Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 183 **
  Inicio   Editorial  Comunidad  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com




PARA HABLAR DE RUSIA, NADA MEJOR QUE UN RUSO


Charla de café. Con la chapa que le da haber sido ayudante de campo de Basile en la Selección, el Ruso aseguró que la Argentina es candidata a quedarse con el Mundial

24/05/2018

Habitué del bar de Montiel y Patrón, el Ruso Ribolzi evalúa a la Selección argentina de cara al Mundial, en una entretenida charla de fútbol


 


Para los vecinos de la zona, Jorge Ribolzi –o simplemente “el Ruso”, como lo conocen todos- es uno más de los integrantes de la mítica barra del bar de Montiel y Patrón, que cada mediodía se reúne en torno a una mesa de café para charlar de fútbol, de política o de la vida misma. Es que así lo hace desde hace más de treinta años, cuando aún se calzaba los cortos para trabar cada pelota con la enjundia del primer día, en sus últimos años de futbolista profesional. “Nací en Ramos Mejía, pero paro en este bar desde principios de los 80’. Acá me junto con mi barra de amigos de toda la vida, entre los que también está Raúl –por Gámez, el expresidente de Vélez y vecino de Liniers-. Somos seis o siete muchachos que cada mediodía compartimos un café y cargamos las pilas”, comienza diciendo el Ruso en diálogo con Cosas de Barrio.


Referente indiscutido del Boca multicampeón de la segunda mitad de los 70, Jorge Ribolzi disputó 106 partidos con la azul y oro, en los que celebró 20 goles y cosechó cinco títulos, entre ellos la Libertadores y la Intercontinental del 77’. Pero además tuvo oportunidad de jugar en Europa, y una vez que colgó los botines, su relación con el fútbol se mantuvo intacta, al convertirse en ayudante de campo del exitoso Alfio Coco Basile e integrar el cuerpo técnico, por ejemplo, de la selección argentina.


- ¿Le quedó alguna cuenta pendiente con la redonda?


- No, soy un agradecido al fútbol que me dio todo. Primero la posibilidad de debutar en Atlanta, a donde llegué a los 12 años, y luego de pasar a Boca, con todo lo maravilloso que viví en ese club. Pero además estuve en Belgrano de Córdoba; en Deportivo la Coruña, de España; en Newell’s Old Boys; y en Ferro de General Pico, La Pampa, donde me retiré en 1984. Te reitero, soy un agradecido al fútbol.


- -¿Se anima a hacer un balance? ¿Cuáles fueron su mejor y su peor momento en el fútbol?


- Gracias a Dios peor momento no tuve, el único por ahí, fue el del arranque en el año ‘80 con Boca que habíamos empezado mal, veníamos en los últimos puestos pero después nos acomodamos y terminamos en el quinto lugar. Después fueron todos triunfos: el bicampeonato del ‘76, la Copa Libertadores, la Intercontinental, el del ’81, y después con como ayudante del Coco conseguimos el bicampeonato 20005/6, las dos Recopas y la Sudamericana.


- ¿A qué se dedica hoy en día?


- Participo en el Departamento de Interior y Exterior de Boca Juniors y, además de hacer el seguimiento de varios futbolistas, recorro las peñas por todo el país, donde hay casi doscientas, y también en el extranjero.


- ¿Cómo es su día habitualmente?


Me reúno con los amigos acá en el café, al mediodía, después me dedico a hacer trámites, visito a mis nietos, a mis hijos, y el resto del tiempo lo uso para viajar con Boca. Además me gusta ver mucho fútbol, y cuando puedo voy a la cancha a ver a Boca.


El sol del mediodía ilumina el asfalto y la vereda, pero no puede con el toldo que le da sombra a esa porción de baldosas, donde Ribolzi habla de fútbol, como tantas otras veces, con un pocillo de café sobre la mesa.


- ¿Cómo fue su experiencia con Basile en la Selección?


- Yo a Coco lo conocía como tipo de fútbol, le tenía un gran respeto y admiración, y cuando en 2005 empecé a trabajar con él, si bien ya nos conocíamos, no éramos amigos. A partir de ese año, cuando fuimos juntos a Boca, conocí a un tipo extraordinario, simple, una persona bárbara, de códigos, pero además un muy buen técnico. Hoy estoy orgulloso de ser su amigo, es una persona a la cual quiero mucho.


- En los vestuarios siempre hay jugadores dóciles y complicados ¿Recuerda alguno en particular en aquella famosa dupla técnica con el Coco?


- No porque Coco era un técnico que ponía las cosas bien en claro, es decir, no hacía falta explicar quién era el técnico y quién el jugador. Siempre respetó mucho a los jugadores, y cuando no le gustaba algo ese respeto se seguía manteniendo, porque lo charlaba mano a mano y a veces ni yo, que era su ayudante, me enteraba. Sabía manejar muy bien los planteles.


- Y en lo personal ¿Qué sensaciones le quedan de aquella época?


- Las mejores. La Selección para mí era algo nuevo, y me tocó estar con jugadores referentes, como Riquelme, Verón, Zanetti, Abbondanzieri, Cambiasso, pero también teníamos pibes como Messi o Agüero. Lamentablemente no llegamos al Mundial pero fue una experiencia muy buena.


- ¿Qué recuerdos tiene de la Copa América 2007?


Una vez que terminó ese torneo y volví a casa, me vi todos los partidos y realmente confirmé que era un equipazo, nos tapó mucho la final. Los partidos fueron extraordinarios, tanto en lo colectivo como en lo individual.


- En una nota de hace unos meses el hijo de Basile salió a criticar a Maradona por el complot que habría armado para sacar a su padre de la Selección. Luego usted también criticó duramente a Diego ¿Sigue opinando lo mismo?


- Si, claro. Lo de Diego fue una movida y me tocó vivirlo también en China, en los Juegos Olímpicos de 2008. Pero ya está, quedó todo ahí, cada uno camina por el camino que quiere. Con Maradona no tengo ningún tipo de relación, fue un jugador de lo mejor que vi, me tocó estar con él en el 81 en Boca y como jugador fue extraordinario, después uno lo puede poner a la altura de Pelé, de Mecí. Era un tipo que jugaba con personalidad, con coraje cada partido, pero después como persona deja mucho que desear…


- Ya que nombró a Messi y a Maradona ¿Por qué cree que ahora no salen tantos jugadores extraordinarios como antes?


- Yo creo que siguen saliendo, lo que pasa es que se van muy jóvenes. Si hoy tuviésemos en la Superliga a todos los que se fueron con 18 o 19 años a Europa, el nuestro sería un campeonato de primer nivel. Siempre han aparecido jugadores muy buenos, tal vez antes se jugaba de otra forma, el jugador no se iba tan rápido a Europa, para dar el salto al viejo continente tenías que pasar primero por la Selección. Pero también es una suma de cosas, la falta de potrero, otros valores, otra crianza, nosotros nos criábamos jugando en la calle y con eso mejorabas la técnica, la sensibilidad…


- Se viene el Mundial, Jorge ¿Qué expectativas tiene con la Selección?


- Siempre son buenas, tenemos un buen plantel, pero lo que no me gustaría sería depender de un sólo jugador, en este caso de Messi, porque cuando aparecen Agüero y Di María se potencia todo. Yo siempre fui un convencido de que la prioridad es el equipo y no las individualidades.


- ¿Cree que este puede ser el Mundial de Messi?


- Ojalá, porque se lo merece. A veces uno discute esto de llegar a la final y perderla, pero ojo que hay que llegar a esa instancia. Me gustaría que consiguiera la Copa del Mundo por él mismo, porque si lo logra, en lo personal le cierra todo, tendría lo que le falta, lo que tanto añora. No tengo dudas que es un jugador de élite que ganó todo, es un distinto, es el mejor del mundo.


- ¿Y qué le faltaría entonces a la Selección para ser campeona del Mundo?


- A mí me gustaría que Jorge (por Sampaoli, el técnico) consiga el equipo, que tenga firmeza atrás y variantes en el medio, porque con Messi, Agüero y algún chico que aparezca en la delantera, estamos hechos.


- Entonces para usted es candidata…


Ribolzi, que sabe de títulos y campeonatos de los dos lados de la línea de cal, le da el último sorbo al pocillo de café y con la voz casi tan ronca como la de su amigo Basile, vaticina: “si, claro que lo es, está dentro de los posibles candidatos al título junto a Alemania, Brasil, España, y algún equipo que pueda llegar a ser la revelación”. Habrá que creerle entonces, el Ruso sabe de Rusia…


 


Emmanuel Morales

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LA TOPADORA SE QUEDÓ SIN COMBUSTIBLE


02/06/2018

Liniers no pudo concretar su sueño de retornar a la Primera C. El miércoles cayó en la semifinal del Reducido de la última divisional del fútbol argentino ante General Lamadrid. Aunque arrancó ganando el segundo partido en Villa Devoto, no pudo sostener el resultado y cayó por 2 a 1.


General Lamadrid derrotó a Liniers por 2 a 1 en su cancha y de esta manera pasó a la final del Reducido de la categoría por el ascenso a la Primera C. El visitante abrió el marcador con gol de Hvala, pero el Carcelero dio vuelta el resultado con goles de Sarandeses y De Vito.

En el inicio del encuentro disputado el pasado miércoles 30 de mayo, y tras el empate en cero del primer partido disputado en la cancha de Liniers, ambos equipos salieron a especular y en una jugada desafortunada donde el delantero linierense Basualdo cargó sobre el arquero rival, el cotejo estuvo detenido por 35 minutos ya que el guardametas local quedó tendido en el piso y debió ser trasladado en ambulancia hacia el hospital Zubizarreta, por precaución.

En la reanudación del juego, ambos conjuntos se mantuvieron lejos de los arcos, pero en el segundo tiempo llegaron las emociones, y apenas a los 2 minutos Nazareno Hvala logró convertir con precisión y dejar sin chances a García, el arquero suplente.

Hasta aquí, Liniers tenía asegurado el ascenso. No obstante, el local reaccionó rápido y aprovechó un par de distracciones de la visita para dar vuelta la serie. Y así fue como a los 12 minutos, a través de un penal convertido por Sarandeses, empató el 1 a 1. Ya sobre los 17, la Topadora hizo una falta innecesaria al borde del área y Nicolás De Vito, con un soberbio disparo, logró poner el 2 a 1 que dejó sin reacción al arquero Cheppi.

A partir de ahí, los Celestes fueron puro nerviosismo, y más allá de que tuvieron algunas chances de empatar, la suerte estuvo del lado del Carcelero que supo aguantar el resultado. Para entonces, el Celeste ya estaba con diez jugadores, tras la expulsión de Ricabana, y a poco del final también vio la roja Basualdo, por doble amonestación.

Allí quedó trunco el sueño de Liniers, que en el partido de ida no había podido sacar ventaja y en la vuelta se encontró con un Lamadrid que tuvo la suerte que se necesita para lograr un campeonato, o en este caso, una final para el ascenso a la Primera C.


Síntesis:


Arbitro: Edgardo Kopanchuk.

Goles: 47' Hvala (L); 57' Sarandeses - p - (GL); 62' Devito (GL).

Amonestados: Quinteros, Guerrero y Vera (GL); De León (L).

Expulsados: 32' Ricabana (L), 90' Basualdo (L).

Incidencias: el partido estuvo demorado 35', ya que el arquero Acosta de Lamadrid, sufrió un golpe.



Formación Lamadrid: Néstor Acosta (3' Martin García); Julián Quinteros, Sebastián Guerrero, Jonathan Paoluccio (80' Axel Quiñones), Nicolás Devito, Martin Sarandeses, Nicolás Frascone (ET. Fabián Billordo), Iván Regules, Facundo Viggiano, Diego Caldas y Ariel Vera.

DT: Horacio Fabregat.

Suplentes: Franco Rondina; Alexis Aguirre, Manuel Pérez Grassi y Sergio Liparoti.



Formación Liniers: German Cheppi; Jorge Rosas Quinteros, David Vidal, Pablo Paiva, Ramón Coronel, Federico Potarski, Damián Galván, Matías De León (90' Diego Pertossi), Matías Basualdo, Santiago Szerdi (8' Nazareno Hvala) y Hugo Pérez (73' David Giménez Villalba).

DT: César Aguirre.

Suplentes: Juan Ledesma; Nahuel Monzón Tolosa, Nahuel Riquelme y Walter Ricabana.


Un poco de historia


El Club Liniers cobija entre sus recuerdos más de 70 años de historia. Todo comenzó cuando un grupo de jóvenes se propuso crear un club de fútbol, al que el 2 de julio de 1931 llamaron Sarmiento. Pero algunos años después, al perder su cancha, se fusionó con otro grupo de soñadores de la zona y juntos crearon el ?Club Atlético Sportivo Liniers Sud?.

Así, el 2 de agosto de 1947, por Decreto Nº 22.710 firmado por el Gral. Juan Domingo Perón, consiguió la Personería Jurídica, con el nombre de Club Atlético Liniers. Casi un año más tarde, el 3 de julio de 1948, volvió a modificar levemente su nombre para transformarse en el ?Club Social y Deportivo Liniers?.

En los años que siguieron fueron cosechando éxitos deportivos e institucionales, que se sopesaron con algunos golpes duros, como el de la pérdida de su histórica cancha de General Paz y Gaona (Ciudadela Norte). No obstante, su sede social seguía funcionando en el barrio, más precisamente en José León Suárez 470.

Ya en la década del 80, en los últimos años de la Dictadura Militar, pudo obtener las actuales tierras en Justo Villegas (San Justo), partido de La Matanza, donde desde entonces hace las veces de local con su tradicional camiseta celeste y su escudo celeste y blanco.

Entre los logros más importantes del club se destacan su paso por la Primera B (entre 1968 y 1970), y en 1950 logró ser el primer campeón de la Primera D: Además dio la vuelta tres veces más, en los torneos de 1989/90, 1993 y 2006.

En materia de ascensos, su historia registra los siguientes:

Ascenso a Primera B en 1967.

Ascenso a Primera C en 1992/1993 y 2015.

Ascenso a Primera C en 1986.

Ascenso a Primera C en 2010.

Pero también vale destacar sus máximas goleadas, como las que consumó en su paso por la Primera B: 5 a 2 a Deportivo Español en 1969, en Primera C: 7 a 0 a Estrella Blanca (1941) y 8 a 2 a Defensores de Almagro (1971), y en Primera D: 11 a 0 a Atlas (1972).

En la actualidad, su Director Técnico es César Aguirre, y algunos jugadores destacados son los delanteros, Matías Basualdo, William Giménez Villalba y Nazareno Hvala. Entre los tres suman quince goles, y conforman una de las delanteras más temidas de la divisional.


Insólito pero real

En el 2016 la AFA decidió clausurar el estadio de Liniers por falta de encuadre. La entidad debió entonces remodelar su cancha de Villegas luego de que la AFA, 30 años después, se diera cuenta del error de las dimensiones del campo de juego. Lo curioso es que en el momento de medir algunas zonas de la cancha, notaron que una de las áreas medía 37 metros de ancho, mientras la otra llegaba a 39. Así, el club de Villegas tuvo que iniciar las obras de remodelación para poder seguir jugando de local.


Emanuel Morales

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Información General

Noticias de interés público


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar