Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 176 **
  Inicio   Editorial  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

VIVENCIAS, RECUERDOS Y HOMENAJES CON UN DENOMINADOR COMÚN: LINIERS


Un premio a la cultura. Durante el Congreso, el arquitecto Isidoro
Casal –responsable de la Casa de la Cultural de Liniers- recibió
El Quijote de manos de la Prof. Mabel Albornoz, máxima distinción
que anualmente otorga la Junta de Estudios Históricos local.

02/10/2017


Con la identidad barrial como bandera, se llevó a cabo el II Congreso de Historia del Barrio de Liniers


El sábado 23 de septiembre se llevó a cabo en la sede de la Casa de la Cultura de Liniers (Pieres 226) la segunda edición del “Congreso de Historia del Barrio de Liniers”, en el marco de los festejos por el 145° aniversario de esta emblemática porción del oeste porteño. Tal como ocurriera en la primera edición del Congreso (celebrada en septiembre de 2012) el encuentro fue organizado por la Junta de Estudios Históricos de Liniers y contó con el auspicio de la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires y la adhesión del Instituto Nacional Browniano, el Instituto Nacional Belgraniano y la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

“El objetivo esencial de este Congreso es fomentar la investigación y profundizar el estudio de la historia barrial, para difundir su memoria y acrecentar los vínculos de identidad local”, remarcó la Lic. Nélida Pareja, presidente de la Junta de Estudios Históricos de Liniers, en sus palabras de apertura.

A su turno, el Prof. Arnaldo Miranda evocó la figura del Dr. Eduardo Favier Dubois, quien fuera fundador de la Junta de Barrios del Oeste y un apasionado por la historia de los barrios porteños, a quien se homenajeó en este Congreso.

Finalmente, la Dra. Olga Fernández Latour de Botas –destacada doctora en letras, docente, escritora e investigadora- evocó con pasión y maestría sus treinta años como vecina de Liniers. “Viví hasta que me casé en el pasaje Bermejo entre Carhué y Cosquín”, comenzó diciendo, para luego recordar que frente a su casa vivía el gran artista plástico Felipe Mariano Gibour, y muy cerca de allí otro genial exponente de la pintura, como Tomás Di Taranto. “En mi cuadra vivía una familia cuyos integrantes eran muy altos, y a pocos metros de allí otra donde todos eran más bien bajos. En casa, tal vez por nuestra afición a las letras, las mayúsculas y las minúsculas”, contó ante las sonrisas de los presentes.

Recordó además sus vivencias en la Escuela 18, de Murguiondo 76, a la que definió como “una escuela democrática, donde tuve compañeros de diversas religiones y clases sociales”, los importantes locales comerciales de entonces sobre la avenida Rivadavia y hasta su Primera Comunión en la iglesia de San Cayetano. “Los recuerdos de mi vida están ligados a este barrio, por eso creo que Liniers es mi patria”, concluyó una de las personas que más de sabe de folklore e historia argentina.

Antes de la pausa del mediodía, la profesora Ana María Sanchís leyó un poema de su autoría evocando la figura del General José de San Martín, y posteriormente las autoridades de la Junta de Estudios Históricos de Liniers, hicieron entrega del máximo galardón que anualmente otorga la entidad a “aquellas personas que han dedicado su tiempo y su trabajo para perseguir un ideal, y que se han esforzado sin ningún tipo de interés personal por mejorar el barrio, y por difundir la historia y su cultura”. En esta oportunidad, la distinción fue para el arquitecto Isidoro Casal, presidente de la Casa de la Cultura de Liniers, quien se mostró emocionado y sorprendido al recibir la estatuilla. “Es una grata sorpresa, y lo agradezco de corazón”, expresó quien lleva adelante los destinos de una de las entidades artísticas y culturales más representativas y prestigiosas del barrio.

El premio “El Quijote” es entregado desde hace ocho años por la Junta de Estudios Históricos de Liniers a aquellos vecinos que “luchan contra molinos de viento y se destacan por trabajar en pos de ideales comunitarios”, explicó la profesora Pareja. Uno de los primeros en recibirlo fue el expárroco de San Cayetano, monseñor Fernando Maletti, mientras que el año pasado el premio recayó en Ricardo Omar Nicolini, padre del director y colaborador de este medio –fallecido en octubre de 2013- permanente luchador por la recuperación para el barrio del predio de los Talleres Ferroviarios de Liniers, entre otras causas sociales y comunitarias.

Ya durante la tarde, se expusieron distintos trabajos inéditos vinculados al paisaje barrial y su gente, entre los que se destacaron “El origen remoto del nombre de Liniers”, por Santiago Zervino; “Liniers: Diversidad religiosa y sanaciones”, de Luis Cárdenas; “Dos amigos del barrio”, de Mario Villaflor; “¿Qué comíamos en el 1816?”, de Josefina Salazar; “La calesita de Don Luis”, de Cristina Gioffreda; “Recuerdos”, de Martha Rodríguez de Carnevale; “Roberto Arlt y sus paradojas”, de Leticia Marínese; “El Campito”, de Gerardo Muzlera; “Liniers, un barrio de fe y de trabajo”; de Chuly Scafoglio; “Una historia de mi barrio: La Grafa”, de Susana Orden y Bibiana Laco; “50 verbos, millones de páginas”, de Alejandro Segura; “El Círculo Católico de Obreros de Liniers”, de Beatriz Cirigliano; “El vagón de los sueños”, de Nélida Pareja; y el audiovisual “Liniers, una historia de rieles”, de Francisco Álvarez.

La atractiva jornada llegó a su fin cerca de las 18, con la entrega de diplomas a cada uno de los participantes del Congreso.






SE LANZÓ LA NUEVA EDICIÓN DEL CONCURSO LITERARIO


El Club de Leones de Liniers y la Junta de Estudios Históricos de Liniers, acaban de lanzar el nuevo concurso literario, que en esta edición tendrá como tema central “El vagón de los sueños”.

Los trabajos podrán presentarse en dos rubros: Cuento (máximo tres carillas) y Poesía: (máximo treinta versos) y podrán enviarse hasta tres obras por rubro. Habrá cuatro categorías: Menores (de 10 a 12 años), Juveniles (de 13 a 20), Mayores (de 21 a 70) y Galardón de Oro (para mayores de 70 años).

Las obras deberán elaborarse en hoja A4, en letra Arial tamaño 12, interlineado 1.2, por triplicado y firmadas con seudónimo. Deberán remitirse por correo postal a Concurso Literario “El vagón de los sueños” Rivadavia 10903 4º B (1408) Ciudad de Buenos Aires, en sobre cerrado, incluyendo un sobre interior adicional conteniendo los datos personales del autor (apellido, nombres, edad, domicilio, teléfono, localidad, seudónimo, correo electrónico y títulos de las obras). En ambos sobres deberá determinarse la categoría y el seudónimo utilizado. Las obras se recibirán hasta el 30 de abril de 2018.

El arancel para participar es de cincuenta pesos, excepto la categoría Menores que es sin cargo. Para conocer más detalles, los interesados podrán contactarse al teléfono 4641-2395 o a través de los correos electrónicos: albornozmabel2008@hotmail.com, jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante su página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.

En otro orden, durante el mes de octubre próximo, la Comisión Directiva de la Junta de Estudios Históricos del barrio de Liniers realizará sus habituales reuniones mensuales, el lunes 2 y el sábado 21, en “Lisandro” –único bar histórico que queda en el barrio, que data de 1908- ubicado en Lisandro de la Torre y Ramón Falcón. Vale recordar que las reuniones de la Junta se realizan de marzo a noviembre, el primer lunes de cada mes a las 18.30 y el tercer sábado a las 10. Para mayor información, los interesados podrán contactarse a jtahistorialiniers@yahoo.com.ar o juntadeliniers@gmail.com, como así también mediante la página de Facebook: Facebook.com/Junta Histórica Liniers.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
CUANDO EL FUEGO PURIFICA Y ENTRETIENE

23/09/2017


El recuerdo de la emblemática fogata de San Pedro y San Pablo en el Liniers de antaño

Por Daniel Aresse Tomadoni (*)


Cuando el invierno comenzaba con sus embates climáticos, el frío no era impedimento para que los chicos dejáramos de desarrollar las actividades callejeras en esos gélidos días. El fuego siempre nos acompañó en cada uno de esos momentos. En la cuadra de casa, por ejemplo, funcionaba una fábrica de tacos de madera para zapatos y era común que los operarios nos dejaran llevar montañas de aserrín y restos de las maderas cuando, entre todos, improvisábamos un fueguito a la vera del cordón de la vereda y sobre las brasas cocinábamos papas y batatas, que pocas veces comíamos pero que eran una linda excusa para charlar de historias de misterio y terror, hasta que la fogata se apagaba y cada uno emprendía el regreso a su casa.

Y hablando de fogatas, a fines de junio la festividad de San Pedro y San Pablo nos unía a todos en una perfecta organización para traer ramas y todo elemento que siriviera para levantar la gran fogata montada en la bocacalle de las 5 esquinas que confluían a pocos metros de casa. Durante los días previos, ya armada la estructura, la utilizábamos de cuartel y desde su interior proyectábamos cómo se iba a quemar esa verdadera montaña de ramas y cartones el día de la festividad, y así competirle a la otra fogata vecina.

Llegaba el día y cerca de la tardecita, al caer el sol, comenzaba a arder la fogata que con tanto trabajo habíamos preparado días antes, ante el júbilo de grandes y chicos del vecindario. El fuego iba tomando cuerpo y se escuchaban las explosiones de algunos elementos pirotécnicos que habíamos colocado ex profeso dentro de la pira.

En esa tarde noche se iluminaba la calle con las dos fogatas, llevando siempre ventaja nuestra competidora de Boquerón al 7000, en la que sus “artesanos” colocaban hasta muebles para quemar y de esa manera arder más tiempo que la nuestra y a mayor altura. Al día siguiente quedaban los restos humeantes de ambas fogatas, como testigos mudos de una tarde inolvidable.

Pasó el tiempo y aquella linda costumbre de armar y quemar las fogatas de San Pedro y San Pablo pasó a la historia como un recuerdo hermoso de nuestra infancia, en el querido Liniers que yo viví. Hasta la próxima.


 (*) Aresse Tomadoni es director general de Multinet (Radnet/La Radio, El Viajero TV, Club de Vida TV)



Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Espacios Verdes

Información del Area verde de nuestro barrio



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar