Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 180 **
  Inicio   Editorial  Comunidad  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

EL TECHO QUE HIZO AGUA


01/02/2018


Una grúa que intentaba trasladar una piscina al jardín trasero de una casa de Mataderos, terminó partiendo la vivienda en dos


“Puede fallar”, solía advertir un inefable mentalista argentino, previniendo algún posible error en sus trucos. Claro que en este caso no se trataba de ningún pase de ilusionismo, sino simplemente de transportar una piscina plástica por encima del techo de una casa hasta dejarla en el jardín trasero, donde sería empotrada. Sin embargo, el plan falló.

El hecho que conmocionó a todo el barrio de Mataderos ocurrió el sábado 27 de enero minutos antes de las 16, cuando una grúa de la empresa Paolini cedió ante el peso de su brazo, del que pendía la pileta, y desplomó parte de su estructura sobre el techo del chalet de tres plantas ubicado en Saladillo 2628, casi Tandil, partiendo literalmente la casa a la mitad. Aunque no hubo que lamentar víctimas fatales, cinco operarios resultaron heridos y debieron ser trasladados al hospital Santojanni, donde se están recuperando favorablemente.

“La grúa perdió el centro de gravedad, volteándose 45° hacia la vereda, apoyando todo el brazo sobre el techo del chalet”, describieron luego los peritos. Marcelo Covelli, experto en logística, trató incluso de imaginar las causas. “Posiblemente fallaron las patas hidráulicas, cuya función es extenderse para contrapesar la carga que eleva la grúa”, evaluó y luego explicó “donde hace la palanca tiene una base de apoyo para hacer soportar el esfuerzo, y lo más probable es que haya fallado esa pata hidráulica”. Además advirtió que la grúa estaba corrida del centro de gravedad “porque había un volquete en el medio, que la obligó a posicionarse lejos de la casa”.

En la tercera planta del hogar, donde se produjeron los mayores daños, había un escritorio y un playroom, que hoy no son más que un rejunte de escombros.

Desde hacía veinte años la casa era habitada por el matrimonio de Héctor (60) y Stella Maris Morales (59), y sus dos hijos, quienes desde aquella fatídica tarde de sábado debieron mudarse a la casa de unos amigos, quienes, junto con los vecinos, fueron “un apoyo importantísimo”, señaló la mujer. “Esto era una fiesta para nosotros, y terminó así. Compramos una pileta, contratamos una grúa, entregamos el permiso municipal de la grúa en la comisaría. Hicimos todo lo que teníamos que hacer, pero salió mal”, sostuvo acongojada Stella Maris, quien no obstante aseguró que “los abogados que representan a la aseguradora de la empresa de grúas, nos dijeron que se harán cargo de todos los arreglos que haya que hacer”.

Sin embargo, su marido se encuentra imputado en la causa “por ser el dueño de la casa, hasta que la Justicia determine cuál es la responsabilidad de cada uno. Eso es lo que nos dijeron”, remarcó la mujer.

El otro involucrado en la causa es el operario que manejaba la grúa, quien fue acusado de lesiones culposas. En este sentido, el Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la República Argentina (SGYMGMRA), señaló por medio de un comunicado que el incidente ocurrido en Mataderos se debió a una “falla mecánica” de la propia grúa. “Nuestros compañeros en general, y particularmente el operario en este delicado acontecimiento, con más de 15 años trabajando en la conducción de grúas, tienen la experiencia necesaria para realizar éstas y cualquier tarea con máquinas de izaje, pero no quita que debamos en forma tripartita, trabajadores, Estado y empresas, dedicar los esfuerzos necesarios en brindarles mayores y mejores herramientas a los trabajadores de nuestro sector”, expresó Ricardo Coria, titular del sindicato.

En tanto, según estimaron los expertos, arreglar la casa –incluyendo las medianeras vecinas que también se vieron perjudicadas- podría costar alrededor de 100 mil dólares. Bastante más de lo que les costó la pileta.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Información General

Noticias de interés público


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar