Inicio   Editorial  Ocio  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

LA ESCUELA PRIMARIA DEL POLO EDUCATIVO DE MATADEROS CONTINÚA A LA ESPERA DE SU EDIFICIO


02/1/2020

Aunque concluyó con éxito su primer ciclo lectivo, funcionó en una parte de la sede del colegio secundario


Una de las escuelas que funciona en el flamante Polo Educativo de Mataderos, es la primaria 23 D.E. 20, inaugurada el 11 de marzo pasado, con el comienzo del ciclo lectivo 2019. Para cubrir la demanda de los siete grados, cuenta con siete maestros, otros cuatro de Inglés, dos de Educación Física, otros dos maestros itinerantes de apoyo; una “maestra recuperadora”, y un “maestro Mate” –para acompañar las trayectorias de los chicos con dificultades-, además de los de Plástica, Tecnología y Música. “El equipo docente tuvo un trabajo muy intenso, todos se pusieron la camiseta de la escuela, y con el compromiso de las familias llegamos muy satisfechos a fin de año”, resume Gladys Alejandra Limardo, la directora, y luego aclara “no hay historia en esta escuela, es todo nuevo. Los docentes tomaron cargo por acto público, toda una lotería. No nos conocíamos ninguno de los tres miembros del equipo de conducción, ni los docentes, ni siquiera el proyecto. Llegamos el 15 de febrero pasado y tuvimos una semana de capacitación sobre el proyecto ‘Comunidades de aprendizaje’, con el que trabajamos en el turno tarde”.

Limardo cuenta también que el año entrante se jubila y asegura que haber tenido el placer de poner en marcha esta escuela, fue “el mejor regalo que me dio la docencia”. Poco antes de la charla con Cosas de Barrio, se desarrolló el acto de fin de año. “Ver la felicidad y el agradecimiento de los padres fue emocionante”, asegura la directora, y destaca todo lo hecho a lo largo del año, aún con carencias. “Ingresamos en marzo sin un papel, sin nada –sostiene-. No había siquiera un teléfono que funcionara, además tuvimos problemas con la calefacción en este invierno que hizo tanto frio”.

Durante 2019, la escuela de jornada completa -el horario se extiende entre las 8:15 y las 16:20- contó con una matrícula de 167 alumnos. Es intensificada en nuevas tecnologías con comunidades de aprendizaje cicladas. Se trata de un nuevo proyecto del que este año participaron cuatro escuelas porteñas. A la mañana, los alumnos se educan en una jornada escolar como en cualquier establecimiento: cada alumno con su grado, su docente y su boletín, según los contenidos del programa oficial. Por la tarde, en cambio, tras el almuerzo, se dividen en dos bloques de comunidades de aprendizaje cicladas. Por un lado se agrupan los alumnos de primero a tercero –primer ciclo-, y por el otro los de cuarto a séptimo –segundo ciclo-. En cada bloque los alumnos se mezclan, interactúan y participan en clases sin distinción de Grado. Esto implica un desafío para los docentes, porque los obliga a trabajar en equipo y a colaborar cada uno en esa comunidad desde sus conocimientos y con un mismo objetivo, brindando enseñanzas integradas desde cinco ejes. Este sistema viene a romper con la graduación seriada y los compartimientos estancos de materias separadas del sistema educativo tradicional.

Los cinco ejes de aprendizaje ciclados, son: “Crear, cantar y actuar”, donde tratan todo lo literario: cuentos, canciones, etc.; “Desafíos matemáticos”, donde afianzan los contenidos en matemáticas a través del juego; “Ciencia y tecnología en sociedad”, con proyectos de reciclado, medio ambiente, alimentación saludable, etc.; “Story time”, que resume una comunidad de inglés; y “Robótica y programación”, con todo lo nuevo en tecnologías y computación. Así, los maestros de grado dejan de serlo y se incorporan a una comunidad de aprendizaje. Los grupos se dividen en estaciones y van rotando por ellas, realizando las actividades. Retazos de esta experiencia pueden observarse en el blog de la escuela: http/depepc23de20.wixsite.com/escuela23de20/post/muestra...

“Para el año que viene se espera ampliar este proyecto a otras escuelas”, informa Limardo, y cuenta que implementarlo en su escuela fue un “desafío doble, porqué aquí además del proyecto nuevo teníamos una escuela nueva, entonces hubo que romper un montón de estructuras que tenemos como docentes, para lograr integrar comunidades de aprendizaje, porque a la tarde todos somos docentes de todos”, explica.

En su gran mayoría, los alumnos son de la zona de Mataderos, y algunos provienen de la Villa 15 (Ciudad Oculta). Casi todos son argentinos y hay algunos pocos recién llegados de Venezuela. Otro de los logros fue haber puesto en marcha la cooperadora, con diez padres designados. Aunque están esperando su aprobación, la cooperadora se llama “Construyendo juntos”, nombre elegido por votación. Pero la que aún no tiene nombre es la escuela. Elegirlo será la tarea del año próximo. “No tenemos nombre, no tenemos patrono. Ese será uno de los objetivos del próximo ciclo lectivo. Este año no hubo tiempo, tuvimos que resolver muchas cosas”, se excusa Limardo.

“Lo que más costó fue la convivencia entre los chicos de los grados –reconoce la directora- porque eran todos nuevos, no se conocían. Y los niños son el espejo de una sociedad donde hay mucha violencia, falta de respeto y formas de maltrato entre ellos”. En ese sentido, aclara que “contamos con un equipo de orientación que atiende a las escuelas del distrito cuando hay problemas graves de aprendizaje o de conducta, aunque aquí por suerte no hubo ningún conflicto que llegara a mayores”. Tal vez por eso, la directora entiende que “el mayor desafío fue construir vínculos saludables entre todos los miembros de la comunidad”. Y resalta lo complejo que resulta “cambiar a un alumno de quinto o sexto grado que viene de otra escuela con toda una historia detrás”.

El proyecto Escuela se llama “Construir puentes a través de la palabra para lograr la convivencia y la identidad de la escuela”, y allí es fundamental el papel del lenguaje. Además, la escuela contó con el aporte de los profesionales que se desempeñan en el Centro de Salud 5, de Piedrabuena, quienes vinieron a dar charlas a los chicos y sus familias sobre alimentación, hábitos, educación sexual, cuidado del cuerpo, cuidado del otro, “porque la sexualidad no es solo lo genital, es un contenido transversal que atraviesa todas las áreas, es un aprendizaje continuo”, argumenta Limardo.

Pero hay más, el bibliotecario Fernando Damián López y la maestra de segundo grado, María Fernanda Fogenman, desarrollaron junto a otras siete escuelas de los Distritos 13 y 20, el proyecto radial “La nave de los chicos”, que puede apreciarse en el blog http//radiolanavedeloschicos.blogspot.com/2019. Allí se incluye además un bloque literario de todo lo trabajado en clase y otros temas vinculados a situaciones que ocurren cotidianamente en la escuela.

Hasta el 28 de febrero está abierta la inscripción online en la página del Gobierno porteño para todos aquellos alumnos que quieran sumarse a esta escuela (luego deberán acercarse a validar los datos con la documentación correspondiente). Por su parte, quienes cursan actualmente, ya tienen la vacante asegurada para el 2020.

“Las fortalezas de la escuela son el compromiso de todos, el apoyo de las familias y de la Supervisión del Distrito, que siempre estuvo al lado nuestro”, sintetiza Limardo y para finalizar, asegura que los movilizan “las ganas de lo nuevo, de estar con los chicos y de brindar cada vez una educación mejor”.


Mgter. Fabiana Godoy Di Pace

fabianagdp@yahoo.com





ESCUELA NUEVA EN EDIFICIO PRESTADO


Sin dudas, la falencia principal de la flamante escuela de Mataderos en su primer ciclo lectivo, ha sido la falta de espacio. Ocurre que durante todo el año, los alumnos se vieron obligados a compartir el edificio destinado a la secundaria técnica 20, ya que el de la escuela primaria, que se encuentra enfrente, aún está sin terminar y tiene la obra paralizada desde hace meses.

Durante este 2019, la Escuela 23 funcionó de prestado en el segundo piso de la sede de la secundaria, con cuyos alumnos debió compartir el espacio. “Se supone que la obra se termina el año que viene, pero mientras tanto debimos armar un proyecto de convivencia con ellos, para poder trabajar juntos”, explica Limardo y aclara que “nunca tuvimos problemas, hubo muy buena predisposición de todos. Pero sabemos que estamos ocupando un lugar que no es nuestro”.

De allí que toda la comunidad educativa espere con ansias el edificio propio, que se ubica en Murguiondo 2251. Es que para el ciclo 2020 se espera contar con una abultada matrícula de niños y niñas. “El año que viene será un desafío, porque se abrirá una sección más de cada grado, es decir que tendremos catorce divisiones, el doble que ahora”, advierte la directora. “Esperemos que para marzo ya esté terminada, porque acá ya no vamos a entrar”, agrega, y recuerda que desde hace años los vecinos de la zona vienen reclamando por la apertura de nuevas vacantes escolares. “Durante años –evoca- se hicieron marchas para lograr hacer una escuela en este predio, y eso marca una necesidad concreta de los vecinos”.

Desde el área de Infraestructura del Ministerio de Educación porteño, nadie supo brindar precisiones al respecto. Menos aún especificar una fecha cierta para la apertura del nuevo edificio. Mientras tanto, la comunidad educativa se mantiene esperanzada y expectante.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LA IMPORTANCIA DE APROVECHAR LOS TIEMPOS DE OCIO


Parar la moto. En el atropello del día a día no hay tiempo para crear, para tomar distancia y poder considerar los cambios necesarios que permiten crecer, para comenzar caminos nuevos y hacer la pausa necesaria para la aparición de proyectos.

13/2/2020

Lejos de la rutina habitual, son ideales para la reflexión, la creación y a la introspección


Por la Lic. Vanesa Aichino (*)


Suele ocurrir que en el período estival, en los hogares se escuchen frases como “estoy aburrido”, “no sé qué hacer” o “tenés demasiado tiempo libre”. Pero realmente ¿sabemos qué es el tiempo libre y el ocio? Cotidianamente se señalan como sinónimos pero sus significados son bien distintos. La palabra ocio proviene del latín y significa “reposo”, he aquí su confusión con el tiempo libre. El ocio es el tiempo de una persona para descansar y aprovecharlo en actividades que no sean obligatorias, como los compromisos laborales o educativos. Sirve para que la persona pueda realizar aquello que le guste y le divierta.

El ocio no es estacional, no es privativo del verano sino que aparece también al finalizar el trabajo, la jornada escolar. Es el momento que se puede dedicar a realizar tareas como leer por placer, hacer ejercicio físico, pintar, salir a caminar o pasear. Permite recargar energías y bajar el estrés negativo, pero además contribuye a obtener un mejor rendimiento en el ámbito laboral o educativo. Como tal, abarca actividades que todo actor social realiza por su propia voluntad para cortar con sus obligaciones, con el fin de relajarse y liberar su capacidad creadora. Es preventivo de patologías.

El término ocioso es un adjetivo que se utiliza erróneamente para señalar a la persona que está sin hacer nada o sin trabajo, es decir, exceptuado de alguna obligación. Durante décadas, fue usado como una situación no productiva para la sociedad, pero los nuevos paradigmas demostraron que el descanso mental, alejarse de las obligaciones, es indispensable para la salud y el bienestar.

Al contrario de lo que muchos piensan, el ocio no es lo mismo que el tiempo libre. El cotidianamente llamado “tiempo libre” es el que sobra, el restante. Es decir, una materia prima, un insumo muy valioso que invertido en forma apropiada, puede ser altamente gratificante o, por el contrario, llevar al aburrimiento, al hastío. Todo depende de cómo lo utilicemos. Ese tiempo debería poder invertirse en ocio.

Así como se ha revalorizado y resignificado este término, también comenzó a ser usado como objeto de consumo. El mundo globalizado y el avance de las nuevas tecnologías conllevó a la aparición de la hiperconectividad y la utilización de múltiples pantallas (celulares y televisores inteligentes, tablets y notebooks) en este tiempo ocioso. Se habla mucho de la influencia de las nuevas tecnologías en el ambiente del trabajo o la educación, pero poco sobre cómo han transformado casi todos los aspectos del ocio y el entretenimiento personal. Se ha cambiado desde la forma de jugar, comunicarse, ver una película, una serie o planificar las vacaciones. Uno de los grandes problemas que este cambio ha generado, es el exceso de información y la dependencia que se ha creado con ella. El estar conectados permanentemente con múltiples fuentes de información, ha producido una sobreestimulación constante en donde aburrirse es algo muy fácil de lograr, como también muy difícil concentrarse por largo tiempo en una misma actividad. El desafío es transformar las nuevas tecnologías en medios que contribuyan al ocio en todas las edades y trabajar la creatividad.

Con respecto a los niños y niñas y adolescentes es importante considerar al ocio como momento de “contemplación”, que no implique la urgente necesidad de estar haciendo

algo de forma constante, sin parar, como muchas familias lo consideran apropiado cuando se trata de organizar la vida de los hijos e hijas. Cuando hay un exceso de actividades evitando el tiempo libre, el niño o niña puede sufrir estrés infantil u otras patologías. De allí que es importante evitar la aceleración exacerbada que hoy se vive en la sociedad y que se intenta imprimir en la vida de los pequeños desde sus primeros años.

Es creencia que alguien solo “produce” cuando se mueve, cuando realiza acciones que son tangibles. Opuesto a esto, para que aparezcan nuevas ideas, hay que detenerse a reflexionar, que también es una tarea ociosa. Los escritores, los pintores, los músicos, los emprendedores, los gobernantes, tienen ideas creativas y originales en momentos de ocio. En el atropello del día a día no hay tiempo para crear, para tomar distancia y poder considerar los cambios necesarios que nos llevan al crecimiento, para comenzar caminos nuevos y para hacer la pausa necesaria para la aparición de proyectos, como también buscar el bienestar integral.

El verano es ideal para pensar en el comienzo del nuevo ciclo lectivo o el retorno a la actividad laboral, planificando los quehaceres diarios para que no se pierda esa posibilidad de disfrutar los momentos de ocio. Es preciso además buscar que no desaparezcan cuando terminen las vacaciones, rescatarlos en medio del trabajo o del estudio para no desaprovechar el tiempo libre ni sumergirse en la hiperconectividad. Se llena la vida de instancias virtuales sin dejar espacio a la reflexión, a la creación, a la introspección.

La educación no puede ni debe mantenerse al margen de esta realidad. También son necesarios tiempos de ocio en la jornada escolar que favorezcan la creatividad, la afectividad, la apertura de ideas, la reflexión ante lo aprendido, el intercambio social, la aparición de inquietudes, el compartir experiencias, debatir con el otro. Factores claves para el desarrollo personal de cada individuo, como también para aprender las aptitudes y actitudes que exige la sociedad actual. La enseñanza, además de los contenidos académicos pertenecientes a la currícula, debe orientarse hacia el crecimiento interior, individual, reflexivo, que perdure con el tiempo y que se valora como adquirido gracias a las enseñanzas de un docente con ideas claras que supo abrir las puertas para hallar un verdadero sentido del quehacer en el mundo.

El sociólogo italiano Doménico Di Masi expresa: “la creatividad sigue siendo privativa de los seres humanos. Hasta ahora, ningún avance tecnológico ha logrado quitarnos eso”.


(*) Aichino es licenciada en Educación y directora de la Escuela 4 D.E. 20 “Félix de Olazábal”, de Lisandro de la Torre y Ramón Falcón.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Espectáculos

Información de Eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Información General

Noticias de interés público


Tránsito

Información de los hechos viales de la comunidad


Política

Información del ámbito político


Literatura

Breves comentarios literarios


Espacios Verdes

Información del Area verde de nuestro barrio



 
             
 
Publicite Aqu�
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar