Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 187 **
  Inicio   Editorial    Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Publicite Aquí

VEREDAS QUE YO PISÉ

07/09/2018

El significado de los nombres de las calles del barrio


Tal como viene ocurriendo desde hace algunos años, la intención de esta columna es descubrir los diversos nombres de próceres, batallas, ciudades, fragatas, árboles y pájaros que, escondidos tras el nombre de una calle, una cortada o una avenida, recrean a diario los paisajes típicos de nuestro barrio. Inmiscuirse en su origen e investigar el trasfondo del -en principio- frío nombre de una calle, significa estrechar los lazos de afinidad que naturalmente unen a los vecinos con su barrio de pertenencia.

FRAGATA LA ARGENTINA: corre en dirección Norte-Sur y se extiende a lo largo de cinco cuadras desde Emilio Castro hasta Zequeira, entre Guaminí y Montiel, en el corazón del barrio Naón. Su nombre fue impuesto por el Decreto N° 3.570 de 1944, BM N° 7.230. La fragata La Argentina fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra de la Independencia. Tras participar en el bloqueo de El Callao y en el ataque a Guayaquil, fue asignada por el almirante Guillermo Brown a Hipólito Bouchard. Luego de cruzar el Cabo de Hornos arribó a la ciudad de Buenos Aires el 18 de junio de 1816.

FRAGATA TRINIDAD: (N-S) Corre paralela entre José León Suárez y Saladillo, desde Emilio Castro hasta Zequeira. Su denominación fue impuesta por el Decreto N° 3.570 de 1944, BM N° 7.230. La Fragata Trinidad fue una nave perteneciente a la escuadra del almirante Guillermo Brown, comprada el 15 de marzo de 1814 y abandonada en el Pacífico en 1816.

GARCÍA GRANDE DE ZEQUEIRA, SEVERO: (E-O) nace en Emilio Castro en su intersección con Basualdo y finaliza en la General Paz, corre paralela a Zelada y Artigas. Nombre impuesto por ordenanza del 27 de noviembre de 1893 y por el Decreto-Ordenanza N° 6.359 de 1949, BM N° 8.597. Severo García Grande de Zequeira (nacido en 1793 y fallecido en 1820) fue un militar argentino que participó en la guerra de la independencia, en batallas tales como Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú. Comandó el Regimiento 1° de Cazadores y murió asesinado en un motín militar, durante la Anarquía del Año XX.

GARZÓN, EUGENIO: (E-O) se origina en José Martí, pleno Parque Avellaneda, se trunca en ese espacio verde y luego continúa hacia el oeste hasta ingresar a Mataderos en forma de boulevard. Tras cortarse en el Mercado de Hacienda, retoma su marcha hasta finalizar en General Paz. Nombre impuesto por la ordenanza del 20 de agosto de 1919 y la del 28 de noviembre de 1919. Eugenio Garzón (1796-1851) fue un militar uruguayo que combatió en Chacabuco y Maipú; participó en la primera Campaña de la Sierra; combatió en Pasco, Pichincha, Zepita, Junín, Ayacucho y en la guerra contra el Brasil.


Marcelo Petris


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

LA INOLVIDABLE CANCHA DE LINIERS, EN GENERAL PAZ Y GAONA


Lejos pero vigente. Aunque el corazón sigue latiendo en el barrio, desde la década del 80’ la cancha de Liniers –que actualmente milita en Primera D- se encuentra en la localidad de Villegas, Partido de La Matanza.

02/10/2018

El entrañable club del ascenso, que hoy tiene su estadio en La Matanza, continúa enorgulleciendo al barrio que lo vio nacer

Por Daniel Aresse Tomadoni (*)


Entre los muchos recuerdos de mi querido Liniers que se arremolinan en su afán por salir de mi mente, hay uno que hoy se adelanta a todos y que fue realmente inolvidable. Sucedió durante mi infancia, allá por 1968, cuando un amigo del barrio me invitó a ver un partido de Liniers en la hermosa cancha que “el Celeste” supo tener en el terreno ubicado en el cruce de las avenidas General Paz y Gaona.

No obstante debo confesar -con cierta vergüenza- que hasta entonces nunca había asistido a ver el equipo donde jugaron mis tíos e incluso uno de ellos, Juan B. Tomadoni, fue su presidente. Lo cierto es que esa tarde fría de junio partimos a aquella maravillosa cancha de tablones y cemento, dispuestos a ver y alentar al equipo del barrio y de la familia. Al rato ya estábamos sentados en el cemento aturdidos por las marchitas deportivas que atronaban por los altoparlantes y el clima de algarabía de un estadio lleno que esperaba por la salida de los equipos.

Ya durante el desarrollo del encuentro, como si fuese un transporte público, un desfile de vendedores ambulantes quebraba de vez en cuando la tensión del juego. Entre ellos no faltó el recordado “Chuenga”, que con su enorme bolsa vendía de a puñados sus caramelos masticables con sabores variados.

Si bien el partido no fue bueno, es más, no recuerdo contra quién jugó y menos aún el resultado, si tengo grabadas aquellas imágenes en la tribuna, alentando a uno de los equipos del barrio, el glorioso Liniers.

Pocos meses después, tal vez ya vencido el plazo del alquiler del predio, el club tuvo que marcharse dejando un formidable estadio que tenía hasta iluminación artificial (toda una rareza para un equipo del ascenso) para iniciar su diáspora por años hasta establecerse en Villegas, Partido de La Matanza, recién en la década del ‘80.

Vaya entonces el sentido recuerdo para sus fundadores y para todos los que hicieron grande a esta institución. Hasta la próxima entrega de “el Liniers que yo viví”.


(*) Aresse Tomadoni es director general de Multinet (Radnet/La Radio, El Viajero TV, Club de Vida TV)


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LA TIERRA DE LOS PASAJES DONDE FLORECIÓ LA OVALADA


Beromamacacumaospobichucacopripejopi. Tal es el nombre completo del mítico club de rugby surgido en los pasajes de Liniers, que integra los sobrenombres de una inolvidable barra de amigo

10/09/2018

Anteúltima entrega de la historia de Beromama, escrita por uno de sus fundadores: Eloy “Mango” Latorre


Continuando con la saga iniciada hace un par de ediciones, aquí va la tercera parte de la historia de Beromama, el mítico club de rugby nacido en 1939 en los pasajes de Liniers, escrita de puño y letra por uno de sus fundadores, Eloy “Mango” Latorre. Vale recordar que el texto que engalana esta columna fue cedido gentilmente a la Junta de Estudios Históricos de Liniers por el señor Roberto Eloy Latorre, y posee un valor histórico inconmensurable, ya que fue escrito por su padre, Eloy, o simplemente “Mango”, como todos lo llamaban -nacido en 1917 y fallecido en 1998- seudónimo que se inmortalizara en el nombre del populoso club de rugby de Liniers, bautizado “Beromama”, a partir de tomar las primeras letras del mote de sus fundadores.

Sin más, ahora sí la tercera y anteúltima parte del texto sobre la historia de Beromama:

“Entusiasmados por el resultado, hicimos gestiones para inscribir el equipo en la Unión de Rugby. Los trámites no fueron efectivos por cuanto se nos adujo que carecíamos de antecedentes deportivos, que no representábamos a un club formal, objetando también el nombre Beromama, tal vez les resultaba raro a sus tradiciones. No desalentados por eso, decidimos inscribirnos en un campeonato que todos los años organizaba lo Liga Católica. Sólo había dos categorías: primera y segunda, lógicamente por ser nuevos ingresamos en la última. En definitiva, en el año 1940 Beromama ganó invicto ese campeonato, obteniendo el derecho de jugar el año próximo en la primera categoría.

Ante estos acontecimientos pensamos que lo primero que debíamos hacer era dar forma legal al club. Fue así como el 7 de diciembre de 1940, en la sede de la Universidad de Liniers, ubicada en el pasaje Amalia al 300, se realizó una asamblea en la que quedó constituido el club con 50 socios y se designó la primera Comisión Directiva, que presidía Domingo V. Parodi (Chucruta) y además la integraban Eduardo Rondineau, Héctor E. Boutet, Ángel Bori, Osvaldo H. Pérez, Carlos Curtó, Alberto Latorre, Francisco Z. Insúa y Héctor E. López.

La verdad es que, desde el momento en que decidimos jugar al rugby existió el Club Beromama, pero así nomás, de palabra, en el que Chucruta oficiaba de presidente sin mediar para ello ni votación ni designación oficial. En la Asamblea constitutiva, cuando se trató la designación de la Comisión Directiva, fue propuesto Chucruta para el cargo de presidente. Aquí quiero resaltar un gesto noble de este amigo; poniéndose de pie dijo que no podía aceptar ese cargo por cuanto no se consideraba capacitado, agregando que, si hasta el momento había ejercido la presidencia, lo había hecho en la seguridad de que todo era en broma, pero a partir de ahora, en que el club tomaba un cariz serio, se sentía incapaz de ocupar el cargo. No sé si fue la sinceridad de sus palabras, o la humildad con que se dirigió a los presentes, lo cierto es que por decisión unánime Chucruta fue designado presidente. La dedicación y el empeño que puso en sus funciones, hicieron que demostrara idoneidad intachable en lo que duró su período.

Paco Insúa (el intelectual) habló sobre la necesidad de congraciarse la buena voluntad del vecindario y destruir la ingrata aureola de la que nos había rodeado la revoltosa de los adolescentes de la primera hora, para ello propuso hacer pública una especie de manifiesto que había redactado, y que decía lo siguiente:

‘El grupo de jóvenes que hoy se constituyen en asamblea, con el fin de organizarse para practicar el deporte y crear actividades que fomenten la sana camaradería, resuelve regirse por un estatuto y declara: Que tiene el propósito de modificar las actividades que inconscientemente y sin proponérselo, venían practicando la mayor parte de los jóvenes de este grupo. Que, si bien no puede desconocer que tales actividades pudieron merecer en muchos casos la desaprobación de los vecinos de Liniers, hoy, más serenos, cree que eran injustificadas, pues eran la expresión de una juventud demasiado niña aún, que no podía por así encausarse, y que no había recibido de quien podría tener un ascendente moral y una autoridad sobre el grupo, el consejo y el impulso que orienta su desbordante deseo de actividad, ley de la niñez. Que es ahora su propósito orientar y encaminar sus energías hacia el deporte, porque entiende que obtendrá un doble beneficio: el físico que proporciona el ejercicio y el moral que determina la disciplina creando un espíritu sano. Que espera, por último, que una vez organizados y aplacada la explosión de entusiasmo que provocó la feliz iniciación en el deporte, pueda no sólo desarrollar actividades deportivas, sino fomentar y propender otras de orden intelectual, pues entiende que la camaradería, la convivencia de varios años y el esfuerzo común en los campeonatos y torneos, debe sostenerse aun después de que los cuerpos, cargados de tiempo y achaque, no estén dispuestos a seguir el ritmo violento de un partido de rugby o una carrera pedestre. Para ello desea crear un interés común que pueda sostenerse a través de la vida, con prescindencia de la capacidad muscular o la energía vital que exige cualquier deporte. Y entiende que ese papel sólo pueden representarlo los valores culturales”.

Esta declaración de principios, que implicaba un serio compromiso por nuestra parte, fue aprobada y luego impresa y pegada en las paredes de la Mil Casitas de Liniers. Nunca supe si fuimos o no comprendidos por los vecinos; pero sí sé que nos sentimos bien con este acto, y a partir de ese momento procuramos no defraudar a los que habían creído en nosotros” (continuará).





ACTO DE ENTREGA DE PREMIOS DEL CONCURSO LITERARIO


El próximo sábado 1° de septiembre tendrá lugar el acto de entrega de premios de la edición 2018 del ya clásico Concurso Histórico-Literario, denominado en esta oportunidad “El vagón de los sueños”, que anualmente organiza la Junta de Estudios Históricos del barrio de Liniers. La actividad se llevará a cabo desde las 17 en la sede de la Casa de la Cultura de Liniers (Pieres 226) donde además se lanzará oficialmente la próxima edición del certamen.

La nómina de los escritores premiados, es la que se publica a continuación. En la Categoría Cuento (mayores) el primer premio fue para Norberto Buffarini, Susana Orden y Liliana Ravasio; el segundo premio le correspondió a Susana Orden; y el tercero a Ana María Díaz y Cristina Gioffreda. Las Menciones de Honor fueron para Teresa Musarra, Beatriz Belfiore, Carmela Altilio, Armando Ruggieri y Jorge Bircher. En el segmento Poesía (mayores) el primer premio le correspondió a Cristina Samara; el segundo a Susana Orden; y el tercero a Ana María Díaz. Menciones de Honor: Susana Orden, Ana María Díaz, Silvana Sosa, Liliana Ravasio y Jorge Bircher.

Ya en la categoría Cuento (Galardón de Oro, mayores de 70 años) el primer premio fue para Irma Polola y Roberto Ramele; el segundo le correspondió a Elena Engracia Álvarez y Gerardo Muzlera Mooney; y el tercero a Aída Nápoli y Eduardo Bianchi. Finalmente, en Poesía (Galardón de Oro) se llevó el primer y segundo premio Delia Fernández Cabo; y el tercero le correspondió a Héctor Leal. Menciones de Honor para Felipa Pogonza, Irene Bellini, Juan Carlos Sinnott y Martha Florentino.

Por otra parte, la Junta recuerda que sus reuniones se realizan de marzo a noviembre de cada año, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10 en “Lisandro”, único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908 y se ubica en la esquina de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. Los próximos encuentros tendrán lugar entonces el sábado 18 de agosto a las 10 y el lunes 3 de septiembre a las 18.30.

En ese sentido, quienes estén interesados en contactarse con la entidad, podrán hacerlo a través del correo electrónico a: jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


LA TIERRA DE LOS PASAJES DONDE FLORECIÓ LA OVALADA


Beromama hoy. Las nuevas generaciones de jugadores le siguen dando vida al entrañable club de los pasajes de Liniers, que desde hace décadas tiene su cancha y predio deportivo en la localidad de González Catán.

06/10/2018

Última entrega de la historia de Beromama, escrita por uno de sus fundadores: Eloy “Mango” Latorre


Continuando con la saga iniciada hace tres ediciones, aquí va la última parte de la historia de Beromama, el mítico club de rugby nacido en 1939 en los pasajes de Liniers, escrita de puño y letra por uno de sus fundadores, Eloy “Mango” Latorre. Vale recordar que el texto que engalana esta columna fue cedido gentilmente a la Junta de Estudios Históricos de Liniers por el señor Roberto Eloy Latorre, y posee un valor histórico inconmensurable, ya que fue escrito por su padre, Eloy, o simplemente “Mango”, como todos lo llamaban -nacido en 1917 y fallecido en 1998- seudónimo que se inmortalizara en el nombre del populoso club de rugby de Liniers, bautizado “Beromama”, a partir de tomar las primeras letras del mote de sus fundadores.

Sin más, ahora sí la esperada última parte del texto sobre la historia de Beromama:

“Por fin el 8 de abril de 1941, la Unión de Rugby, en base a los antecedentes deportivos logrados en la Liga Católica, concedió al Beromama la afiliación que tanto deseábamos, por lo que ese año competimos en tercera categoría.

Así fue como en 1941 participamos por primera vez en el Campeonato Oficial de la Unión. La modalidad de nuestro juego trascendió en el ambiente del rugby. En todos los clubes y entre directivos de la Unión se comentaba el grado de entrenamiento, la velocidad y la destreza en el manejo de la pelota. La seguridad de manos, prácticamente hacía que el equipo estuviese formado por quince “tres cuartos”. Más de una vez logramos “tryes” espectaculares. Practicábamos un juego vistoso por lo veloz y por la rapidez con que se desplazaba la pelota.

A pesar de no tener en un “pack de forward” pesado, en los scrums por lo general se sacaba la pelota con facilidad, lo que permitía el juego de la línea rápida que teníamos.

Los fáciles triunfos que logramos y lo vistosos que resultaban los partidos, atrajeron una cantidad inimaginable de público, no común en los partidos de tercera, que semana a semana llenaba las canchas en las que jugábamos. Por ello se había contratado una empresa de micros especiales que, desde Carhué e Ibarrola, llevaba a simpatizantes y jugadores a los partidos.

Como no teníamos cancha, cuando éramos locales utilizábamos la del Club Curupaytí, en Villa Lynch. Por ese motivo hacíamos los entrenamientos en la flamante avenida General Paz, que aún no había sido habilitada.

En aquel 1941 Beromama sólo perdió el partido final con San Isidro, por lo que no ascendió a segunda. En el transcurso de este año, por invitación de Cacho Lojo, llegó al Club Luis Arrieu, un señor francés ya maduro ex jugador internacional en su país, con vasta experiencia sobre este deporte. Al incorporarse como Director Técnico aportó sus conocimientos, perfeccionando la calidad de nuestro juego, especialmente en táctica de ataque por medio del pack de forward, como así también adquirimos más efectividad en la defensa mediante la precisión de los tackles.

Durante el año 1942 nuevamente Beromama jugó en Tercera. Previamente habíamos realizado encuentros amistosos con equipos de Primera, de los cuales ganamos algunos. Fue una provechosa experiencia que nos sirvió para corregir errores. Ese año ganamos holgadamente la zona en la cual competíamos, así debimos disputar el primer puesto con Gimnasia y Esgrima, finalista de la otra zona. Fue un partido memorable, linda tarde de sol, colmadas de público las tribunas de Gimnasia y Esgrima, presentes miembros de la Unión de Rugby y periodistas. Beromama jugó conforme a su táctica, juego abierto y veloz, defensa efectiva; en definitiva, perdimos ese partido por escaso margen; pese a que nos habían arrollado con sus pesados forwards y que habían conformado su equipo de la Primera, y que por haber pasado como mínimo un año sin jugar en esa categoría, quedaban en libertad para hacerlo en otra inferior.

La calidad del juego demostrada en este partido, como así también la excelente campaña cumplida por Beromama en sus dos años de vida, resulto un aval suficiente para que la Unión de Rugby nos invitara a jugar en Segunda categoría.

Durante ese año logramos adquirir en forma rentada un terreno de algo más de dos hectáreas en Ramos Mejía, más precisamente en avenida de Mayo al 1500, al lado de la pileta de los alemanes. Allí construimos la cancha. Si bien existía un caserón viejo que lo arreglamos lo mejor que pudimos, por exigencia de la Unión de Rugby debimos alquilar los vestuarios y baños de la pileta de los alemanes para cuando había partidos oficiales.

Durante mucho tiempo utilizamos esa cancha, pero la debimos abandonar cuando la Municipalidad de La Matanza decidió abrir una calle justo en el medio del predio.

A partir de 1943 Beromama jugó en Segunda categoría con excelentes desempeños, ocupando siempre destacados puestos en las tablas. Con la renovación de algunos jugadores se logró contar con un grupo de forward de mayor peso, a fin de adaptarnos al recio juego de esa categoría, igualmente se logró perfeccionamiento en todas las tácticas, ya sea de ataque como de defensa, hasta que en 1950 brillantemente ganamos el campeonato y en consecuencia el ascenso a Primera, cumpliéndose así el sueño de los que fuimos fundadores. Diez años atrás, en la pared de una casita de Palmar y El Rastreador burdamente escribimos la palabra Beromama. Creo que la solemne emoción con que realizamos aquel acto, fue el motivo por el cual el nombre de una barra de amigos se veía ahora impreso en lugares privilegiados de diarios y revistas como corolario de una limpia gesta deportiva.

La verdad es que, a partir del año 1943 la vida me alejó de Beromama y parcialmente de mis amigos, por lo que no me resulta posible entrar en detalles de todo lo acontecido desde ese año hasta el logro del ascenso a Primera. De esta manera queda abierta la posibilidad para que otra persona pueda historiar esa época; pues no quisiera incurrir en la omisión de acontecimientos importantes; a lo mejor por desconocimiento.

Han pasado los años y hoy, Beromama solo vive en el recuerdo y en un grupo de cabezas canas que los segundos viernes de cada mes nos reunimos en el Club Liniers para cenar juntos memorando una etapa feliz de nuestras vidas”.

El texto que concluye en el párrafo anterior fue escrito por Mango Latorre en abril de 1982. Siete años más tarde se produciría la refundación de Beromama, cuyo plantel superior hoy está peleando el ascenso a la Segunda División de la URBA, desde su campo de deportes ubicado en González Catán.




(CHARLA SOBRE CULTURA, IDENTIDAD Y PATRIMONIO DEL BARRIO DE LINIERS


El próximo sábado 6 de octubre a las 16.30 tendrá lugar en la Casa del Virrey Liniers (Venezuela 469, CABA) el encuentro denominado “El barrio de Liniers: cultura, identidad y patrimonio” del que participarán integrantes de la Junta de Estudios Históricos del barrio de Liniers. El acto tendrá su broche de oro con la actuación del Taller de Guitarra del Centro Cultural Elías Castelnuovo, que dirige el Prof. Diego Castañeda.

Esta actividad -con entrada libre y gratuita- forma parte de la muestra por el Cincuentenario de la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires, en la que se podrán recorrer los cincuenta años de la federación que agrupa a las juntas de historia barriales porteñas y sus distintos logros, como la creación del Premio “Historiador Porteño”, la Feria del Libro de Historia de la Ciudad (actividad anual desde 2006), el Congreso de Historia de la Ciudad (que se realiza cada tres años desde 1968), distintas publicaciones y la revista “Historias de la Ciudad”.

En otro orden, el sábado 1° de septiembre se desarrolló el acto de entrega de premios de la edición 2018 del ya clásico Concurso Histórico-Literario, denominado en esta oportunidad “El vagón de los sueños”, que anualmente organiza la Junta de Estudios Históricos del barrio de Liniers. La actividad se llevó a cabo desde las 17 en la sede de la Casa de la Cultura de Liniers (Pieres 226) donde además se lanzó oficialmente la próxima edición del certamen.

Un numeroso público acompañó a los escritores premiados, entre los que se encontraban presentes el Presidente de la Casa de la Cultura, Arq. Isidoro Casal; y el Vicepresidente 1º de la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires, Prof. Arnaldo Miranda. Como cierre de la jornada la señora Ana María Sanchos -integrante de la Comisión Directiva de la Junta- cantó una serie de tangos, demostrando una vez más que es una artista completa, ya que también supo incursionar con éxito en la escritura, las artes plásticas y la actuación.

Finalmente, la Junta recuerda que sus reuniones se realizan de marzo a noviembre de cada año, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10 en “Lisandro”, único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908 y se ubica en la esquina de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. Los próximos encuentros tendrán lugar entonces el sábado 15 de septiembre a las 10 y el lunes 1° de octubre a las 18.30. En ese sentido, quienes estén interesados en contactarse con la entidad, podrán hacerlo a través del correo electrónico a: jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Política

Información del ámbito político


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Medios

Lo que pasa en los medios de la comunidad



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar