Año electoral, momento ideal para pedir

Editorial

 

Página Jóven
Entérate de lo que pasó
y de lo que vendrá

Cultura
Agenda de espectáculos y eventos

Breves Comunales
Toda la información de la comuna


 
 
STAFF COSAS de BARRIO

Año IXX - Nº 82 - Segunda Epoca
Marzo 2009

Editor Propietario
Lic. Ricardo Daniel Nicolini
Director General
Lic. Ricardo Daniel Nicolini
Jefe de Redacción
Ricardo Omar Nicolini
Redactores
Florencia Cunzolo, Carlos María Caron, Arq. Raúl Fioressi,
Julieta Gómez, Nelly Pareja de Rodriguez, Héctor Robles,
Ignacio Messina y Alejandro Perrotta.
Colaboradores
Carlos Mazzino, Gloria Benito, Liliana Nicolini, Fernando Aresse
Tomadoni, Fabián Peroni.
Fotografía: Alejandro Isusi, Gloria Benito
Dpto. de Promoción: Alicia Egaña
Arte y Diagramación: Ivana Giuliani
E-mail: ivanagiuliani@hotmail.com

COSAS DE BARRIO
Carhué 723 - 2do. Piso Of. 9 (1408) Tel. 4644-2500
Fax: 4641-4892 - e-mail: cdebarrio@hotmail.com
www.cosasdebarrioweb.com.ar

Tirada Impresa Mensual: 10.000 ejemplares Distribución sin cargo
Integrante de la cooperativa de editores de publicaciones EBC Matrícula 25.261
Queda prohibida la venta y/o reproducción total - parcial del contenido periodístico, fotográfico y/o publicitario.
Registro de la Propiedad Intelectual 2009: 632.593
Incluido en el Registro de Medios de la Ciudad de Buenos Aires


 

Casualidad o no, las estadísticas de los últimos años indican que en períodos preelectorales, la obra pública en la Ciudad de Buenos Aires en incrementa en un 35%, en comparación con almanaques donde las urnas no acaparan la atención de la clase política porteña.
Aunque el macrismo aun no haya resuelto la ecuación que le asegure la conveniencia o no de unificar la fecha de elecciones legislativas de la Ciudad con las nacionales, queda claro que en política –a diferencia del amor- la última expresión es la que cuenta. Así, todo lo mucho y bueno –o que al menos lo parezca- que el oficialismo alcance a mostrar de aquí hasta el domingo del sufragio, servirá para ponerle paños fríos a las urgencias de los porteños y captar el codiciado voto de los indecisos, que es que suele torcer el resultado de una elección.
Y en este reciente acercamiento del Pro con un sector del peronismo bonaerense (Solá y De Narváez mediante), la figura de la vicejefa de Gobierno porteña, Gabriela Michetti, se presenta como una eventual carta de triunfo –o la única- capaz de acaparar el voto de diversos sectores del electorado. Tal es así, que tanto Macri como sus flamantes socios políticos, insisten en que sea ella quien encabece la lista de diputados nacionales, prerrogativa que Michetti se resiste a aceptar, seducida con la idea de ocupar una banca en la Legislatura porteña, y desde allí tejer su candidatura a Jefa de Gobierno, para las elecciones de 2011.
Pero al margen de los nombres que el macrismo baraje y finalmente coloque en su lista, el Jefe de Gobierno sabe que los enormes carteles amarillos (con la “H” como estandarte) que ya comienzan a inundar las calles, las plazas y los edificios públicos de la Ciudad, son el antídoto más efectivo para intentar neutralizar –y hasta eventualmente revertir- la pálida imagen que su gestión genera en la gente. Es cierto que en esta elección Macri no pone en juego su continuidad al frente del distrito porteño, pero sí resulta una clara oportunidad para determinar cuál es el verdadero peso político que su partido posee actualmente en la Ciudad. En este sentido, el entorno del ex presidente de Boca apuesta a esta elección con dos claras intenciones: ganar más bancas legislativas, que le permitan una mayor libertad de gestión; y endulzar las intenciones del Jefe de Gobierno de encaramarse hacia una posible candidatura a la presidencia, premisa que le quita el sueño desde hace un tiempo. Especulaciones al margen, esta será la primera elección que el macrismo deba enfrentar como oficialismo porteño, y como tal, no es poca cosa.
En el ámbito de la Comuna 9, a priori, el partido gobernante no parece llevar todas las de ganar. Al profundo malestar de una importante cantidad de vecinos de Mataderos, tras la drástica decisión de mudar la sede del CGPC 9 al edificio del ex cine El Plata –donde estaba planificado construir un mega centro cultural- se suma la escasez de obra pública y la demora en solucionar reclamos menores, en materia de poda, luminarias y demás cuestiones referidas al espacio público, que suelen irritar a los vecinos. Sin embargo, ya han empezado a verse tareas de repavimentación en diversas calles del distrito, como parte de esa estrategia marketinera que intenta entrar por los ojos de los votantes.
Y en medio de este panorama, el vecino ya ha comenzado a interpretar el mensaje: queda claro que este es el tiempo de profundizar los pedidos y reclamos. Las promesas oficiales vertidas para el primer semestre de 2009 son tantas (mejoras de plazas, veredas, luminarias, etc.), que casi no caben en el presupuesto porteño. Promesas que inexorablemente –ahora sí- deberán ser cumplidas, para evitar que lo que surgió como una estrategia “capta votos”, termine por convertirse en el camino más corto para “piantarlos”.
Es cierto que visto así, este proceder cuasi demagógico implica subestimar al vecino, al que las autoridades suelen tener a mal traer durante gran parte del año, y endulzan sólo cuando anhelan su voto y los tiempos apremian. Sin embargo, nada se dijo aún desde el oficialismo sobre la dilatada elección de Comunas, que sigue sin fecha en el calendario y por la que los vecinos –aunque nos apoye la ignorada Constitución porteña- deberemos seguir injustamente esperando.

Lic. Ricardo Daniel Nicolini
(cosasdebarrio@hotmail.com)


Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar