Inicio   Editorial  Turismo  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

RECUPERAR LA SENSIBILIDAD

Editorial

29/4/2019

La noticia es, por definición, aquel hecho relevante de alcance social, que se destaca por su carácter de inusualidad. Es decir, que ocurre de manera esporádica o inesperada. De tal forma que la repetición de ese hecho o la acumulación de casos similares, le quitan peso noticioso, al punto incluso, de borrarlo de la agenda de los grandes medios y de esa manera, por ende, de la consideración social y popular, y porqué no también, de las políticas de gestión de los funcionarios de mayor rango.

Los cinco o seis temas que los principales diarios difunden en sus portadas, suelen ser los tópicos obligados que luego se redimensionan en programas de radio y televisión, y terminan de instalarse en el imaginario popular a través del rebote obligado en las redes sociales. Así, muchos medios -opositores y oficialistas- se disputan el poder de esa agenda, y tratan de imponer sus temas en función de la conveniencia de los sectores políticos y económicos a los que representan A lo largo del día, esa bola de nieve informativa se agiganta en forma tal, que arrasa con cualquier otro tema que intente colocarse en su camino, por más relevante que parezca.

Y en época de elecciones, donde los intereses de cada sector recrudecen y requieren la complicidad de los medios a través de elaboradas operaciones de prensa  este sistema nefasto se vuelve una constante. Así, hasta se instalan noticias que no son tales -ahora llamadas “fake news”- en el afán de ocultar a otras que sí lo son, pero que no alcanzan el rebote necesario en la opinión pública, aisladas tras esa espesa cortina de humo, tan efímera como efectiva.

En esa maraña de argucias, campañas y complicidades, la esencia primordial del periodismo, surgido como un servicio público dirigido a la comunidad en su conjunto, se diluye y se pierde en los mares de la sociedad de consumo, en los que la información se transforma inexorablemente en una mercancía que hace gala de su valor de compra y venta. Es decir, del rédito que genera su publicación. Pero además, se desvirtúa también la base fundamental del periodista, que desde siempre se ha propuesto contar la realidad del tiempo que le toca vivir, retratar sin presiones de ningún tipo y con palabras libres e independientes la sociedad en la que está inmerso.

Alguna vez, el periodista y escritor Martín Caparrós dijo que las tapas de los diarios sólo reflejan lo que les pasa a los poderosos, y que para que una persona común y corriente fuera incluida en ese “lugar privilegiado” debía ser víctima de una tragedia. Como si para los grandes medios la mayor parte de la sociedad, fuese apenas un pesado y necesario lastre.

Sin embargo, no hace falta ser demasiado perspicaz para entender que hay “otra” realidad más allá de la que muestran los grandes medios o lo que tratan de instalar las cifras oficiales. Una realidad cruda y delicada en las que –necesariamente- el periodismo debe posar su mirada y hacerla visible, para darle entidad y lograr que se actúe en consecuencia.

Claro que esa realidad está muy lejos de ser noticia, porque está compuesta de hechos tangibles que, lejos de ser ocasionales, se repiten día a día. Al punto, incluso, que la propia sociedad los ha naturalizado y la mayoría de los ciudadanos ni siquiera se sorprende al toparse de frente con ellos.

Hasta hace tiempo, no era habitual observar personas durmiendo a la intemperie, y si se encontraba algún caso, no tardaba en arrimarse alguien para intentar tenderle su mano solidaria. Hoy, sin embargo, ver a esa gente penar sus horas sobre el cemento, resulta para muchos una consecuencia lógica de los tiempos que corren. Lo mismo ocurre con las miles de personas que han perdido su trabajo o con aquellos chicos o ancianos que son víctimas del hambre y el desamparo.

Tal vez sea hora de restregarse los párpados y empezar a ver con nuestros propios ojos, para recuperar de una buena vez la sensibilidad perdida.


Lic. Ricardo Daniel Nicolini
(cosasdebarrio@hotmail.com)



 
STAFF COSAS de BARRIO

Año XX - N° 193 - Segunda Epoca
Abril 2019

Editor Propietario
Lic. Ricardo Daniel Nicolini
Director General
Lic. Ricardo Daniel Nicolini
Jefe de Redacción
Ricardo Omar Nicolini
Redactores
Florencia Cunzolo, Carlos María Caron, Arq. Raúl Fioressi, Julieta Gómez, Nelly Pareja de Rodriguez, Héctor Robles, Ignacio Messina y Alejandro Perrotta.
Colaboradores
Carlos Mazzino, Gloria Benito, Liliana Nicolini, Fernando Aresse Tomadoni, Fabián Peroni.
Fotografía: Alejandro Isusi, Gloria Benito
Dpto. de Promoción: Alicia Egaña
Arte y Diagramación: Ivana Giuliani
E-mail: ivanagiuliani@hotmail.com

COSAS DE BARRIO
Carhué 723 - 2do. Piso Of. 9 (1408) Tel. 4644-2500
Fax: 4641-4892 - e-mail: cdebarrio@hotmail.com


www.cosasdebarrioweb.com.ar

Tirada Impresa Mensual: 10.000 ejemplares Distribución sin cargo
Integrante de la cooperativa de editores de publicaciones EBC Matrícula 25.261
Queda prohibida la venta y/o reproducción total - parcial del contenido periodístico, fotográfico y/o publicitario.
Registro de la Propiedad Intelectual 2009: 632.593
Incluido en el Registro de Medios de la Ciudad de Buenos Aires


 
 
   
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�
Publicite Aqu�

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Medios

Lo que pasa en los medios de la comunidad


Arte

Informacón general del mundo del arte


Policiales

Información de la actividad Policial


Comercio

Información de la actividad socioeconómica




 
   





 

 

 

 

 

         
 
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar