Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
October 24, 2020 2:51 pm
Cosas de Barrio

EL ESTADO LANZÓ EL “OPERATIVO INVIERNO” EN EL SANTUARIO DE SAN CAYETANO

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se acercó a la emblemática parroquia de Liniers para concretar una importante donación a Cáritas

Las bajas temperaturas no son sólo el clima ideal para potenciar las enfermedades respiratorias –entre las que hoy sobresale el coronavirus- sino que además le otorgan el marco más angustiante a quienes no tienen otro refugio que la calle. En ese contexto, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, se acercó en horas de la mañana del miércoles 1° de julio a la parroquia San Cayetano, donde oficializó el lanzamiento del denominado “Operativo Invierno” con el que gobierno nacional apunta a resguardar de las inclemencias del frío a cientos de miles de argentinos que se encuentran en situación de extrema indigencia.

La elección del santuario de Liniers no fue azarosa, ya que San Cayetano es el símbolo más acabado de la caridad y el amor al prójimo. Y aunque este 7 de agosto no se repita la tradicional postal, en la que cientos de miles de fieles se acerquen al templo para renovar sus esperanzas de conseguir trabajo o agradecer por tenerlo, millones de argentinos le implorarán desde sus casas al venerado santo del pan y de trabajo que atiende en Liniers.

Durante la jornada, el ministro Arroyo estuvo acompañado por el director nacional de Cáritas, Luciano Ojea Quintana, quien, junto al párroco de San Cayetano, Alejandro “Toto” Vignale, fueron los encargados de recibir subsidios y elementos de abrigo para las familias o personas en situación de calle o vulnerabilidad, que deban ser atendidas con inmediatez en la emergencia climática. También participaron la secretaria de Abordaje Integral, Alicia Soraire; y el subsecretario de Asistencia Crítica, Gustavo Aguilera.

“En un contexto difícil, estamos reforzando lo que tiene que ver con el Operativo Invierno, para quienes la están pasando mal por la pandemia del Covid-19. A la asistencia alimentaria y social que ya venimos brindando, sumamos una serie de acciones para que desde un Estado presente en el territorio podamos asistir, junto a las provincias, municipios y las organizaciones eclesiales y sociales, a quienes más padecen los efectos del clima adverso”, expresó Arroyo una vez concluido el encuentro y, para poner en claro la dura situación a la que debe hacerle frente desde su cartera, remarcó que “antes de la pandemia había ocho millones de personas en situación de vulnerabilidad, ahora son once millones”.

El funcionario informó además que se firmó un convenio con los clubes de barrio, las iglesias y las empresas recuperadas, para “otorgarles un subsidio que les permita contar con la garrafa social, porque hay once millones de argentinos que están yendo hoy a comedores y merenderos. Es una situación crítica por eso estamos acompañando a quienes se preocupan y colaboran con esta gente”.

El Ministerio de Acción Social realiza el “Operativo Frío” en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación, por eso también se realiza la entrega de barbijos y elementos electrónicos para el control de temperatura. Además, prevé la entrega de camperas, frazadas y estufas provenientes de los decomisos de Aduana y fondos del Ministerio, con el objetivo de mitigar y reducir las consecuencias de la época invernal, para lo que también se suma la entrega de subsidios económicos para la compra de insumos de calefacción del hogar, la asistencia y acompañamiento para los equipos locales y organizaciones sociales; y una campaña de sensibilización sobre los cuidados necesarios en el invierno según grupos de población (adultos mayores, primera infancia, etc.).

Además, se hizo entrega de un fondo de 20 millones de pesos para la compra de insumos destinados a los sectores más vulnerables.

En lo que respecta a las actividades de la emblemática parroquia de Liniers, aunque las puertas del santuario de San Cayetano están cerradas para los fieles, continúa la asistencia a través del comedor comunitario que funciona de lunes a sábado. “Pasamos de entregar 200 viandas a 700 viandas diarias”, graficó el Padre Alejandro, y agregó que “litúrgicamente estamos transmitiendo la santa misa vía Facebook desde el interior del santuario”. Respecto a la situación económica del santuario, remarcó que “actualmente Nación y Ciudad nos dan una mano, al igual que muchos particulares. Pero con la pandemia tuvimos que limitar las distintas dependencias del servicio social gratuito a sólo dos días a la semana, no obstante seguimos tendiéndole nuestra mano solidaria a quien más la necesita”. En ese sentido, recordó que “San Cayetano es sinónimo de caridad, siempre va a estar cerca del que sufre. Y es importante mirar también a la gente grande que está guardada en sus casas y también sufre carencias, por eso también nos ocupamos de ellos”.

Recommended Posts

0 Comentarios

No Comment.