Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
November 26, 2020 5:48 pm
Cosas de Barrio

Los manteros amenazan con volver a instalarse en Liniers

Agobiados por los efectos de la pandemia, solicitaron que el Gobierno porteño les ceda un predio en cercanías de la Estación. Ya tuvieron cruces con los comerciantes

En el mediodía del jueves 15 de octubre, uno de los sectores más transitados del centro comercial de Liniers, se transformó en un verdadero polvorín. La irrupción de un nutrido grupo de manteros –que un día antes ya se había instalado sobre las veredas- puso en estado de alerta a varios comerciantes de las primeras cuadras de José León Suárez y aledaños. Poco después se produjeron acaloradas discusiones sobre la vereda y en algunos casos, incluso, comerciantes y manteros se trenzaron a golpes de puño. El hecho se produjo treinta y tres meses después de que la Fiscalía General porteña concretara –a mediados de enero de 2018- el desalojo de casi medio millar de manteros que ocupaban las veredas del centro comercial de Liniers.

Los principales forcejeos se produjeron en la esquina de Ramón Falcón y José León Suárez. Mientras los efectivos policiales de la Seccional 9B trataban de disuadir a las partes, inspectores de la Agencia Gubernamental de Control constataban las irregularidades y elaboraban actas a partir de lo sucedido. El episodio concluyó varios minutos después, cuando los vendedores ambulantes optaron por retirarse ante la presión de los comerciantes. “No queremos más manteros en Liniers, ya los padecimos varios años”, le expresaba exaltado un comerciante a un grupo de manteros, identificados con una pechera celeste con el logo de Ctep (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, entidad que dirige Juan Grabois) y la leyenda “Vendedores ambulantes de Liniers”. Y luego añadió “quieren vender en la vereda lo mismo que vendemos nosotros en los locales, pero sin pagar ningún impuesto, parece joda…”.

Los vendedores ambulantes nucleados en la Ctep están reclamando desde hace meses ante el Gobierno porteño la cesión de un predio en la zona, en el que puedan instalar una feria para vender sus productos. Pero ante la crisis económica ligada a la pandemia, optaron por volver a la calle con la intención de reactivar cuanto antes su malograda fuente de ingresos.

Hernán Poggi fue uno de los juntistas de la Comuna 9 que estuvo presente en el lugar al momento de los incidentes. “Retrocedimos tres años, la gente que hoy fue a Liniers estaba espantada”, expresó el comunero de Juntos por el Cambio. Y agregó “me da mucha lástima porque esta gente no tiene un peso, pero también me da mucha pena la situación de los comerciantes establecidos, que vienen remándola desde hace meses con la cuarentena. De hecho, en esta misma cuadra hay una feria que está armada por exmanteros de Liniers que está muy ordenada”.

Según Poggi, ya tomó cartas en el asunto el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, quien por estas horas estaría tratando de llegar a un acuerdo con el propio Grabois, quien ya advirtió que de no conseguirse un predio, los vendedores ambulantes volverán a instalarse en la zona. Paralelamente está actuando en el caso la fiscal Celsa Ramírez, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 21, que tuvo a su cargo la causa de desalojo de los manteros, a comienzos de 2018.

Quien también se movilizó a partir de este episodio fue el presidente del Centro de Comerciantes de Liniers (CeCoVIP), Luis Lezcano. “No queremos agitar las aguas –expresó- sí estamos teniendo contacto desde Fecoba con la Fiscalía para que este tema se resuelva legalmente”. Se comprometió además a “acompañar activamente a los comerciantes y articular esfuerzos con las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad y con la Policía local, en pos de elaborar propuestas y hallar soluciones”. En ese sentido, el lunes 19 de octubre, Lezcano y otros representantes de Fecoba mantuvieron una reunión con el comisario Luis Alberto Fuentes, titular de la seccional 9B, en la que le resaltaron la necesidad de “atender con urgencia la problemática de los comerciantes y vecinos de Liniers”. Unos días antes, ante el inminente avance de la venta ilegal en la zona, Gustavo Grillo de la Mesa de Seguridad de Fecoba, elevó un reclamo a la directora general de Fiscalización y Control de la Ciudad de Buenos Aires, Paula Scauzillo,y al subsecretario de Seguridad Ciudadana, Dr. Juan Pablo Sassano, solicitando una “urgente respuesta a los comerciantes y vecinos en relación a esta compleja problemática que afecta nuevamente al barrio de Liniers”.

Por su parte, el arq. Alejandro Ruggiero, referente de los vecinos de Liniers Norte, advirtió que los predios que pueden llegar a cederles a los vendedores ambulantes son espacios ferroviarios, “cuyo uso ya es irregular desde hace años, como el que ocupan los colectivos debajo del puente de la Estación”. En ese sentido, recordó además que el año pasado se presentó un proyecto en la Legislatura, que luego no prosperó, para que se les ceda uno de esos galpones. “En algún momento se había propuesto hacer una feria arriba de la Estación, pero luego de las reformas realizadas hace un par de años esa opción fue descartada.”, expresó Ruggiero, y luego advirtió “el de los manteros es un negocio de los políticos, no seamos inocentes. Me gustaría saber qué contención nos va a dar el Gobierno de la Ciudad”.

Así las cosas, con la pandemia y la pérdida de fuentes laborales como telón de fondo, este parece ser apenas el primer capítulo de un tema que vuelve a poner a Liniers en el ojo de la tormenta.

Ricardo Daniel Nicolini

“VOLVEMOS AL ESPACIO PÚBLICO PORQUE NO NOS QUEDA OTRA”

Pamela Gamonal es la coordinadora de le Rama de Trabajadores de la Vía Pública, nucleados en la Ctep Capital, que desde febrero pasado estableció su sede en Rivadavia 10716, Liniers. “El 15 de octubre fue la segunda jornada de lucha de los vendedores ambulantes de Liniers, porque el 14 tuvimos una reunión en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde expusimos la problemática del sector”, explica la referente de los manteros de Liniers. “Esta pandemia –continúa- es terrible y dejó a muchos compañeros en condiciones económicas lamentables, por eso, desde nuestro local, hemos estado conteniéndolos e intentando darles una mano organizando unidades productivas y ollas populares, con las que también hemos sido solidarios con el resto de los vecinos de Liniers”.
– ¿Qué se resolvió en esa reunión  en el Ministerio?
– Nosotros fuimos cómo sindicato del bloque de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) Capital, para pedir por todo el sector, pero profundizamos la discusión para los vendedores ambulantes de Liniers, también pedimos la reapertura de las ferias y los galpones de la Rioja y Perón, en Once. En esa reunión acordamos, en cierta forma, que los compañeros puedan trabajar en José León Suárez y las calles transversales siguiendo un protocolo sanitario. Por eso el 15 llevamos una posta de salud para tratar de evitar los contagios, respetando el distanciamiento y ofreciendo permanentemente alcohol en gel.
Gamonal insiste en que la situación de los trabajadores del sector es crítica. “Lo que queremos básicamente es trabajar, por eso le propusimos al Gobierno de la Ciudad que nos otorgue un galpón o algún espacio cercano a la Estación Liniers donde podamos ubicar una feria. Esperamos que nos de una respuesta, porque hace siete meses que no podemos trabajar y ya se nos acabaron los recursos”, explica, y luego agrega “ya habilitaron los shopping ¿Cómo es posible que hasta el momento los compañeros de las distintas ferias de la Ciudad aún no tengan respuesta?”.
Según Gamonal, la intención de los vendedores ambulantes es instalarse en José León Suárez, Ramón Falcón e Ibarrola “para trabajar con protocolos de seguridad sanitaria hasta que haya una respuesta concreta por parte del Gobierno de la Ciudad”. Además de la reunión en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el ámbito de la Ciudad ya han elevado su reclamo ante el Ministerio Público de la Defensa, el de Justicia y Seguridad, el de Espacio Público y el de Desarrollo Humano y Hábitat.
– ¿Qué ocurrió con los comerciantes cuando volvieron a instalarse en José León Suárez? – Estuvimos intentando conversar con ellos, no queremos pelear porque creemos que los trabajadores no tienen que confrontar. No queremos molestar a nadie, si nos tenemos que correr, nos corremos unos metros, para tratar de volver a tener nuestro lugar en el espacio público de la mejor forma y así trabajar en un clima cordial. Tuvimos un solo problema puntual con una comerciante, nada más. Como te digo, nosotros no peleamos entre trabajadores, sabemos que todos la estamos pasando mal, pero hay que entender que el espacio público es un bien de todos y no la extensión de la propiedad privada, nosotros hoy lo disputamos porque nos queda otra opción.
0 Comentarios

No Comment.