) y el FFCC Central Córdoba y Rosario (T 1m). En 1892 se crea el FFCC Entre Ríos (T 1,43m) y ya en 1896 aparecen el FFCC Central Norte (Sección Sur) (T 1m), el FFCC Gran Oeste Argentino (T 1,67m) y el: FFCC Entre Ríos (T 1,43m). Finalmente en. 1898 llegan el FFCC Sud (T 1,67m) y el FFCC Central Argentino (T 1,67m).

En total, si tomásemos las líneas que fueron surgiendo y las que fueron cambiando de dueño con las consiguientes ampliaciones del tendido de vías, en la última mitad del siglo XIX se pusieron en marcha nada menos que 41 líneas ferroviarias, que en su gran mayoría eran privadas y unas pocas recaían en manos del Estado. Pero no son todas, ya que a partir del 1900 siguieron apareciendo líneas nuevas y reacomodándose en compras y ventas otras, pero ello lo recrearemos en la próxima entrega”.




JOSEFINA SALAZAR SERÁ DISTINGUIDA COMO “LA DAMA DEL AÑO”


“La Orden de las Damas del Abanico” es un grupo de mujeres ligadas al barrio de Boedo, que tiene como objetivo promover las expresiones culturales que sean llevadas a cabo por mujeres. Entre ellas hay escritoras, artistas plásticas, empresarias, docentes y amas de casa, juntas organizan diversas actividades, como visitas guiadas, presentaciones de libros, muestras de origami, charlas sobre historia y shows musicales. Pero la más destacada es la que desarrollan una vez al año, para distinguir a aquella mujer que acredite merecimientos trabajando por la promoción de la cultura y la investigación sobre la vida y obra de mujeres que hayan hecho algún aporte a la cultura ciudadana.

En esta oportunidad, la distinción recaerá en la linierense Josefina Salazar, quien será distinguida como la “Dama del año”, en el acto que se desarrollará el próximo 24 de noviembre en la sede del Hot Club de Boedo (Sánchez de Loria 745).

A sus jóvenes 96 años, y como referente ineludible de la Junta de Estudios Históricos de Liniers, Zalazar ha relevado la historia de muchos de los barrios porteños. Lleva 46 años estudiando y desempeñándose en 18 entidades, entre ellas la Junta Promotora de los barrios de Oeste, en la que se inició con el Dr. Favier Dubois. Trabajó durante 12 años en la Hemeroteca de la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires. Además, con sus charlas de “Historia Viva” y “De Mantillas y Crespones”, recorrió instituciones describiendo costumbres de antaño mostrando incluso prendas y objetos de época, muchos de ellos de su familia.

Como Secretaria del Instituto Histórico Santiago de Liniers integró la comitiva en el año 2007 al Panteón de los Marinos Ilustres en Cádiz -España. Acompañó en 2010 el homenaje a 200 años de su fusilamiento en Niort, Francia, lugar de nacimiento, y en 2013, nuevamente asistió al Panteón con motivo del reconocimiento realizado por la Real Armada Española, conmemorando la repatriación de los restos del Virrey del Río de la Plata.

En otro orden la Junta recuerda que sus reuniones se realizan de marzo a noviembre de cada año, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10 en “Lisandro”, único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908 y se ubica en la esquina de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. Los próximos encuentros tendrán lugar entonces el sábado 24 de noviembre a las 10 y el lunes 3 de diciembre a las 18.30, en el que será la última reunión del año. En ese sentido, quienes estén interesados en contactarse con la entidad, podrán hacerlo a través del correo electrónico a: jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

LA BIBLIOTECA DEL BARRIO, ESA PUERTA ABIERTA AL CONOCIMIENTO


31/12/2018

Los recuerdos del Liniers de antaño, cuando el verbo googlear no era siquiera una expresión de deseo

Por Daniel Aresse Tomadoni (*)


En nuestras épocas colegiales y hasta universitarias, cuando Internet ni siquiera era un proyecto, ni tampoco existían la recordada Encarta ni mucho menos Google para buscar la información que necesitábamos para estudiar o armar las extensas grillas en la universidad, había una entrañable institución cercana a nuestras casas, que solucionaba gran parte de nuestras inquietudes.

Aquella entidad era la querida biblioteca “José Hernández”, que fuera construida en las dos salas de planta baja de una “casita municipal”, en el corazón de los pasajes de Liniers. Un alero con tejas rojas nos recibía, hasta que desde adentro nos franqueaban la puerta de hierro y vidrios. Ya en su interior, el ambiente era similar a un museo. Sus largos escritorios con gruesos vidrios en la parte superior, brillaban tanto como el piso de pinotea. Alrededor, enormes bibliotecas nos ofrecían una extensa variedad de publicaciones de todos los rubros, desde textos hasta revistas extranjeras.

El silencio del lugar sólo era quebrado en parte por el cuchicheo de las dos bibliotecarias y una radio portátil que dejaba escapar en bajo volumen alguna las voces de los locutores de la época en una emisora conocida. Completaban la escenografía un fichero con los nombre de las personas registradas junto con el material que retiraban por el término de dos días, inexorablemente.

Con el tiempo, el establecimiento se fue modernizando, primera incorporaron una PC y más tarde se rindió a la Internet. Claro que para entonces ya no volvería a poseer el clima ceremonioso tan propio del lugar.

Allí transitamos nuestra infancia haciendo revuelo con las sillas, y generando que las bibliotecarias nos llamaran la atención; nuestra adolescencia, dejando caer alguna lapicera al piso para ver las piernas de las chicas que se sentaban enfrente; y ya más grandes buscando datos contra reloj para algún final de la facultad.

Sin dudas la biblioteca municipal fue una parte insoslayable de nuestra vida y de la de nuestro querido barrio de Liniers. Hasta la próxima y muchas gracias por permitirme compartir este recuerdo.


 (*) Aresse Tomadoni es director general de Multinet (Radnet/La Radio, El Viajero TV, Club de Vida TV)


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO EN EL LINIERS DE LOS 60?


08/12/2018

Cuando la magia de la Navidad se paseaba por las calles del barrio



Por Daniel Aresse Tomadoni (*)


Días pasados recordaba cómo vivíamos de chicos las Fiestas de Navidad y Año Nuevo en nuestro querido Liniers. Es cierto, diciembre siempre fue un mes especial para mí, ya que finalizadas las clases, a los pocos días me esperaba la hermosa pileta de natación del Club Liniers para disfrutarla en los tres meses de verano durante casi todo el día.

Pero además era el mes de las Fiestas y todo el barrio era un hervidero de gente comprando sus regalos. Los locales del centro comercial se vestían con luces multicolores, adornos y colores navideños; las jugueterías tradicionales, Pareja, Edra, Mercas, se abarrotaban de juguetes y rodados para que “Papá Noel” o “Los Reyes” los retiraran de allí y generaran felicidad en los chicos, que ansiosos los esperaban, cartitas mediante.

Pero en aquellos días previos a las Fiestas, las ventas también se concentraban en los grandes almacenes, como Viturro, Frutas de Oro, La Gran Vía y Scotti, que eran los sitios donde se podían conseguir conservas importadas, los bacalaos secos que colgaban del techo en los locales y la buena fruta abrillantada, junto a los distintos encurtidos, nueces y castañas.

Por su parte, algunos clubes y sociedades de fomento realizaban festivales navideños con la presencia de Papá Noel o de los tres Reyes Magos, para la alegría de los chicos del barrio en las tórridas tardes noches previas a los festejos.

¿Y los chicos? Ya desde un mes antes se dedicaban a disparar todo tipo de pirotecnia, o al menos la que nuestros padres y sus bolsillos permitían. Los más peligrosos, como los petardos, los rompeportones, los triángulos y las ametralladoras, estaban a cargo del artillero mayor de los chicos de la cuadra. Recuerdo especialmente una tarde de Navidad en la que colocamos un rompeportones en una de las cortinas del almacén de Don Manuel, justo en la esquina de casa. Parecía que se venía abajo por el estampido. Al rato el pobre gallego se despertó de la siesta, miró si estaba todo bien, sacudió la cabeza y se volvió a su casa sin decir nada…

Claro que lo más esperado era la cena de Nochebuena, con los platos esmerados y artesanales, hechos con cariño y dedicación, los festejos y el brindis con nuestros viejos y parientes, para luego a la medianoche lanzarnos al arbolito para recibir los regalos que Papá Noel nos dejaba mágicamente en esa noche de encanto e ilusión.

Diciembre, un mes único y especial: fin de clases, comienzo de pileta, mi cumple y todas las Fiestas ¡felicidad total!

A todos los amigos lectores y a todo el staff de Cosas de Barrio, mi mejor deseo para estas Fiestas y próspero Año Nuevo 201


9.


 (*) Aresse Tomadoni es director general de Multinet (Radnet/La Radio, El Viajero TV, Club de Vida TV)


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


LINIERS A 146 AÑOS DE SU FUNDACIÓN

03/01/2019

El barrio celebra un nuevo aniversario al compás de las vías del tren y al amparo de San Cayetano


Tal como lo indica la Ley 309, sancionada el 2 de diciembre de 1999 en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se instituyó el 18 de diciembre de cada año como el “Día del Barrio de Liniers”. Los Fundamentos de aquella norma presentada por Finvarb, Fernando; Oliveri, Guillermo Rodolfo; Pacheco, Eduardo;  Arellano, Roberto; Figuerero, Felipe;  Saralegui, Lilia; y Ruíz Moreno, Patricia dicen:

“Lo que es hoy el barrio de Liniers estaba integrado por diversas estancias y chacras que rodeaban la ciudad y que con posterioridad fueron anexadas al inmenso partido de San José de Flores. El 29 de agosto de 1857 se realizó el viaje ferroviario inaugural en nuestro país. La estación de cabecera, denominada Del Parque, se alzaba donde actualmente se encuentra emplazado el Teatro Colón y luego de un trayecto de algo menos de diez kilómetros se llegaba a la estación La Floresta. Prosiguió el tendido de rieles hacia el oeste llegando a la actual estación Ramos Mejía en 1858.

A comienzos de 1872, más precisamente el 19 de enero, por Acta del Directorio de la empresa ferroviaria se otorga al peticionante Francisco Sosa la pertinente autorización para instalar una pequeña estación. El 18 de diciembre del mismo año se convino en que la misma fuera denominada Liniers. Las Hermanas de la Casa de Ejercicios sugirieron que la estación llevara el nombre del héroe de las Invasiones Inglesas por haber sido éste un permanente benefactor de la Congregación.

En su etapa inicial el barrio suponía un damero de proporciones mínimas en torno de la estación ferroviaria, cuya extensión rumbo al norte no sobrepasaba el camino de “Gauna”. El extenso sector ubicado con rumbo sur de la actual avenida Rivadavia ofrecía una visión pastoril, matizada por dilatadas quintas y escasos pobladores.

El 30 de setiembre de 1875 se inauguró la primitiva capilla de San Cayetano, en ceremonia presidida por el Arzobispo de la Provincia de Buenos Aires, en un predio donado a las Religiosas de la Sociedad del Divino Pastor, quienes también asumieron la construcción del colegio. La devoción a San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, ha cundido con sincero fervor entre los feligreses y al celebrarse su festividad el 7 de agosto de cada año, una multitudinaria procesión se realiza por las calles vecinas al templo.

A comienzos de este siglo la empresa de Ferrocarril del Oeste comenzó a erigir los numerosos edificios y demás instalaciones de los talleres ubicados en las adyacencias de la estación. Tales actividades significaron un paulatino incremento de la construcción de viviendas, como así también el afincamiento de apreciable número de pobladores.

La frecuente subdivisión de las antiguas quintas y otras extensas fracciones se acentuó durante la segunda década. Según lo expuesto, cabe deducir que la etapa de formación de Liniers comenzó en ese entonces y continuó sin pausa, hasta transformarse en el populoso barrio que es actualmente y en el que se desarrolla una importante actividad comercial y cultural, que no podemos dejar de destacar.

La Junta de Estudios Históricos del Barrio de Liniers se ha dirigido a nosotros solicitando nuestra intervención para designar el 18 de diciembre de cada año como Día de ese barrio. Considerando que tanto la trayectoria del lugar como la de sus habitantes merecen esta distinción, solicitamos Señor Presidente, la aprobación del presente proyecto”.



LA JUNTA DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE LINIERS ENTRA EN RECESO HASTA MARZO PRÓXIMO


La Junta recuerda que sus reuniones se realizan de marzo a noviembre de cada año, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10 en “Lisandro”, único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908 y se ubica en la esquina de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. De tal manera que los próximos encuentros tendrán lugar entonces el lunes 4 de marzo a las 18.30 y el sábado 16 de marzo a las 10, en las que serán las primeras reuniones del año. En ese sentido, quienes estén interesados en contactarse con la entidad, podrán hacerlo a través del correo electrónico a: jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.

Mientras tanto, los integrantes de la entidad local aprovechan para hacerles llegar a sus vecinos sus mejores deseos para el año que se inicia.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Medios

Lo que pasa en los medios de la comunidad


Policiales

Información de la actividad Policial



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar