Inicio   Editorial  Ocio  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

INCERTIDUMBRE EN EL YRURTIA: AÚN NO HAY FECHA PARA MUDARSE A LA NUEVA SEDE


20/3/2019

Cuando ya estaba todo listo para instalarse en el nuevo edificio, el Ministerio de Educación le puso un freno a la ilusión de la comunidad educativa


A la caída de la tarde del lunes 25 de febrero, alumnos, docentes y padres del colegio Rogelio Yrurtia marcharon en una caravana de protesta a lo largo de las seis cuadras que separan el viejo edificio, con sede en Juan B. Alberdi 4754, del nuevo, ubicado en Alberdi 4139. Una vez allí realizaron una intervención artística que consistió en colocar un cartel en la puerta con la palabra “Rogelio Yrurtia” y apilar cajas grabadas con el mismo nombre para simular la mudanza. Lo cierto es que, más allá de la originalidad de la protesta –que fue escoltada por efectivos de la Policía de la Ciudad- el colegio aún no se muda y ninguna voz oficial ofreció precisiones al respecto.

Aunque hasta hace apenas unos días estaba todo dispuesto para concretar la mudanza del establecimiento a la nueva sede, el miércoles 13 de febrero la empresa mudadora que se encargaría del operativo recibió sorpresivamente la orden del Ministerio de Educación de suspender la mudanza. Para entonces, todos los elementos estaban embalados y listos para ser subidos al camión. Así las cosas, desde la comunidad educativa del Yrutia argumentan que no están dadas las condiciones para el inicio del ciclo lectivo 2019 y hacen responsable de esta situación al Ministerio de Educación y a la Dirección de Educación Artística, de la que depende el establecimiento.

Vale recordar que la pelea de la Escuela de Bellas Artes “Rogelio Yrurtia” para lograr contar con un nuevo edificio que contemple las necesidades específicas de una escuela de arte, tiene al menos 15 años de historia y se remonta al 2005, cuando la Legislatura porteña votó la Ley 1859, que otorga la expropiación de la nueva sede al Yrurtia. Ya en 2017, con la obra frenada, los padres de los alumnos presentaron un amparo para exigir que se continúe la construcción y que se arreglen las condiciones del edificio actual. Con el apoyo de la Justicia, en septiembre de 2017 se retoma la construcción del nuevo establecimiento.

Sin embargo, en una exposición en la Legislatura en octubre pasado, la ministra de Educación Soledad Acuña se refirió al nuevo edificio y mencionó como al pasar que allí se construiría el “Polo de las artes”, que integraría además a la Escuela de Cerámica N° 1, con sede en Almagro.

Ya a fines de diciembre último la comunidad educativa del Yrurtia presentó un nuevo recurso de amparo, solicitando que el predio albergue sólo a ese establecimiento –tal como estaba previsto desde un principio- y que el edificio sea entregado en condiciones en la fecha estipulada. Sin embargo, con la mudanza prevista para el 14 de febrero, un día antes todo quedó en la nada. “Un edificio nuevo, en condiciones, casi terminado nos espera. El Yrurtia quiere estudiar y la garantía es la mudanza”, aseguran desde el Centro de Estudiantes.

Por su parte, la comunidad educativa de la Escuela de Cerámica se opone al traslado y propone una ampliación de las instalaciones de su edificio, en Bulnes 45.

En ese sentido se expidió el Juzgado de feria N° 2 en la Contencioso, Administrativo y Tributario de CABA, a cargo de Guillermo Scheibler, en el fallo de enero pasado por el que ordena cautelarmente al Gobierno porteño a suspender el traslado de la Escuela de Cerámica 1, fundada en 1940, medida que podría estar afectando de rebote al Yrurtia.

Vale aclarar que el denominado “Polo de las Artes” se encuentra en Av. Alberdi 4139, a más de siete kilómetros del Cerámica de Bulnes, razón por la cual su población se niega a mudarse. No obstante, como el Gobierno porteño tenía planificado mudar a principios de febrero tanto el Cerámica 1 como el Yrurtia al mismo Polo educativo, el amparo que lo impide podría estar obstruyendo la mudanza de la escuela de Parque Avellaneda.

Posteriormente, ya al cierre de esta edición, el 8 de marzo la Sala III de la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario resolvió por mayoría no hacer lugar al recurso de apelación del GCBA y confirmar la resolución que suspendió el traslado de la Escuela de Cerámica n°.1 ubicada en el barrio porteño de Almagro. El juez Esteban Centanaroquien actualmente preside la Cámara, adhirió con su voto y en sus fundamentos subrayó que la decisión del traslado “fue tomada luego de que los ingresantes a primer año se hubieran inscripto para cursar el bachillerato en la calle Bulnes 45. Por tanto, ante la inminencia del comienzo del ciclo lectivo resulta conveniente confirmar la resolución impugnada, y, en consecuencia, mantener la suspensión del traslado”.

Según las autoridades del Ministerio de Educación, el denominado “Polo de las Artes”, ubicado en Juan Bautista Alberdi 4139 (Comuna 10), es capaz de albergar a 840 alumnos. La obra tuvo un presupuesto de 180 millones de pesos y abarca dos edificios de cuatro pisos conectados por un patio. En total, entre aulas y talleres, la sede cuenta con 48 espacios de aprendizaje. Las aulas tienen 50 metros cuadrados mientras que los talleres 85. A su vez, hay un gimnasio, una sala de exposiciones, una cantina, una biblioteca y un estacionamiento distribuidos en un espacio total de 10.000 metros cuadrados.

Sin embargo, existe una falacia sobre el uso del espacio de la nueva sede y su capacidad de albergar dos escuelas artísticas, ya que el cálculo se hace por metro cuadrado en función de la cantidad de estudiantes, sin considerar el tipo de uso y mobiliario específico para el trabajo de un artista (con materias tales como grabado, escultura, cerámica, esmaltado, dibujo y pintura, que requieren mobiliario especializado).

Otras versiones, también extraoficiales, apuntan al Ministerio de Educación y creen que existen motivos políticos que traban la mudanza. Mientras tanto, los yrurtianos han tenido que comenzar las clases en el viejo edificio, con aulas en condiciones lamentables y atestadas de alumnos, en medio de cajas donde están embaladas la documentación, los libros, los útiles y los objetos de primera necesidad. Sólo existen rumores y lo que reina es la incertidumbre. Habrá que apelar una vez más a la buena voluntad de los docentes que, como siempre, terminan haciéndose cargo y poniendo la cara y el hombro para cumplir con su rol de educadores.


Mgter. Fabiana Godoy Di Pace

fabianagdp@yahoo.com




ESCUELA PRIMARIA GRATUITA PARA ADULTOS


El Centro Educativo Nro. 37 y 54 “Don Guanella”, con sede en el Instituto Tránsito de San José (Emilio Castro 6351) ofrece educación Primaria gratuita de calidad a aquellos adultos que aún no sepan leer ni escribir. Cuenta con dos docentes a cargo, Laura Viña y Roxana Olivera, y cada una de ellas enseña a unos doce alumnos, para completar un cupo de 25.

Además trabajan en forma conjunta con dos escuelas de Educación Especial, con sus respectivas maestras integradoras, con lo cual se conforma un equipo de cuatro docentes. La educación es personalizada, “podemos atender las necesidades de cada alumno”, expresa Viña y explica que se trata de un multiciclo en el que están todos los niveles: alumnos que se están alfabetizando y otros que están por egresar en un nivel superior, a partir de una propuesta de aprendizaje basada en talleres.

Destaca además la importancia de que los alumnos puedan “aprender a leer y escribir pero también a encontrarse con otros, desarrollar sus capacidades intelectuales y emocionales”. La idea es que nadie quede fuera de la escolaridad. “En muchos casos se trata de gente que, por la crudeza de sus historias de vida, han tenido que abandonar la escuela. Por eso lo importante es que puedan seguir aprendiendo, entendiendo a la educación como un proceso permanente de trasformación y de liberación humana para acceder a otras instancias más avanzadas. Es fundamental que adquieran la lectoescritura”, agrega Viña.

Aunque parezca difícil de creer, en pleno siglo XXI hay gente que no puede leer los carteles de la calle ni reconoce los números. “Muchos de ellos se complican con los vueltos porque no ha tenido la oportunidad de ir a la escuela”, cuenta Viña.

La población escolar es muy heterogénea. Los alumnos tienen entre 14 y 99 años y no hay una edad tope de ingreso. “Hay gente mayor, de la tercera edad, pero en su mayoría son jóvenes de entre 20 y 30 años que vienen de diferentes lugares: Liniers, Mataderos, Lugano, Once y Ciudadela. Hay señoras que comparten lo que saben de cocina y traen recetas. Se trabaja mucho a partir de los conocimientos previos y de los intereses”, agrega Viña.

El horario de cursada es de 13:30 a 15:30. Los alumnos tratan de mantener la asistencia para no perder el ritmo de estudio. Se trabaja por proyectos con todas las áreas interrelacionadas, es decir que una problemática o contenido se aborda desde las distintas materias: lengua, matemática, ciencias sociales o naturales, según las necesidades e intereses de los alumnos. “Queremos que comprendan la realidad social en la que vivimos para formar ciudadanos críticos, respetuosos y libres, con responsabilidad para accionar en el mundo”, explica la docente, y luego se pregunta “¿quiénes mejor que los adultos mayores para poner su experiencia y aprendizajes de vida al servicio del otro, aportando lo que saben, su cultura y, por sobre todo, su gran capacidad de escucha?”.

Aún hay cupos disponibles, sencillamente porque siempre hay tiempo de volver a empezar.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
CON LA APERTURA DE LA ESCUELA SECUNDARIA, EL POLO EDUCATIVO DE MATADEROS YA CASI LUCE EN TODO SU ESPLENDOR


Inauguración oficial. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, inauguraron la flamante escuela media del Polo Educativo de Mataderos, en el comienzo del ciclo lectivo 2019.

24/3/2019

Están funcionando el jardín de infantes, la escuela media y el polideportivo. Sólo resta inaugurar la Primaria para ponerle el broche de oro a este anhelado sueño barrial


El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación e Innovación, Soledad Acuña, inauguraron el ciclo lectivo 2019 en la flamante Escuela Técnica Nº 20 D.E. 20 del Polo Educativo Mataderos, que en ese misma jornada del miércoles 6 de marzo abrió oficialmente sus puertas para recibir a 450 alumnos. “Esto es producto de trabajo de mucha gente durante mucho tiempo”, señaló el jefe de Gobierno, para luego destacar que “es la primera vez en casi 40 años que se abre una escuela técnica desde cero”.

El flamante establecimiento es el segundo que se pone en marcha en el denominado “Polo Educativo de Mataderos”, con sede en Murguiondo y Directorio, ya que en marzo del año pasado había comenzado a funcionar la escuela inicial y aún restan concluirse los últimos detalles de la escuela primaria con la que, a mediados de este año, se completarán los tres establecimientos educativos previstos en el predio.

La puesta en marcha de la Escuela 20 le pone fin a un viejo estigma que cargaba el barrio de Mataderos, que era el único en la Ciudad de Buenos Aires que contaba con un solo colegio secundario público en toda su geografía: el Liceo 8, de Murguiondo y Juan B. Alberdi. Esta nueva institución está centrada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con especialidades que abarcan imagen, sonido, software, cine, radio y televisión. Cuenta con treinta aulas y ocupa 7.246 metros cuadrados de superficie.

Se trata de un edificio compacto en tres plantas. En planta baja se ubica un atrio central con escalera/tribuna para eventos y exposiciones, y un auditorio. El primer piso alberga una mediateca, el comedor, el centro de estudiantes y la sala de profesores. En el entrepiso funcionan aulas de computación y talleres de sonido con aislación acústica; mientras que el segundo piso está destinado a talleres, donde el equipamiento acompaña el dictado teórico.

La cursada se inició sólo en Primer Año y se prevé que en los años venideros se vayan abriendo las divisiones superiores. “Seguramente el año que viene se anoten muchos más chicos, porque queremos que se arme una comunidad educativa integrada, ya que esta zona lo necesita”, sostuvo Rodríguez Larreta durante una recorrida que efectuó junto a los docentes por el nuevo edificio. En ese sentido, el jefe de gobierno resaltó que “hoy acá tienen el jardín, la primaria y la secundaria, de manera que en una sola unidad podrán desarrollar toda la trayectoria escolar, algo que no ocurre en muchos lugares”.

Cuando esté finalizada la escuela Primaria, de la que apenas restan detalles, el Polo Educativo de Mataderos dispondrá de un total de 20.000 metros cuadrados para ayudar a la integración de más de 1.500 estudiantes. El predio está compuesto por tres edificios, uno para cada nivel escolar (Inicial, Primario y Secundario), además de un playón polideportivo y un anexo a la escuela técnica donde va a funcionar un Centro de Formación Profesional y un Instituto de Formación Técnica Superior.

Así, el Jardín de Infantes Integral Nº 09 D.E. 20 cuenta con seis aulas (una sala de 3 años, dos salas de 4 años y tres salas 5 años) y vacantes para 185 alumnos en un total de 868 metros cuadrados de superficie cubierta. La Escuela Primaria N° 23 D.E. 20 va a disponer de 14 aulas, 350 vacantes y una superficie cubierta de 2.498 metros cuadrados. Por su parte, el Centro de Formación Profesional va a brindar formación en área de programación, mientras que el Instituto de Formación Técnica Superior va a ofrecer la tecnicatura en análisis de sistemas para un cupo de 700 alumnos.

Finalmente, en el playón polideportivo se colocaron vestuarios y un lugar abierto para la práctica de básquet, futsal y vóley.

Como se sabe, el Polo Educativo de Mataderos constituye un viejo anhelo de todos los vecinos, por el que vienen luchando y reclamando desde hace más de 15 años. Tras estar detenidas durante mucho tiempo, hace un par de años el Gobierno porteño decidió reimpulsar las obras y darle curso a este justo reclamo de la comunidad barrial, que hoy más que nunca sabe que donde se levanta una escuela se construye futuro.


Ricardo Daniel Nicolini




LA CONCRECIÓN DE UN RECLAMO CON MÁS DE QUINCE AÑOS


Cuando en septiembre de 2002 el Estado Nacional –a través del entonces presidente Eduardo Duhalde- le cedió a la Ciudad –comandada por Aníbal Ibarra- cuatro hectáreas de las 32 que ocupa el Mercado de Hacienda para la construcción de escuelas y un campo de deportes, los vecinos de Mataderos se ilusionaron con ver cristalizado ese sueño a la brevedad. Sin embargo, debieron pasar casi diecisiete años para que ese predio de Murguiondo y Directorio se poblara de alumnos.

A poco de cristalizarse aquel acuerdo –y con la promesa oficial de poner en marcha la licitación de las obras apenas unos meses más tarde- la empresa “El Resero s.r.l. Corralón de Materiales de Construcción” fue autorizada a utilizar provisoriamente el predio. Los titulares de la firma ni se inmutaron cuando a comienzos de 2006, la Corporación Buenos Aires Sur colocó un cartel de obra en esa esquina, que meses más tarde ya no estuvo. El corralón siguió trabajando allí hasta julio de 2011, cuando gracias a la presión de los vecinos la firma debió ser desalojada. Fue entonces cuando volvieron a aparecer las promesas de campaña.

Recién a mediados de noviembre de 2014 se aprobó el proyecto de obra y la partida presupuestaria para la construcción de una escuela técnica de enseñanza media. La comunidad barrial celebró la noticia y esperó alborozada el inicio de las obras. Pero el tiempo –cuando no- los devolvió de un cachetazo a la realidad y entonces comprendieron que aquel predio en el que habían sembrado sus ilusiones, no era más que un campo fértil para la intrusión.

Finalmente, en abril de 2016 el Ministerio de Educación porteño elaboró los pliegos de licitación para la construcción del anhelado Polo Educativo de Mataderos, que hoy ya es una realidad.

Vale recordar que, hasta la inauguración de la Escuela Técnico N° 20 el barrio de Mataderos contaba con un solo establecimiento educativo de nivel medio de gestión estatal (el Liceo 8 “Esteban Echeverría”, de Murguiondo 1568), donde conseguir una vacante resulta casi imposible, además de otros diez privados. Tampoco existen en el barrio escuelas especiales y los escasos jardines de infantes están colapsados por la amplia demanda. En Flores, por ejemplo, hay ocho secundarias estatales y dieciocho privadas, mientras que en Palermo funcionan ocho públicas y 36 privadas.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Política

Información del ámbito político


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Arte

Informacón general del mundo del arte


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aqu�
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar