Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 24, 2020 1:59 pm
Cosas de Barrio

SANGRE PARA VIVIR

Preocupa la escasez de donantes en el Servicio de Hemoterapia del hospital Santojanni

Las transfusiones de sangre y sus productos ayudan a salvar millones de vidas cada año. Contribuyen a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con una mejor calidad de vida, y posibilitan además la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención maternoinfantil, el embarazo y las respuestas de emergencia a los desastres naturales o aquellos causados por el hombre. En otras palabras: donar sangre salva vidas.

Como se sabe, desde hace años los integrantes del sector de Hemoterapia del hospital Santojanni vienen solicitando la colaboración de los vecinos a través de charlas y campañas en las que explican la importancia sustancial de la donación de sangre. Los resultados de esas campañas se expresaban en la presencia casi permanente de donantes en el hospital. Sin embargo, desde que se desató la pandemia, esa realidad se modificó completamente y la cifra mensual de donantes de sangre se redujo en un 80 por ciento.

Esa cifra se replica en los diversos centros de salud del país, y todo parece indicar que ese porcentaje irá en aumento, porque las enfermedades no se toman descanso y los bancos de sangre tienen un límite.

Por eso, con la intención de revertir esa alarmante tendencia, desde el Santojanni realizaron algunas modificaciones en la dinámica y la operatoria del proceso de extracciones, para que al donante le resulte más sencillo, rápido y seguro el paso por su hospital. No sólo incrementaron las medidas de bioseguridad –con toma de temperatura, utilización de barbijos y alcohol en gel tanto en el personal como en los donantes- sino que además se habilitó un nuevo sector para realizar las extracciones, fuera del edificio principal del hospital y lindero a la capilla, que hasta que se desató la pandemia funcionaba como lugar de encuentro y reuniones del personal sanitario. “La idea es que el donante se acerque con la seguridad de que no va a exponerse a ningún contagio y vuelva a su hogar tranquilo”, explicaron desde el nuevo sector de hemoterapia, al que ahora se accede desde el portón de Patrón y Cafayate.

Las extraccionistas coinciden en que el momento es crítico. “Ahora más que nunca es cuando necesitamos de la solidaridad de todos”, subrayan y enfatizan el llamado “le pedimos a la gente que se acerque a donar sangre y si no pueden hacerlo, que al menos difundan nuestro pedido”. Un cartel ubicado sobre una de las paredes de la recepción, expresa “Acordate: si vas a salir de casa, que sea para salvar vidas”.

En ese sentido, el procedimiento es muy simple. “Estamos dando turnos para todas las personas que puedan venir a donar sangre –explican-. Pueden pedirlo telefónicamente al 4630-5662 o a través de las redes sociales (Donantes Santojanni, en Facebook: o @donantes.santojanni, en Instagram). Una vez acordado el día y el horario, nosotros mismos les mandamos por mail el permiso especial de circulación para que no tengan ningún inconveniente”.

Solidaridad al rojo vivo

Existen dos tipos de donantes, y la diferencia es clave, explica Mariela Segura, una de las integrante del equipo de Hemoterapia del Santojanni. “Por un lado están los donantes de reposición, que son familiares o amigos de aquellas personas que necesitaron una donación de sangre, y donan para reponer al banco de sangre. Y por el otro aparecen los donantes voluntarios, que van a donar porque sienten ganas y ya lo toman como un hábito”. La necesidad de incrementar el número de donantes voluntarios, hoy es imperiosa.

Se puede donar sangre cada dos meses. El tiempo mínimo que debe existir entre cada donación es de ocho semanas. Sin embargo, la ley establece que el número máximo de donaciones al año sea de cinco para el hombre y cuatro para la mujer, ya que debe considerarse su ciclo menstrual.

Con la intención de llegar a la mayor cantidad posible de vecinos, el sector de Hemoterapia del hospital Santojanni, puso en marcha hace unos años la campaña de donación “Necesitamos Héroes”, en la que además derriba ciertos mitos que el común de la gente mantiene sobre la donación de sangre. “La mayor parte de la sangre está constituida por líquido, y ese volumen se recupera dentro de las primeras horas luego de la extracción, mientras que los componentes celulares, se regeneran en unas pocas semanas”, explica Segura.

La tarea concreta de este entusiasta grupo de personas –cuyos integrantes van desde los 23 a los 50 años- es ayudar a que los vecinos conozcan que todos son capaces de donar sangre. “Se puede donar teniendo entre 18 y 65 años de edad y pesando más de 50 kilos, y en el caso de tener tatuajes o piercings, sólo es necesario que haya pasado un año luego de hacerse el último”, puntualiza Segura y agrega que “para donar sangre sólo es necesario haber desayunado, sentirse bien, y presentar un documento con foto”.

La salud y la seguridad del donante son muy importantes, por eso cuando una persona concurre al Santojanni para donar sangre, primero se le realiza un examen físico en el que se le toma la presión, la temperatura, el pulso y la hemoglobina, y se le hace una pequeña entrevista en la cual se le pregunta sobre algunos aspectos importantes a tener en cuenta.

Estadísticas recientes señalan que nueve de cada diez personas necesitarán durante su vida una transfusión de sangre para ellos o para algún familiar. La búsqueda de dadores, especialmente en medio de situaciones críticas, se facilitaría si la donación de sangre comenzara a ser un hábito frecuente. Por eso, la importancia de los donantes voluntarios es superlativa, ya que por cada persona que dona sangre, otras cuatro que la necesitan son ayudadas. De allí el slogan de la campaña “Necesitamos Héroes”, ya que un donante puede salvar la vida de otras personas de la manera más desinteresada que existe y en forma totalmente anónima. “Es un modo muy particular de ser solidario, en donde cada uno pone literalmente su cuerpo para hacerlo”, sintetiza Segura.

La idea es que gente de todas las edades comprenda que es capaz de donar sangre y se anime a ayudar, sin tener en cuenta si la persona que la necesita es un familiar o un desconocido. El circuito es muy simple. Basta con presentarse en el sector de Hemoterapia del Santojanni (Patrón y Cafayate) de lunes a viernes de 7:30 a 11:30 y media hora después la obra de bien estará hecha. Quienes deseen conocer más detalles o evacuar sus dudas, podrán hacerlo a través del Facebook (Donantes Santojanni) o telefónicamente al 4630-5662. Todos podemos ser héroes, sólo hace falta animarse a ayudar.

0 Comentarios

No Comment.