Periódico zonal del Barrio de Liniers para la Comuna 9
January 24, 2021 5:22 am
Cosas de Barrio

CLAUSURAN UNA CLÍNICA DE ABORTOS CLANDESTINOS EN LINIERS

La policía de la Ciudad allanó dos departamentos de Liniers, ubicados en la zona que ocupa la comunidad boliviana, donde se realizaban abortos clandestinos y prácticas odontológicas sin habilitación. Como corolario se dispuso la clausura del lugar y se imputó a una pareja de nacionalidad boliviana, sindicada como la responsable de los establecimientos. Lo más llamativo del caso es que ambos consultorios funcionaban pegados a la Escuela 17 D.E. 20 “Carlos Morel”, de Ibarrola 7249, frente a la terminal de ómnibus local.
Todo comenzó a raíz de una investigación llevada a cabo por la división Delitos contra la Salud de la Policía de la Ciudad, con la intervención de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del Dr. Blas Matías Michienzi. Allí se pudo establecer que en un edificio de Ibarrola al 7200, se estaban llevando a cabo prácticas médicas en forma irregular, poniendo el riesgo la salud pública. Por este motivo, la UFEMA dispuso realizar una inspección integral junto con personal del Ministerio de Salud de la Nación y de la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno porteño, tendiente a determinar el funcionamiento del establecimiento y las condiciones de higiene y seguridad. 
En el operativo, realizado el viernes 13 de marzo último, se comprobó que existían dos departamentos contiguos que funcionaban como clínicas, cada uno con un nombre de fantasía. Uno de ellos difundía sus servicios de “atención médica y ecografías” y el otro se identificaba como consultorio dental. Sin embargo, los inspectores verificaron que ninguno de los consultorios se hallaba habilitado para esos fines.
En el consultorio dental fue encontrada una máquina para tomar placas radiográficas sin las debidas medidas de seguridad, y un laboratorio clandestino utilizado para la confección de implantes, prótesis, ortodoncia y demás tratamientos dentales. Asimismo, en el lugar se hallaron garrafas, tubos de oxigeno, compresores a combustión y material químico inflamable; todo en un edificio lindero a una escuela.
No obstante, la sorpresa de los inspectores fue aún mayor cuando se dirigieron al departamento contiguo, que funcionaba como consultorio médico. Allí se descubrió que tenían preparada una habitación para la realización de abortos clandestinos, en donde se secuestró medicación, instrumental quirúrgico, camillas y demás elementos utilizados para estas prácticas.
Como consecuencia del operativo, la Fiscalía dispuso la clausura de ambos establecimientos y la intervención de la Guardia de Emergencias, para que el personal retirara del lugar todo el material combustible e inflamable. En cuanto a los responsables, un hombre y una mujer -ambos de nacionalidad boliviana- fueron citados a declarar en la sede de la Fiscalía e imputados por infracción al Artículo 79 del Código Contravencional de la Ciudad, que pena el ejercicio ilegal de una actividad profesional.


UN PADRE DENUNCIÓ A SU HIJA POR NO CUMPLIR LA CUARENTENA

El pasado lunes 16 de marzo, la Policía de la Ciudad debió colocar un efectivo de consigna en la puerta de la casa de una vecina de Mataderos, para obligarla a cumplir con el aislamiento preventivo, tras regresar de los Estados Unidos y negarse a acatar ese requisito.
El padre de la implicada, dueño de una carnicería en Mataderos, fue el encargado de denunciar a su propia hija luego de que la joven de 25 años se negara a cumplir la cuarentena en su domicilio de la avenida Emilio Castro 5936, a metros de Larrazábal. Lo más preocupante fue que la mujer, lejos de aislarse, se presentó en el local comercial familiar y tuvo contacto con clientes y empleados al día siguiente de haber arribado de los Estados Unidos.
Ante la consulta con el Juzgado Federal N° 8, a cargo del doctor Marcelo Martínez de Giorgi, y ante la Secretaría N° 15 de la Dra. Verónica Lara, se notificó la desobediencia de la mujer y se dispuso el envío de un móvil policial de la Comisaría Vecinal 9A para que la infractora complete los catorce días de aislamiento.
Respecto a la carnicería del padre, la Justicia dispuso su cierre inmediato y que los empleados permanezcan en cuarentena en sus respectivos domicilios de forma preventiva.

0 Comentarios

No Comment.