Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 176 **
  Inicio   Editorial  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

CORREO DE LECTORES



Buenos Aires, 12 de septiembre de 2017


Periódico Cosas de Barrio

Estimados amigos:


Todos los días a las 20 salgo a caminar por mi amado Liniers y veo con mucha preocupación los locales vacíos, salvo raras excepciones. Me entristezco por esa gente, que paga alquileres, además de gastos y sueldos. Juro que aunque sean competencia mía, deseo que les vaya más que bien, porque a la corta o a la larga, esa situación también me va a perjudicar a mí. Ojalá todos/as los vecinos del país, se den cuenta que detrás de un comercio de barrio hay mucho sacrificio y dedicación. La mayoría son micro-emprendimientos familiares, que no responden ni reciben apoyos de corporaciones o gigantes internacionales.

Personalmente, compro (y todos me conocen por ello) a mis vecinos de Liniers y Mataderos y puedo asegurar que consigo precios excelentes. Por ejemplo, hoy le presté atención a la publicidad televisiva de un hipermercado de origen francés, que se vanagloria de mantener los precios hasta enero del año que viene. Pero ¡qué casualidad! que esos productos están publicitados a más del doble del precio que los tengo en mi local. Y aclaro que tal vez alguien, en mi mismo barrio (lo desconozco) lo compre más barato y lo venda aun más económico que yo.

Les mando un abrazo.


José Luis García

limpiezaarticulos@gmail.com


R: Gracias Gaita por contagiarnos tu amor por el barrio y su gente. Coincidimos plenamente con tus apreciaciones y, de paso, aprovechamos para recomendarles a los lectores que te visiten en tu local de productos de limpieza de Caaguazú y Cañada de Gómez, donde además de encontrar buenos precios serán atendidos con la simpatía y cordialidad que caracteriza a quien suscribe esta carta. Fuerte abrazo.






Buenos Aires, septiembre 18 de 2017


Señor director del periódico Cosas de Barrio

Lic. Ricardo Nicolini


Hola vecinos, quería contarles que siempre tuve miedo a la atención en los hospitales públicos, pero ayer domingo, no me quedó otra opción y tuve que concurrir de urgencia al Santojanni, dado que en mi obra social no hay guardias cerca los fines de semana y los médicos a domicilio, además de cobrar mucho, tardan como cinco horas en llegar.

Ocurre que me quemé la mitad del cuerpo con agua hirviendo y cuando llegué la sala de espera estaba llena, pero me sorprendió que al escuchar mi relato en la recepción todas esas personas se hayan solidarizado conmigo pidiendo que me dieran la prioridad, junto a otros dos pacientes con problemas cardíacos y respiratorios. Nos atendieron de inmediato, y en mi caso, de a dos médicos. Una enfermera me explicó e inyectó un milagro que me calmó todo el dolor y me durmió parte del cuerpo, pero a los 15 minutos, como me dijo, estaba perfecta y ya podía caminar bien. Me recetaron antibióticos, calmantes y cremas, y en la farmacia del lugar no me cobraron nada. Otra enfermera se ofreció a llamar a alguien para avisar porque estaba sola y se quedó a mi lado todo el tiempo.

Me sentí contenida, cuidada, respetada, cambiaron mis lágrimas de susto y dolor por sonrisas. Encontré profesionales de excelencia y vocación. No tengo más que palabras de agradecimiento a todos por la increíble atención. No tengo los nombres de esa gente, pero si fuera así, estaría siendo injusta porque sólo tendría de uno o dos, y la verdad que ayer todos fueron mis ángeles de la guarda, comenzando por los pacientes, recepcionista, médicos, enfermeras, hasta el personal que encontré en los pasillos, que muy amablemente me preguntaron cómo estaba y me guiaron hasta la farmacia y luego a encontrar la guardia otra vez (porque es un laberinto el hospital). Lo encontré limpio y también es valorable el trabajo de la gente de limpieza, la atención en farmacia. En fin, debería saber el nombre de toda la gente hermosa que me crucé dentro del hospital, para así agradecer como corresponde.

Cuando volví a mi casa, a pesar del accidente, llegué feliz. Hacía mucho tiempo que no encontraba tanta gente linda de corazón, con buenos modales, solidaria, comprensiva, tolerante, y que haga tan bien su trabajo. Es más que recomendable la Guardia del hospital Santojanni.

Les deseo lo mejor. Un saludo cordial,


Liliana Blanco

Facebook/Lily Blanco


R: La historia que nos cuenta es realmente conmovedora, y nos muestra cómo en los momentos más difíciles resulta valiosísimo el aporte solidario y la colaboración de todos. Como vecinos del barrio, nos enorgullece leer su carta, que vuelve a poner de relieve la tarea que a diario cumplen en forma anónima los trabajadores de nuestro querido hospital Santojanni. Vayan las felicitaciones del caso para todos ellos, y para usted Liliana, una pronta y excelente recuperación.



Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Espacios Verdes

Información del Area verde de nuestro barrio



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar