Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 183 **
  Inicio   Editorial  Comunidad  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com




Publicite Aquí

CORREO DE LECTORES

02/06/2018

Buenos Aires, 9 de mayo de 2018


Periódico Cosas de Barrio

Señor Director:


En esta oportunidad me dirijo a su medio para denunciar y alertar a los vecinos de Liniers y a la gente que transita a diario la zona del centro comercial, que tengan mucho cuidado y estén muy atentos en la esquina más cercana a la rotonda de Rivadavia y General Paz, donde cada vez son más frecuentes los robos y el accionar de descuidistas.

El sitio más peligroso es el de la última parada de colectivos de la bajada de General Paz (lado Capital) hacia Rivadavia, que está repleto de punguistas. Las víctimas principales son las personas que esperan los colectivos, a quienes les roban los celulares en cuestión de segundos.

Lo más llamativo es que estos hechos se producen a menos de veinticinco metros de la garita policial que funciona casi debajo del puente de General Paz, y los policías no hacen nada. Parece que sólo nos damos cuenta de estos robos quienes pasamos por la zona, pero ellos no…

Gracias por permitirme difundir esta alarmante situación que se repite día tras día, y espero que las autoridades policiales tomen cartas en el asunto a la mayor brevedad. Muchas gracias,


Adriana Ciaffone

Facebook/Adriana Ciaffone


R: Gracias Adriana por alertar sobre esta situación que, lejos de subsanarse con la salida de los manteros y la quita de los locales que revendían celulares en la vereda impar de Rivadavia, se mantiene como un peligro latente en la zona, donde los pasajeros desprevenidos son carne de cañón para estos delincuentes.




Buenos Aires, 13 de mayo de 2018

Sr. Director de Cosas de Barrio:


Les quiero contar una situación que tal vez a muchos les parezca trivial, pero que para mí siempre fue parte de la inseguridad. Ayer a las 19.30 vi en Alberdi y Larrazábal a tres adultos y un niño en un carro tirado por un caballo de gran porte, impecable. Todos sabemos el precio de un buen caballo como también sabemos que los cartoneros no los tienen en esas condiciones. Los días de lluvia -y fueron muchos- son ideales para el cuatrerismo y abigeato, por lo que supuse que ese animal fue robado hacía pocas horas. Les grité para que se detuvieran y les pregunté cuándo habían robado ese caballo, fue entonces cuando uno de los hombres empezó a insultarme. Seguí preguntando y diciendo que ese caballo no era de él, con la esperanza de que la multitud que andaba por la calle se sumara, aclaro que el tipo se paró cruzado sobre Alberdi mano hacia General Paz para gritarme, sin importarle nada.

Lamentablemente tampoco le importó nada a nadie, muchos miraban la escena como si fuera una película o como si yo fuera una loca.

Si alguien me hubiese ayudado, hubiese llamado a la policía para que les exigiera los papeles del caballo ¿saben que los caballos deben andar con papeles como los autos? En ese caso, al descubrirse el delito, los delincuentes hubieran quedado libres pero el caballo judicializado y tratando de encontrar a sus dueños o a alguna ONG que le evitara la explotación, el maltratro, la tortura y la muerte segura que tendrá en corto tiempo, mas allá del sufrimiento de sus verdaderos dueños.

Sólo les pido a mis vecinos que en estos casos se comprometan, que al menos si alguien, como en mi caso, los enfrenta, no miren para otro lado o se conviertan en meros espectadores. Tampoco les den nada, menos cosas pesadas, llamen al 147 para su retiro o a Emaus que retira todo a domicilio.

Nuestro Jefe de Gobierno es indolente con el tema y ni siquiera se preocupa porque se cumpla la ley que prohíbe tracción a sangre. Por último, si no lo hacen por amor háganlo por egoísmo, un caballo en plena avenida es un peligro para los automovilistas y no olviden que un niño que debería estar jugando, estaba sometido igual que el caballo a la mendicidad y el maltrato.

Un saludo cordial,


Lilian Gayoso

Facebook/Lilian Gayoso


R: Comprendemos su malestar y su impotencia, Lilian, y hacemos votos para que se activen en forma urgente los controles que hagan cumplir la ley. Vale recordar que la tracción a sangre está totalmente prohibida en la Ciudad de Buenos Aires desde 1966. En el caso puntual de los cartoneros, además de la explotación y del maltrato animal, se observa además otra problemática vinculada a la precarización laboral.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Información General

Noticias de interés público


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar