Incendian un árbol y cae sobre el asfalto.

Fue en pleno mediodía y por milagro no aplastó a una persona.

 

Página Jóven
Entérate de lo que pasó
y de lo que vendrá

Cultura
Agenda de espectáculos y eventos

Breves Comunales
Toda la información de la comuna


 
 

El jueves 29 de enero, una sonora explosión desvirtuó la calma del soleado mediodía en un sector de Liniers. Un añoso árbol ubicado en Ventura Bosch al 7046, se desplomó sobre el asfalto y a poco estuvo de aterrizar sobre un auto que estaba estacionado a centímetros de allí.
A diferencia de otros hechos similares ocurridos en diversas zonas de la ciudad, la caída no se produjo como consecuencia de una tormenta, sino a raíz de una maniobra intencionada. Según se supo, durante la madrugada alguien cuya identidad se desconoce, roció con alcohol y encendió la base de la raíz del árbol, que desde hacía un tiempo había sido quemado mediante la inyección de una sustancia química –encargada de eliminar la savia- cuyo uso se encuentra prohibido por ley. Luego de desprender durante horas un intenso humo blanco, el árbol –de 70 años de antigüedad- terminó por caerse sobre el asfalto de Ventura Bosch. “Fue un segundo, yo había pasado por esa vereda hacía un rato y al instante escuché una explosión. Cuando me di vuelta vi el árbol tendido sobre la calle. Es una suerte que no se haya caído sobre una persona. El que lo prendió fuego cometió un hecho criminal”, relató una vecina de la cuadra.
Una hora después, una división de la Guardia de Auxilio del Gobierno de la Ciudad procedió a cortar el tronco, para liberar la calle y acumular la madera sobre la vereda, que varios días después retiraron del lugar.


Triple choque de colectivos en Liniers

Se produjo en  la esquina de Rivadavia y Leguizamón y tuvo como saldo seis heridos leves

Seis personas sufrieron heridas como consecuencia del violento choque que involucró a tres colectivos, en la esquina de la avenida Rivadavia y Martiniano Leguizamón, el pasado miércoles 4 de marzo en horas de la tarde.
De acuerdo al testimonio de vecinos y comerciantes que presenciaron el hecho, la intensa tormenta que durante toda la jornada azotó a la Ciudad de Buenos Aires, fue la causante del accidente, sumado a una mala maniobra de uno de los choferes. El choque se produjo a las 17.15 horas, cuando un colectivo de la línea 96, que se dirigía hacia el centro, intentó infructuosamente detener la marcha al encontrarse el semáforo en rojo. Ante la respuesta negativa de los frenos, el vehículo comenzó a deslizarse sobre el asfalto, hasta impactar con otro interno de la misma línea que estaba detenido unos metros más adelante. Como consecuencia del choque, las dos unidades terminaron subidas sobre la vereda sur de la avenida, y otro colectivo de la línea 47 resultó dañado en su parte trasera.
Las seis personas heridas –todos pasajeros del colectivo detenido- sufrieron politraumatismos y fueron rápidamente derivados en dos ambulancias al hospital Santojanni. Momentos más tarde, el Dr. Alberto Crescenti, director del SAME, explicó que “el estado de salud de los heridos no es grave porque sólo sufrieron golpes, pero de igual modo fueron trasladados al Santojanni donde serán tenidos en observación”.
Hasta que la policía logró despejar el área, un gran número de curiosos se apersonó en el lugar lo que, sumado a la obstrucción de los vehículos y a las pésimas condiciones climáticas, generó un caos de tránsito que colapsó el centro de Liniers durante un par de horas.


 
 

Un acto criminal. Así calificó una vecina a la quema de la raíz de un árbol, que terminó por desplomarse sobre el asfalto, en una transitada zona de Liniers.


Podría haber sido pero... Así quedaron los dos colectivos de la línea 96, que de casualidad no atropellaron a ningún peatón (tomada del blog: Liniers así no te queremos).


 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar