Inicio   Editorial  Ocio  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

"JAMÁS LE HARÍA DAÑO A ESTE CLUB PORQUE ESTÁ EN JUEGO EL SENTIMIENTO DE MI FAMILIA"


28/12/2019

En una entrevista exclusiva, el actual DT de Chicago, Rodolfo De Paoli, repasa su exitosa carrera como relator y analiza el duro presente del verdinegro


Rodolfo De Paoli es popularmente conocido como uno de los principales relatores del fútbol argentino de la actualidad, tanto en televisión como en radio; incluso algunos chicos lo identifican como la voz oficial para Latinoamérica del videojuego Pro Evolution Soccer. Sin embargo, lejos de los micrófonos, la actualidad lo tiene embarcado en una empresa para nada sencilla: la dirección técnica de Nueva Chicago, el club de sus amores y en el que alguna vez se inició como futbolista profesional. “Chicago fue mi casa desde infantiles. A los 19 años el club me permitió debutar en Primera, en la temporada 97, cuando estábamos en la B Nacional”, recuerda en diálogo con Cosas de Barrio.

Poco más de tres años duró esa aventura. Tras una temporada en El Torito, en 1998 fue cedido a préstamo a Banfield y luego inició una experiencia internacional con escasa repercusión por México y Ecuador. Su carrera como futbolista concluyó a sus 22 años, cuando se retiró vistiendo la camiseta de El Porvenir. “Antes de que terminara el préstamo con Banfield, tuve una dura lesión de meniscos de la cual nunca me pude recuperar del todo. Y cuando ya me estaba poniendo en condiciones, Chicago decidió dejarme libre, por eso me fui afuera buscando posibilidades concretas que nunca llegaron a convencerme. En el 2000 volví a la Argentina y tomé la decisión de colgar los botines. Ni te cuento la depresión que me agarró…”, confiesa el hoy DT, de 41 años.

Pero como suele decirse habitualmente, el fútbol siempre da revancha. Y así fue. Diez meses después de su amarga travesía por el extranjero, surgió la inesperada posibilidad de relatar para AM 1440 Radio Impacto, de Tapiales, para dar comienzo de esa forma a una exitosa carrera como relator de fútbol, que hoy lo tiene como figura excluyente en las transmisiones de TyC Sports, Futbol para Todos y Radio La Red.

- ¿Podría decirse que tu desembarco en los medios se dio de manera inesperada o siempre habías tenido esa idea en la cabeza?

- Fue totalmente inesperado. Cuando era jugador, mi idea era ser entrenador cuando me retirara. Incluso hubo un ofrecimiento de Jorge Losauro cuando manejaba la transmisión de 440, para hacer algunos análisis de los partidos de Chicago, pero le dije que no me gustaba el periodismo, que tal vez con un poco de práctica me animaba a relatar.

- ¿Y cómo fue esa “practica” para el relato?

- Hay una historia que nadie conoce. Cuando era chiquito jugaba con los muñequitos de torta y las figuritas, y le agregaba mi relato para que pareciera más real, no porque quisiera ser relator sino por mi obsesión con el fútbol. Quiere decir que, inconscientemente, desde ahí ya tenía incorporado el relato.

- ¿Te sentís más cómodo relatando en radio o en tele?

- Yo soy un relator de radio porque me inicié allí. El que pasa de relatar en la radio a la televisión se supone que debería resultarle un poco más fácil que si fuera al revés, pero a mi me costó mucho pasarme a la tele, porque me gusta describir situaciones y transmitir emoción y pasión en cada jugada, pero al tener el sustento de la imagen, mucha veces solamente tenés que acompañar la pelota y no mucho más, porque después es todo visual.

A pesar de su éxito en el relato, Rodo jamás abandonó su idea original de ser entrenador de fútbol. Por eso, con el curso de DT en el bolsillo, allá por el 2008 –sin dejar de relatar- comenzó su travesía del otro lado de la línea de cal, al mando de Deportivo Riestra. Luego fue de DT de Argentino de Merlo, Dock Sud, Liniers y Real Pilar. En todos los casos se trató de equipos que militaban en la Primera C o D, en cuyo periplo obtuvo un 45% de efectividad. Pero a mediados de este año le llegó la oportunidad de dirigir al club de sus amores: Nueva Chicago, y esta vez en una división de mayor jerarquía, como la Primera Nacional. “Durante mucho tiempo pude realizar ambas actividades casi que a la par, pero con esta nueva oportunidad en Chicago, decidí dejar de relatar por radio y bajé la cantidad de partidos que transmito por TV, para poder dedicarme de lleno a este proyecto que es lo que más me gusta”, admite Rodo.

Sin embargo, hasta aquí la cosecha es flaca: dirigió a Chicago en ocho partidos, de los cuales sólo ganó uno, empató tres y perdió cuatro, con una efectividad del 25%, ya que obtuvo seis sobre veinticuatro puntos en juego. Y lo más grave aún es que, en pleno receso estival, el equipo de Mataderos se encuentra en la última ubicación del Grupo A (a cinco puntos del anteúltimo) y en zona de descenso directo. Claro que no todo es responsabilidad de De Paoli, que llegó a Chicago tras la salida de Gastón Esmerado, y se encontró con un equipo que llevaba nueve partidos sin ganar y también hundido en la tabla de posiciones. “Tengo fe de que con trabajo vamos a lograr salir del pozo en el que estamos. Jamás le haría daño a este club porque está en juego el sentimiento de mi familia y de mis amigos. Chicago es mi vida, es mi historia”, resume el ex futbolista y relator de la Selección Argentina en el Mundial de Rusia 2018.

- ¿O sea que tu futuro lo ves más relacionado a la dirección técnica?

- A mí lo que más me gusta es jugar al fútbol, cosa que ya no puedo hacer, pero después me siento más DT que relator, porque estoy mucho más preparado para entrenar jugadores de fútbol. Los entiendo y sé lo que sienten dentro del campo de juego a partir de mi experiencia personal, eso me permite ayudarlos. Te juro que hoy lo que más quiero es ayudar a estos chicos, porque cuando yo jugaba me hubiera gustado que algunos entrenadores me ayudaran y muchos no lo hicieron. Ese es el combustible espiritual que me mueve en esta profesión.

- ¿Sentís algún prejuicio a la hora de dirigir por tu relación con la prensa?

- A mi me tratan como me tienen que tratar porque me gané el respeto demostrando el conocimiento adquirido a lo largo de mi carrera y porque yo trato a la prensa con ese mismo respeto. Los prejuicios se acaban cuando las personas se conocen.

- Al fin y al cabo jugar al fútbol, dirigir y relatar partidos tienen algo en común, la pelota…

- Sí, claro. Pero además son ambientes que comparten muchas miserias desde diferentes ángulos. Las tres profesiones tienen cosas buenas y cosas muy malas. Por eso, dentro de las miserias humanas y egos que se encuentran, hoy prefiero pasarla no tan mal en un campo de juego, antes de hacerme mala sangre en una cabina de televisión.


Julián Linares





DE MASCOTA A DT


La historia de Rodolfo De Paoli estuvo ligada a Chicago desde el ADN. Su padre Jorge fue presidente de la entidad de Mataderos entre 1981 y 1983, período en el cual el verdinegro se consagró campeón por primera vez en el profesionalismo. “Con dos años y diez meses yo era la mascota del equipo campeón del 81. A partir de ahí ya era imposible no ser hincha del club que me vio nacer. Desde la cuna hasta los 22 años estuve vinculado al club, y ahora lo estoy nuevamente”, subraya el ex mediocampista.

Durante años, su padre vivió en Los Perales, a metros del estadio de Chicago. Y aunque el actual DT del club jamás vivió en Mataderos, sabe que su esencia está en el barrio. “Me crié en el club, yo estaba con mi papá todo el tiempo ahí adentro. Me formé como persona en Nueva Chicago”, reconoce.

No obstante, también guarda recuerdos poco felices vinculados al club de sus amores. “Durante mi infancia –evoca- tuvimos serios problemas en mi familia. Llegamos a terminar en bancarrota por poner plata en el club. Son recuerdos que me generan mucha angustia. Pero el sentimiento una vez que lo tenés metido no lo podes eliminar, y no reniego de eso. El hincha siempre va a estar incorporado en mí”.

- Esos problemas vinculados al club ¿Te sirvieron para crecer como persona?

- Las frustraciones y fracasos vividos, con el tiempo, me prepararon para la vida, sabiendo que las cosas malas que me pasaron me enseñaron para que no me vuelvan a ocurrir.

A pesar de esos sinsabores, el cariño de Rododepa -como se lo conoce en las redes sociales- por el verdinegro, supera cualquier escollo. Eso quedó demostrado cuando a mediados de este año decidió salir de su zona de confort, como lo es su exitosa carrera como relator, y tomar el fierro caliente de la dirección técnica de Chicago, camiseta que defendió desde infantiles hasta Primera División. “Me pareció que era el momento de dirigir un equipo importante para seguir incorporando conocimientos”, argumenta, y luego remata “Chicago es mi casa, y aunque hoy atraviese una situación complicada, yo tengo la obligación de luchar para sacarlo adelante”.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Espectáculos

Información de Eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Instituciones

Instituciones


Información General

Noticias de interés público


Política

Información del ámbito político


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Literatura

Breves comentarios literarios


Policiales

Información de la actividad Policial



 
             
 
Publicite Aqu�
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar